PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Tamales de la abuela

PUBLICIDAD

"Estamos descertificados por la superintendencia": Orlando Castro

Orlando Castro Rojas, gerente de la EAF.
Foto: Mutantes.tv

Así lo dio a conocer hoy el gerente de la Empresa Aguas de Facatativá, Orlando Castro, al finalizar la ceremonia en la que se renovó la Certificación de Calidad ICONTEC en la norma ISO 9001:2008 Y NTC GP 1000:2009, esta última una especie de espejo de la ISO, pero con enfoque a empresas públicas. 

En el nuevo auditorio de la EAF -bautizado Pedro Garzón en homenaje póstumo a uno de los trabajadores más comprometidos de la empresa-, Carlos Fernando Bahamón, Director Regional Centro y Suroriente de ICONTEC, entregó al gerente Castro el documento por el cual se recertifica a la empresa en términos de procesos internos administrativos, mas no operativos ni ambientales. "Estas son certificaciones voluntarias, no obligatorias. El Estado exige a sus empresas que tengan implementado el sistema de gestión bajo esta norma. Cuando una empresa decide certificarlo es porque quiere generarle confianza a los usuarios cuidando de que se están haciendo las cosas bien", afirmó Bahamón, quien a su vez señaló que cada año "se hace una auditoría muy estricta para que la recertificación -segunda para la EAF-, se haga cada tercer año".

Carlos Bahamón y Orlando Castro en la entrega del documento de recertificación.
Foto: Alcaldía de Facatativá

Por su parte el gerente Castro indicó que la recertificación es importante para ellos porque "es una empresa pública con 16 procesos y procedimientos, que son estándares de calidad, con el fin de tener documentado y saber cómo atender los requeriemientos de los usuarios con el servicio público domiciliario. Las instalaciones de la empresa se nos están haciendo pequeños porque hemos crecido y gracias a nuestros trabajadores logramos la recertificación de hoy".

Sin embargo y a pesar de esta recertificación, la empresa no pasa por un buen momento. Además de que corre una investigación por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos y la alerta roja, que aún no se levanta, el gerente anunció que "hay una sanción o descertificación al municipio por el tema de la no aplicación real a los aportes comerciales, la tarifa de acueducto y alcaltarillado. Esto trae una connotación un poco lamentable para el municipio y para la empresa, porque no va a ser directamente el municipio, el que trasfiera recursos del sistema general de participaciones, sino ya como nos descertificaron en agua potable, entonces nosotros tenemos que ir a segunda instancia, con el gobernador, con quien hemos tenido acercamientos y hemos enviado oficios a los entes de control para que nos recertifiquen en agua potable y sanemiento básico, porque así recibimos la empresa".

EL NUEVO AUDITORIO "PEDRO GARZÓN"
Pedro Garzón era un gordito bonachón, funcionario de la EAF y casualmente el padre de un reconocido cultor de un colegio de Facatativá -también bonachón, pero calvo, barbado y mas bien delgado-, que se esforzó por hacer sentir su ausencia. En la empresa, a la cual llegó en los años 90, lo recuerdan por ser quien entregaba un dulce cada viernes  a sus compañeros, por su carácter, su alegría y su gran vocación de servicio.

Carlos Bahamón y Orlando Castro, en el corte de la cinta.
Foto: Alcaldía de Facatativá




"Es una persona noble que daba todo lo que tenía para sus semejantes, a sus compañeros de trabajo; a todos y cada uno de la empresa nos marcó la vida", señalo el gerente Castro. En el homenaje que se le hizo, se leyó un escrito redactado que cuenta las cosas aquí escritas, entre otras. También en la ceremonia se leyó la historia de la empresa y se entregaron reconocimientos a los trabajadores comprometidos y colaboradores.

Publicar un comentario

0 Comentarios