La verdad de la marcha contra Parody


En el edificio de la Secretaria de Educación de Facatativá, se dieron cita cerca de 200 facatativeños para expresar su inconformismo con la iniciativa de la Ministra de Educación, Gina Parody, quien pretende fomentar la ideología de género en las escuelas primarias y de bachillerato.

Líderes políticos y sociales, instituciones educativas públicas y privadas e iglesias cristianas, fueron la principal integración de los marchantes del día de ayer en Facatativá. A las 3 de la tarde, el área verde del edificio de Educación contaba con el liderazgo del concejal Uribista de Facatativá, quien con megáfono en mano fue construyendo las arengas con el público.


Cerca de una hora después, los marchantes se dirigieron a la plaza principal, tomando para esto la calle 5 hasta llegar al coliseo, donde desviaron hacia la calle sexta, por donde caminaron lanzando arengas y acompañándose de bombos. Esta marcha solicitó la renuncia de Gina Parody a la cartera de Educación.

La discusión se centra básicamente en la lucha entre la moral tradicional y el marxismo cultural, una tendencia que ha tomado fuerza en la sociedad moderna, y que inició con la caída del gobierno religioso gracias a la revolución francesa de la ilustración y que se empezó a desarrollar aceleradamente con el avance tecnológico, que se viene presentando desde la segunda guerra mundial, que masifica la contracultura.

Esta forma contracultural de vida, sostiene un relativismo moral, que define metapedia.com como algo que "en la negación de verdades y valores universales". De él derivan el "todo vale, con mi cuerpo hago lo que quiero, mientras no me afecte me da igual...". La base de esta contracultura es la ruptura de la familia -gracias a los nuevos modelos de vida promovidos por los famosos- y sus lazos, que ha permitido que a través de las artes, los videojuegos, los medios masivos y las malas compañías. se eduque a las nuevas generaciones.
Propaganda marxista cultural vista en Gijón (España), en 2008.

Esta contracultura es un fenómeno mundial y tiene una visión de mayor alcance. Fue polémica en New York, que se pretenda que los niños desde la escuela se identifiquen en su genero, entrando al baño en el que crean sentirse cómodos. Esta iniciativa la defendió en La W, Ophelia Pastrana -descendiente del ex presidente Pastrana-, quien a los 31 años decidió, fisicamente pasar de ser hombre a mujer, pero que luego de tener experiencias con hombres decidió seguir con su gusto -ya transformada- por las mujeres.

La Mineducación es una abierta defensora de la comunidad LGTBI por ser parte de ella y la agenda gay es promovida a nivel mundial por los países desarrollados, que condicionan la cooperación internacional a la aplicación de algunas políticas, no solo económicas y que condicionan la entrada y salida a bloques económicos si ellas no se aplican. De invadir con la contracultura se encargan ellos, para crear las condiciones para aplicar nuevas políticas. Sin embargo otros políticos encarnan la defensa de la moral y aprovechan el cuarto de hora haciendo protagonismo.

En Colombia ayer se defendió la familia, y su concepción natural; la función reproductiva del sexo sobre la placentera -género-, y la preservación de los valores ante la destrucción del modelo de valores y principios que han sido inculcados a los colombianos. Ayer muchos manifestantes firmaron unas planillas, en las que se muestran de acuerdo con que el hecho de que el modelo machista haya causado daño, no es razón para destruir los valores.

Publicar un comentario

0 Comentarios