PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Tamales de la abuela

PUBLICIDAD

Las disculpas del alcalde Malo

En la mañana de hoy la comunidad educativa de la I.E.M Juan XXIII sostuvieron una charla con la administración local. Los alumnos se sostuvieron en su inconformismo plasmado en redes sociales y comentaron otros hallazgos, pero aceptaron las excusas de la administración local, que asumió compromisos.

FOTOS: CORTESÍA WWW.RODRIGOAVILATV.COM


En la sala de juntas de la Empresa Aguas de Facatativá (EAF), la pareja de estudiantes, acompañados de sus padres y del rector de la institución, escucharon al licenciado Héctor Gutiérrez, secretario de Educación, a Ricardo Montaño, secretario de Desarrollo Agropecuario y Medio Ambiente y al alcalde Pablo Emilio Malo García.

El primero en hablar fue el secretario Montaño, quien repitió a los presentes lo dicho a los medios de comunicación, en relación a los compromisos que se asumieron con el el rector García, y de su parte ofreciendo la reiterada disculpa. Le siguió el secretario Gutiérrez, quien destacó el liderazgo de los jóvenes sobretodo como veedores, y reflexionó que es valioso no sólo para este tipo de cosas, sino también participando más allá, recordando que ese empoderamiento genera responsabilidades. Resaltó el acompañamiento de los padres.

El rector se unió a las palabras de Montaño, agregando que no es la primera vez que este evento se realiza en este espacio y los traumatismos son normales, que las aulas estaban limpias a excepción de las áreas verdes y algunos pasillos y a pesar de ello las clases se pudieron desarrollar pero que era cuestión de paciencia y de darle tiempo al tiempo. resaltó que se mostró compromiso con el aseo y por lo mismo solicitó a los alumnos reciprocidad en información.


A su turno la madre de la estudiante defendió la posición de su hija y contó que le reflexionó sobre la forma en que lo había hecho. Señaló que como mujer rural agradece por la actividad, que hubiera sido pertinente o hacerla en el polideportivo de Santa Marta -donde se hizo el año pasado y amaneció limpio- o hacer la aclaración a estudiantes. 

Contó la acudiente que algunos de sus vecinos -cuyos hijos estudian tambien en la Juan XXIII- pensaron, primero que no habría clase al día siguiente y luego que recogerían la basura ese día. La madre de la alumna se preguntó que si se podía hacer eventos de consumo de licor en la institución pero fue tranquilizada en ese aspecto por Montaño, a quien felicitó y se mostró con más ganas de eventos y con más impacto sobre la identidad campesina.

El alcalde concluyó en la reunión que si bien es cierto que se planeó la actividad, se solicitaron y concedieron los permisos, era necesario reconocer que hubo fallas a pesar de la intención de rescatar los valores campesinos en Facatativá. Sostuvo además el burgomaestre que el evento fue bueno porque, aunque tuvo ese "único lunar", no se realizaba un homenaje a los campesinos de esa manera desde hacía 9 años.

El mandatario local recordó que en 7 meses han hecho actividades diferentes, que para este evento no se prestó un lugar en el Alto de Córdoba e identificó que no se cuenta con un escenario para grandes eventos. Aconsejó a los alumnos que no se dejaran influenciar de los mayores para parar clases.



Sin embargo los alumnos se mantuvieron en su posición reflejada en el video, aunque reconocieron que el tono no fue el mejor. Cuestionaron que no les informaran a ellos sobre el acuerdo que hizo la alcaldía con la institución, que se hiciera aseo a las 7 de la mañana en las áreas verdes que, además de basura, estaban hediondas a lechona y licor, lo que a muchos estudiantes les producía náuseas. El olor les impedía prestar atención. 

Los alumnos ya habían previsto que esto sucedería cuando se enteraron por medio de los comunales de la realización del evento, pero un docente los tranquilizó, diciéndoles que el colegio amanecería limpio, que a eso de las 4 de la mañana harían el aseo para que a la hora de la entrada estuviera listo, sin embargo cuando el domingo, luego de llegar de presentar las pruebas Saber 11, vieron la magnitud del evento y se preguntaron si sería cierto lo dicho por el profesor.

Efectivamente y como lo mostró el video, encontraron daños y bochornosos detalles, tales como fue la descornada de un cabro -la cual pagó un docente- que al parecer estaba borracho, el hematoma causado a un canguro. Algunos pasillos estaban vomitados, en ellos encontraron condones y toallas higiénicas. Contaron los alumnos que el rector llegó sobre las 10 de la mañana y no les hizo ninguna claridad del evento en el que ellos no participaron y sí tuvieron que aguantar. 

Llamaron la atención los educandos sobre el letrero de Néctar que estaba ubicado a la entrada del colegio, y así mismo pidieron respeto, pues se señalaron autónomos y sin influencia de nadie para hacer lo hecho en la institución, pues lo que ellos reflexionaron es que no podían estudiar en un contexto con tales condiciones sanitarias, donde los más pequeños quisieron jugar y se les impidió por higiene.

Mencionaron también división en la comunidad educativa frente a esto, sin embargo asumieron la responsabilidad de la denuncia -que no pensaron generaría tanta polémica-, y firmemente aclararon que fue iniciativa de ellos, que no habían sido influenciados por nadie pues docentes si procuraron tranquilizarlos, pero al mismo tiempo subrayaron que su intención no era política, sino de incorformismo que vieron en estudiantes y docentes.

"Yo lo venía diciendo y siempre lo he dicho: que cuando uno se equivoca tiene que reconocerlo. Eso es parte de la vida pública; es muy difícil que los funcionarios o la gente reconozca que hay un error y hay que hacerlo y lo hice cuando salió lo del video y hoy lo reafirmamos, llamando a los afectados y les ofrecimos disculpas", sostuvo el alcalde en rueda de prensa y agregó que el compromiso es que no se cometerán más errores y se trabajará por impactar en la menor medida de lo posible, los aspectos negativos.

Publicar un comentario

0 Comentarios