SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
🗣¡Queremos que construyas una comunidad con nosotros!🏛 📥El próximo mes lanzaremos nuestro nuevo producto y estamos felices de invitarte a hacer parte esta nueva experiencia.📰 🚥Lo mejor de todo es que es completamente gratis, 🎖sólo tienes que dar click a la imagen y llenar una breve encuesta

PUBLICIDAD

Ganaderos y campesinos fueron conminados a mejorar prácticas productivas para evitar ataques de especies silvestres

Recientemente se realizó una visita de reconocimiento al páramo de Chingaza, cerca al lugar donde hace algunas semanas se produjo el ataque de un oso a un ternero, cuyas imágenes fueron difundidas en redes sociales.


Al encontrar vacas y terneros neonatos andando sin supervisión o contención en zonas donde se detectó la presencia de osos andinos, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) hizo un llamado a los productores pecuarios y campesinos que habitan en zonas cercanas al hábitat del oso andino en el departamento a mejorar sus prácticas productivas y de tenencia de ganado para minimizar el riesgo de encuentros con esta especie silvestre y evitar los ataques.

EL CONCEPTO TÉCNICO

Ante esta situación, Leonardo Martínez, biólogo de la Dirección de Evaluación, Seguimiento y Control Ambiental de la CAR Cundinamarca y quien lideró la inspección, pidió a los productores pecuarios que se encuentran en zonas cercanas a los hábitats de depredadores como el oso, a que tengan un manejo adecuado de sus animales.

“Los invitamos a que mantengan su ganado contenido en potreros, cerca de las viviendas y con cercamientos en buen estado, evitando que caminen libremente por terrenos donde habitan y transitan especies silvestres como el oso andino”, dijo.

Según la Corporación, este tipo de ataques son poco frecuentes en el territorio, y cuando ocurren, son propiciados por un manejo inadecuado de los animales de producción al permitir que deambulen libremente e ingresen a las áreas de reserva, bosques o zonas aledañas a quebradas o riachuelos por donde deambula el oso durante su migración entre páramos.

“Recomendamos también mantener un control sobre los partos o abortos espontáneos que pueda tener el ganado, animales enfermos, heridos o moribundos que atraigan la atención de los osos, que son carroñeros más que cazadores”, recalcó el biólogo de la entidad.

De acuerdo con el funcionario, a la fecha no hay registro de ataques a personas por parte del oso y resaltó que, a pesar de ser una especie curiosa e interesada por explorar su entorno, evita interactuar con el ser humano y se muestra temerosa ante su presencia, huyendo u ocultándose.

“No hay que tener temor a la presencia del oso ya que es un animal muy tranquilo. Sin embargo, recomendamos a quienes lo avisten no interactuar con él, abstenerse de acercarse a abrazarlo o tocarlo y mucho menos agredirlo”, añadió el profesional.

UNA ESPECIE VALIOSA

Según la CAR, el oso de anteojos u oso andino es uno de los mamíferos más grandes que se encuentra en la cordillera de Los Andes y el único úrsido presente en Suramérica.

“Es una especie sombrilla, importante para la conservación y funcionamiento de los ecosistemas donde habita, ya que contribuye a la dispersión de semillas, al nacimiento de nuevas fuentes de alimento para otras especies y a la protección de las fuentes hídricas que abastecen los centros urbanos y rurales de la jurisdicción”, destacó Martínez.

En el territorio CAR el oso se encuentra en los páramos y en el bosque alto andino, por donde migra en búsqueda de alimento recorriendo grandes distancias. Ha sido avistado en la ruralidad de Bogotá y los municipios de La Calera, Guatavita, Sesquilé, Macheta, Pasca, Cabrera y San Bernardo, en áreas aledañas a los páramos de Sumapaz, Chingaza y Rabanal.

La entidad le recordó a la comunidad que esta especie se encuentra protegida por la norma ambiental y penal colombiana por lo que atentar contra ella conlleva sanciones penales y multas.

También reiteró su compromiso en asesorar a los productores en la adopción y mejoramiento de las prácticas productivas y de tenencia de ganado para evitar incurrir en situaciones que pongan en riesgo al oso andino.

Publicar un comentario

0 Comentarios

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES
Somos parte de la Gran Alianza de Verificadores (Redcheq) y contribuimos en la lucha contra la desinformación

DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismo de El Observador Siglo XXI