SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
🗣¡Queremos que construyas una comunidad con nosotros!🏛 📥El próximo mes lanzaremos nuestro nuevo producto y estamos felices de invitarte a hacer parte esta nueva experiencia.📰 🚥Lo mejor de todo es que es completamente gratis, 🎖sólo tienes que dar click a la imagen y llenar una breve encuesta

PUBLICIDAD

Habitantes de Mancilla recibieron respuesta frente a sus inquietudes sobre el mantenimiento y mejoramiento de la vía

La comunidad de la vereda Mancilla recibió respuestas sobre sus inquietudes frente al arreglo de la vía que conduce hacia la inspección de El Vino, en jurisdicción del municipio de La Vega, y quedan a la espera de una reunión formal.


Junto a algunos residentes del sector conocido como el 45 y un integrante de la Veeduría, la presidente de la Junta de Acción Comunal de la Vereda Mancilla, Ximena Rodríguez, recibió al ingeniero Freddy Aguirre, funcionario de la Secretaría de Obras Públicas y al concejal Andrés Izquierdo en inmediaciones de la obra para hablar con el ingeniero residente de la misma. La reunión fue informal, pues la Administración es la supervisora del contrato, pero la entidad contratante es directamente el Instituto Nacional de Vías (INVIAS) y no hubo presencia de la Interventoría que está a cargo de un tercero.

LAS INCONFORMIDADES

La principal inquietud que la comunidad expresó fue sobre el proceso constructivo de las placahuellas que se están levantando, debido a que en algunos de los tramos los residentes de la vereda han identificado zonas inestables, ante lo que pidieron más refuerzos.

Frente a lo anterior, la preocupación es que pasen vehículos pesados y deterioren con más prontitud la vía, teniendo en cuenta el transporte de animales y productos agropecuarios tiene un mayor peso que los vehículos particulares.

Por otro lado, los residentes asistentes indicaron que se encontraban incómodos por los viajes de material que se han dispuesto a un lado de la carretera, lo cual impide en los momentos de mayor congestión vehicular el paso de los automotores.

En este aspecto, la presidente indagó sobre el material que se había sacado y si se iba a reutilizar, teniendo en cuenta que les dijeron desde un principio que no lo iban a reutilizar.

Además de lo anterior, los residentes recordaron que les prometieron conservar el ancho de la vía, pero que veían que en algunos tramos se estaba reduciendo dicho ancho.

De otra parte, Rodríguez cuestionó la falta de paleteras, que son las mujeres que coordinan el paso a un carril en los dos sentidos, teniendo en cuenta que sólo había una en uno de los tramos a intervenir, el cual es el de mayor visibilizad pero se necesitaban más en otros puntos.

En su turno, el integrante de la Veeduría se mostró inconforme con la falta de señalización en diferentes puntos de obras y de disposición de material, de lo cual alertó al considerar que la señalización debe instalarse por norma. “Le llega a pasar algo ahí y el problema es para usted”, señaló el hombre.

A pesar de las inconformidades, la comunidad consideró que dentro de su experiencia con obras anteriores, la actual se está realizando bien a rasgos generales, pero aclararon que su intención es asegurarse “de una vez” que a obra quede lo mejor posible para no tener que recurrir posteriormente a la póliza de garantía o cumplimiento.

RESPUESTAS DEL CONTRATISTA Y LA ALCALDÍA

La Administración y el contratista respondieron una a una las inquietudes de la comunidad, señalando que lo que se estaba realizando iba en concordancia con lo estipulado en los manuales del Invías, que es quien tiene en su inventario esta vía terciaria, y con lo determinado por la Interventoría, lo cual consiste en excavación, ancho de la vía, entre otros aspectos técnicos.

El ingeniero residente de la obra señaló que la inestabilidad del terreno en los tramos señalados por la comunidad es superficial porque el material que tenía la vía no estaba bien compactado, razón por la cual se generaban ondulaciones y hundimientos.

Frente al paso de vehículos pesados, señaló que por norma los vehículos de más de dos ejes no pueden transitar por vías terciarias y frente al material que se ha sacado indicó que, en aras de minimizar gastos, sí se iba a reutilizar e iba a lograr cubrir mayor terreno de la vía. Sin embargo, no todo el material se reutilizará porque no está en condiciones y lo desechado se dispondrá en la escombrera en otro municipio.

El funcionario de la Secretaría de Obras Publicas explicó que en los tramos más complejos se han realizado trabajos adicionales y que a medida de que se ha desarrollado la construcción se han hecho algunas modificaciones, tales como la extensión de los puntos y la disposición de material para cubrir otras necesidades en la vía pero aclaró que se hace lo que más se puede con recursos limitados.

El ejecutor de la obra expresó que el material que se dispone a la orilla de la carretera se debe a que no tienen donde más almacenarlo, por lo que van dejando la cantidad necesaria para cada punto a intervenir y pidieron comprensión a la comunidad por ello. Frente a las paleteras, sostuvo que una de ellas se enfermó y que hacer el reemplazo es un proceso complejo por la documentación ante la interventoría

Una de las mayores dificultades que señaló el contratista ha sido, además de la saturación del suelo, el clima, especificando que las recurrentes lluvias han frenado los trabajos incluso durante días completos, pero que no obstante tienen proyectado finalizar los trabajos el próximo septiembre 8.

El funcionario y el contratista anunciaron que la próxima semana se desarrollaría una reunión formal con la entidad contratante y con la interventoría, ante lo cual la presidente Rodríguez solicitó que se anuncie con tiempo la reunión y se programe a una hora en la que la mayoría de la comunidad pueda estar presente.

Publicar un comentario

0 Comentarios

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES
Somos parte de la Gran Alianza de Verificadores (Redcheq) y contribuimos en la lucha contra la desinformación

DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismo de El Observador Siglo XXI