SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
🗣¡Queremos que construyas una comunidad con nosotros!🏛 📥El próximo mes lanzaremos nuestro nuevo producto y estamos felices de invitarte a hacer parte esta nueva experiencia.📰 🚥Lo mejor de todo es que es completamente gratis, 🎖sólo tienes que dar click a la imagen y llenar una breve encuesta

PUBLICIDAD

Al menos 299 víctimas han dejado 161 casos de violencia policial en lo corrido de 2022

Durante los primeros cuatro meses del año el país ha atravesado una situación pre-electoral y electoral que ha determinado, en parte, la situación de derechos humanos en todo el territorio nacional. Así mismo estos meses han estado atravesados por varias protestas.


En el primero de cuatro reportes que publicará la plataforma Grita de Temblores Ong durante el año 2022, se registraron 67 casos de agresión física, 23 personas heridas, 67 retenciones, 8 casos de violencia sexual, 15 casos de violencia verbal, 9 montajes judiciales y 7 casos de violencia homicida.

LUGARES Y GÉNEROS

En relación a los departamentos donde ocurrieron estos hechos se encontró que en Bogotá se registraron la mayor cantidad de casos con un 44,7 por ciento, seguida por Antioquia con 16,8 por ciento y luego por Santander con 7,5 por ciento.

Esta proporción varía un poco respecto al reporte final emitido en el 2021, donde Valle del Cauca fue el departamento con más casos registrados con un porcentaje del 22,67 por ciento. En cambio, para estos primeros cuatro meses del año, este departamento registra 3,1 por ciento de los casos.

Respecto a la identidad de género de las víctimas o las personas afectadas por estos hechos, se encontró que el 50,5 por ciento fueron hombres, el 19,3 por ciento mujeres, el 0,6 por ciento mujeres trans y el 0,3 por ciento corresponde a personas no binarias. Los hombres son más agredidos por la Policía en espacios públicos como retenes, trabajo informal, protesta. Sin embargo esta proporción cambia cuando se trata de violencias en el espacio privado, como son los hechos de violencia sexual.

Contexto

El contexto en el que se registraron mayor número de casos de violencia policial es en las distintas actividades y usos cotidianos del espacio público con un 35,4 por ciento de los casos.

El informe señala que este porcentaje es preocupante debido a que las víctimas son principalmente personas que necesitan del espacio público ya sea como forma de subsistencia o como escenario para la libertad de expresión y por ende, el espacio público se convierte en un lugar de violencias por parte de la Policía Nacional.

Las principales víctimas son ciudadanías que históricamente han sido perseguidas y violentadas como los trabajadores informales, personas usuarias de sustancias psicoactivas, colectivos comunitarios, y personas en situación de habitancia en calle.

Por otro lado, los escenarios de protesta social son el segundo contexto con más casos con un 23,6 por ciento. Estos acontecimientos de protesta, al ocurrir de forma esporádica pero concentrando altos números de casos, tienden a hacerse más visibles, contribuyendo a la construcción de la narrativa de que la violencia policial ocurre en mayor medida en dichos escenarios.

Mecanismo de agresión

En lo que respecta al mecanismo de agresión, se encontró que la agresión física sin armamento fue el porcentaje más alto con 17,8 por ciento, seguido por armas de letalidad reducida, como gas lacrimógeno, o arma contundente como bolillo, cada una con 7.9 por ciento.

Para temblores es interesante observar que el 37 por ciento de los casos donde se dio una agresión física sin armamento fue en contextos de ocio en el espacio público, seguido por contextos de detención con un 18,5 por ciento, lo que muestra que en escenarios cotidianos la fuerza pública ha recurrido no sólo a su armamento de dotación sino también a agresiones como golpes, patadas, cachetadas, entre otras, como forma de intimidar a la ciudadanía.

Actor agresor

En cuanto a los presuntos actores agresores, la Policía es el mayor presunto responsable con participación exclusiva en 62,7 por ciento de los casos. Además, en un adicional 14,3 por ciento, tiene algún tipo de participación conjunta con otra fuerza del Estado como el Goes, la Sijin y el Esmad, con civiles o con agentes de vigilancia privada.

Estos datos refuerzan lo que s ha venido denunciando desde Temblores ONG, respecto a que la violencia policial no es una práctica que ocurre únicamente en escenarios de protesta social, sino que sucede en gran medida en contextos cotidianos de la vida diaria. Por su parte, el Esmad es el presunto responsable del 14,3 por ciento de los casos, la policía de tránsito del 1,9 por ciento, el Goes del 1,2 por ciento y la policía antinarcóticos del 0,6 por ciento.

TIPO DE VIOLENCIA

Frente a los hechos de violencia sexual que se registraron durante estos primeros 4 meses del año, la plataforma sistematizó un total de 8 casos donde 9 personas fueron víctimas. Todos estos hechos fueron presuntamente cometidos por miembros de la policía.

En cuanto a la identidad de género de las víctimas encontramos que un 22 por ciento fueron mujeres trans, un 33,5 por ciento mujeres, otro 33,5 por ciento hombres y un 11 por ciento personas no binarias. Esto para la ONG es preocupante porque significa que el 66,5 por ciento de las víctimas son personas con cuerpos feminizados o identidades de género disidentes.

Además, no se tienen más reportes de mujeres trans o personas no binarias agredidas con otra forma de violencia, lo cual indica que es mediante la violencia sexual que la fuerza pública busca agredir a personas con sexualidades y géneros disidentes.

En relación al contexto donde sucedieron los hechos, observamos que el 61 por ciento ocurrieron en escenarios de detención, lo que nuevamente reafirma que las estaciones de policía, CAI y vehículos terminan convirtiéndose en escenarios inseguros para las personas retenidas.

Los demás contextos donde ocurrieron estos hechos fueron en el marco de una protesta en el transporte público, trabajo en el espacio público y ocio, cada uno de estos con un 13por ciento.

El 61 por ciento de los casos de violencia sexual ocurrieron en Bogotá, seguida por Santander, Valle del Cauca y Antioquia, con un 13 por ciento respectivamente. Frente a las ocupaciones y caracterización de vulnerabilidad de las víctimas, se encontró que algunas de ellas son migrantes, vendedoras informales o están asociadas a algún tipo de liderazgo social. Así mismo uno de estos casos sucedió al interior de la fuerza pública.

En lo corrido de estos cuatro meses, el día que se reportaron más hechos de violencia policial fue el 28 de abril, con 9 casos. Ese día se conmemoró el aniversario del Paro Nacional de 2021 y se registraron intervenciones violentas, retenciones irregulares, disparos directos y personas heridas en Bogotá, Medellín, Bucaramanga y Madrid, Cundinamarca.

El 28 de enero con 5 casos y el 27 de abril con 4 hacen parte de los 10 días con más casos registrados por Grita. Ambas fechas también están relacionadas con la conmemoración del Paro del 28A de 2021. El primero, correspondiente al noveno mes del Paro y el segundo a la víspera de la conmemoración del aniversario.

Otro elemento que Temblores resalta es que la mayoría de días que entran dentro de los 10 con más casos están asociados a jornadas de protestas, como la marcha feminista del 28 de marzo que fue reprimida en Medellín, y la protesta de los indígenas Embera que estaban asentados en el Parque Nacional en Bogotá, que fue hostigada por el Esmad en abril 6. Estos días de protesta, al presentar más casos, son más visibles a la mirada pública, reforzando posiblemente la narrativa de que la violencia policial ocurre predominantemente en este tipo de escenarios.

Sin embargo, Temblores ONG indicó que, como ha venido mostrando, el abuso y la violencia policial son un entramado de prácticas de carácter sistemático que ocurren en contextos cotidianos como en escenarios de protesta, debido a que responden a un andamiaje estructural que las legitima y reproduce impunemente.

Publicar un comentario

0 Comentarios

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES
Somos parte de la Gran Alianza de Verificadores (Redcheq) y contribuimos en la lucha contra la desinformación

DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismo de El Observador Siglo XXI