El lio de Sauzalito y María Fernanda

Residentes de estos conjuntos se encuentran a la expectativa de lo que ocurra con su situación habitacional.





Sorprendidos y con incertidumbre se encuentran varios residentes de estos Conjuntos Residenciales de Facatativá, que han acudido por su cuenta a la Secretaría de Hacienda a solicitar el recibo de pago de Impuesto Predial. La razón es que al ser solicitado dicho recibo, los residentes han sido informados de que no es posible generarlo, porque para ese sector no está disponible o está bloqueada la generación de cobro. Lo anterior a raíz de que los residentes no pueden pagar el impuesto por cada casa, dado que estarían siendo invasores, pues sus viviendas están construidas sobre lo que desde 2001 y hasta la actualidad es espacio público.

LA HISTORIA
En el año 2008, la constructora Al Futuro S.A empezó a ofrecer soluciones de vivienda tipo apartamento, en unos terrenos al sur del municipio que el ex senador Enrique Juvenal de los Ríos -condenado en 2006 por peculado por apropiación y uno de los ex legisladores pensionados que más dinero recibe por su condición de ex parlamentario- donó al municipio. Esos predios habrían sido apropiados por el intermediario de la entrega -cuyo ahijado haría parte de la actual administración- y los habría vendido a la constructora que a la postre inició un proyecto denominado "María Fernanda",

Para 2008 esta constructora solicitó licencia de construcción y con ello comenzó la venta de este proyecto, con la venia de la Secretaria de Desarrollo Urbanístico y Ordenamiento Territorial, dirigida en ese entonces por el arquitecto Pablo Emilio Malo García, hoy alcalde de Facatativá. En este sentido el mismo Malo profirió una segunda resolución en 2010 a favor de la construcción de este mismo proyecto.

Así mismo sucedió en el año 2013 y siguientes, cuando los Secretarios de entonces -Ómar Casallas y Fernando Pulido- aprobaron licencia para la ejecución de obra de Sauzalito por parte de la misma constructora. 

La zona en la que se encuentra ubicado el proyecto, de 5 etapas que comprenden cerca de 264 viviendas es, según el Plan de Ordenamiento Teritorial (POT) vigente, un parque, según concepto del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) -que es quien determina las nomenclaturas para el pago del Predial- e igualmente está afectado por la CAR, por lo que el terreno, por ser público, no se podía entregar a un privado y menos aprobar una licencia para construir un plan de vivienda, menos cuando por el sector se había proyectado la prolongación de la carrera 4 sur.

Con la construcción de Sauzalito se habría invadido el espacio público, que en este caso se trata de un parque que garantizaba los 15 metros de espacio público a los que tiene una persona y que solucionaban la necesidad del sector en este sentido para los habitantes de Los Monarcas y los barrios aledaños, en esa zona de la localidad.

La pregunta para el hoy burgomaestre Malo sería si él sabía que esa zona está considerada espacio público. El mismo hecho de ser facatativeño sugeriría que el arquitecto conoce los usos de suelo de su municipio de origen y residencia, más si desde antes de aprobar la licencia, fue funcionario público con igual clase de funciones.

Sin embargo para ese cuatrienio (2008 - 2011), surgió la idea de hacer un nuevo POT. El alcalde de entonces, Óscar Hernán Sánchez León -hoy Representante a la Cámara-, determinó que antes de entregar su cuatrienio entregaría un nuevo POT, que fue demandado y posteriormente tumbado por la Justicia. Este plan dejaba un casco urbano prácticamente de cemento, pocas zonas verdes y parques insuficientes para el sano esparcimiento de la población, en contra vía de la norma que estipula los 15 metros de espacio público por persona en relación con la densidad demográfica -que ya es sabido es mucha para la oferta de servicios públicos-. 

Así lo muestra este gráfico comparativo entre las áreas verdes determinadas en el POT de 2001 y el de 2010, cuyas zonas verdes que son varias ya desaparecen para darle vida a proyectos de vivienda. (Zonas de color verde en gráfico POT 2001 corresponden a parques o espacio público, en donde se están llevando a cabo proyectos similares)


Además de eso, se ha dicho que -y fue tema de debate en los comicios pasados- no era necesario hacer un nuevo POT, pues el que se encuentra vigente no se ha ejecutado siquiera en el 50% y su revisión se visionó para el cuatrienio anterior, cosa que no se logró en el gobierno Buitrago.

LOS LÍOS DE SAUZALITO
El pasado sábado 20 de Febrero, Andrea Carolina Triana Leal, administradora de Sauzalito, citó extraordinariamente y de manera informal a a los residentes del conjunto para aclararles algunas dudas, entre ellas la del Impuesto Predial. Ese día, la administradora informó a los asistentes a la reunión que no había necesidad de ir por el recibo de pago, pues llegaba un recibo por todos, así que ella se encargaría de dividir y avisarles de a cuánto les tocaba pagar a cada uno.




La figura extrañó a más de uno, pero solo unos cuantos estaban cerca de la verdad, que les ha sido tan esquiva y que ha generado discordia entre vecinos a tal punto que hay unos que han sido estigmatizados y señalados de violentos por Triana Leal, a través de una circular publicada en la puerta del conjunto. Esto ha generado la división al interior de Sauzalito en dos bandos: quienes están a favor de la administradora y le creen a ella y los que no, estos últimos estigmatizados y señalados.

Hace poco menos de un año se escogió un nuevo Consejo de Administración, después de una fuerte puja por realizar la Asamblea de Copropietarios, que según los estatutos solo puede ser convocada por la administración. Este nuevo Consejo llamó a rendir informe a la administradora, que no se ha mostrado dispuesta a permitir un control fiscal efectivo y que poco se encuentra en el conjunto dado que reside en Bogotá.

El Observador intentó comunicarse con la administradora, pero no contestó. El número que  da se encuentra publicado en la circular en la cual señala de manera negativa a varios vecinos, identificando su número de vivienda y sus nombres. A su turno los residentes señalados han expresado que la administradora miente y que no asume que ella lanzó agresiones, pues por poco termina en gresca la reunión de febrero 20.


Triana Leal es la administradora no sólo de Sauzalito, sino además de María Fernanda y ha estado al frente de la administración de estos dos conjuntos desde el inicio de estos. Fue designada por la constructora y para que ella pueda dejar el cargo, o mejor dicho los residentes puedan designar un nuevo administrador, es necesario que el 51% de cada proyecto se encuentre vendido. Según fuentes ligadas al proyecto y consultadas por El Observador, en Sauzalito se han construido y vendido las dos primeras etapas, mientras que la tercera etapa -con la que se superaría el 51% requerido- ya se habría terminado de construir, pero al parecer aún no se ha vendido el porcentaje necesario para completar dicho 51%.

Otra de las inquietudes de los residentes que se encuentran al tanto de la situación, es que justo debajo de la zona donde está ubicado el parqueadero se encuentra instalado un Interconector de de Aguas Residuales Principal, que según la ley, obliga a que deben respetarse 17 metros a lado y lado del Interconector. Así lo afirmaron a residentes del Conjunto 2 arquitectos y un ingeniero, con los que se consultaron mapas.


Las alternativas que existirían ante esta situación es que, en primer lugar, o los propietarios residentes podrían perder el parqueadero, o en segundo lugar que entre todos reúnan un dinero de manera periódica para responder por los gastos que conlleve mantener mencionado Interconector atravesando el proyecto, de terminar siendo los dueños del terreno.

Por otra parte, al ser prácticamente la misma constructora la responsable de los dos proyectos, que se llevan a cabo en un mismo terreno, han querido englobar los dos proyectos (Sauzalito y María Fernanda).

EL LIO DE MARÍA FERNANDA
El 20 de enero de este año, propietarios de estas torres de apartamentos se quejaron ante la administración actual, porque estaban instalando rejas alrededor de las torres, cosa que a ellos no les informaron. Con el cerramiento de estos apartamentos los residentes tendrían que pagar la respectiva cuota de administración -al igual que los residentes de Sauzalito-.

Lo anterior en razón a que María Fernanda, hace poco cambió el nombre a Sauzalito para poder englobar los proyectos, y eso implica que el antiguo María Fernanda debe ser cerrado y pintado como Sauzalito, además de ser cerrado en rejas.

En la Alcaldía no les brindaron una solución efectiva, tan solo les dijeron que estudiarían el caso, según palabras de Malo.


UN REPRESENTANTE LEGAL CON UN PASADO NO TAN CLARO
Mauricio Pinzón Alameda quien figura como Representante Legal de Constructora Al Futuro S.A y Orbe Promotora LTDA, firmas participantes en la ejecución de los proyectos, se ha visto involucrado en dos líos de tipo jurídico. 

El 16 de noviembre de 2000, la Sección Tercera de la Sala administrativa del Consejo de Estado ordenó al entonces alcalde de Soacha, Wilson Cabra y a su Secretario de Planeación exigir al señor Pinzón Alameda -quien para ese momento era Representante Legal de Constructora de Vivienda Básica LTDA- "realice todas las obras de infraestructura necesarias en la urbanización CONVIVA I Etapa. (sic) Municipio de Soacha, para así darle una solución definitiva a los agrietamientos, filtraciones de agua, sedimentación de terreno, nivelación de terreno y demás fallas en la construcción, en respeto a la seguridad y en prevención a desastres que han sido previsibles técnicamente, según se demuestra"

Al mismo tiempo la sentencia ordena "Realizar inventario y exigir la entrega de las zonas de cesión, zonas verdes y bienes de uso publico (sic) que ordena la ley por parte del constructor MAURICIO PINZON ALAMEDA en la urbanización CONVIVA I Etapa, Municipio de Soacha".

Por su parte el 17 de marzo de 2011, la Subsección A de la Sección Tercera del Tribunal Administrativo de Cundinamarca declaró infundadas acusaciones de Pinzón, representante Legal de Orbe Promotora Inmobiliaria Ltda. y Aliva Stump de Colombia Ltda, contra el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) en Bogotá, pues Pinzón aducía incumplimiento de contrato. El caso fue archivado.

EXPECTATIVAS DE LOS RESIDENTES
Los residentes guardan la esperanza de que sea respetado el derecho adquirido que puedan tener ellos sobre las tierras donde se encuentran ubicadas sus viviendas. Así mismo, algunos han afirmado tener algún temor de que en caso de fuertes lluvias se inunde el sector y de paso sus viviendas, a pesar de que efectivamente se vendrían respetando los 30 metros de ronda de río. 

Existe preocupación por parte de los habitantes de estos conjuntos, cuyo sector podría estar siendo re estratificado y pasarían de estrato 2 a 4.

También hay incertidumbre por algunos compradores que compraron un inmueble y no les habría sido entregado. Por el momento esto hace parte de las indagaciones del expediente que se lleva en un juzgado.

Por otro lado la expectativa también la genera lo que pueda suceder con el hoy alcalde de Facatativá, quien siendo funcionario público aprobó licencia para construir en donde no se debía, incurriendo posiblemente en prevaricato por acción.

Solo queda la pregunta de si será ésta la punta del Iceberg de una entrega sistemática de espacio público a privados. 

Publicar un comentario

0 Comentarios