Facatativá, a punto de una emergencia ambiental


Así quedó demostrado ayer en el Auditorio de la Cámara de Comercio de Facatativá, en donde el alcalde Malo, junto a sus Secretarios de urbanismo y ordenamiento Territorial y Desarrollo agropecuario y medio ambiente, el director de la CAR, expusieron problemáticas y acciones efectuadas y proyectadas a raíz de la sentencia del Río Bogotá, del cual Facatativà hace parte de la ronda.

Luego de dos horas de exposición de lar Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) y de la exposición del Secretario de Desarrollo Agropecuario y Medio Ambiente, la veedurìa y varios integrantes de la comunidad reflejaron la gran crisis por la que empieza a atravesar el municipio en materia ambiental.

El gobierno Malo sostuvo que en el Plan de Desarrollo se ha trazado la proyección de una política de protección de medio ambiente, donde se contempla ejecutar un programa de incentivos para la protección de zonas prioritarias identificadas en los distintos nacederos de agua en las zonas altas del municipio, y gestiones que mitiguen el impacto ambiental del municipio con las Plantas de Tratamiento de Aguas residuales (PTAR).

Pero a pesar de la puesta en marcha de proyectos de reforestación, la optimización de los servicios de recolección de residuos, la mejora en las labores de limpieza y mantenimiento llevadas a cabo por la Empresa Aguas de Facatativá y el compromiso por la dignificación del oficio del recuperador, que informò el Secretario de Desarrollo Agropecuario y Medio Ambiente, Ricardo Alfonso Montaño Calderón, la comunidad expuso distintas situaciones con las que alertaron sobre una posible crisis.

¿FACATATIVÁ, UNA CAJA DE PANDORA?
Para iniciar comentó la comunidad que el Salón Comunal del Barrio Pensilvania se encuentra ubicado sobre una quebrada, que Ecopetrol algunos kilómetros arriba. Tambièn comentaron el gran daño que se le hizo al municipio al permitir la construcción de vivienda por parte de Amarilo, cuyo proyecto se aprobó en el terreno sobre lo que fue el primer acueducto de Facatativá.

También se denunció que las quebradas Guapucha y Resbalón, y el río Botello, se encuentran perdidas. Guapucha está siendo invadida, Resbalón está seca, al igual que el río Botello, en el que además continúan botando desechos y aguas residuales.
Foto: Archivo www.rodrigoavilatv.com

La zona veredal no se salva. En Tierra Grata se ha tenido que empezar a recurrir a los pozos profundos y Santa Martha es el sector veredal más contaminado de Facatativá, pues se ha regado la tierra con agua contaminada, lo que a su vez la ha contaminado. Las fallas ambientales en este sector están produciendo minusvalía en los predios. Las floras y las freseras son las que más impacto le generan a la afectación de la cuenca.

En el Auditorio de la Cámara de Comercio de Facatativá la comunidad sostuvo que nio siquiera la veedurìa cuenta con el apoyo logístico de la administración, que es muy dificil hablar con el alcalde Malo, al cual Raúl Martinez -dueño del Colegio San Agustín- le exigió al burgomaestre, frente a los alumnos de su institución, que se pusiera las pilas, pues según Martínez "no se puede modificar el componente urbano del POT, hasta que no se recuperen los ríos y las quebradas". Además el dueño del colegio instó al grupo de trabajo del alcalde a acompañar a Malo, no a defender lo que no tienen que defender.

Sin lugar a dudas la responsabilidad también recae en la CAR, que por lo denunciado por la comunidad no ha actuado efectivamente para contrarestar los impactos ambientales de la vida humana y del desarrollo armónicamente sostenible en materia ambiental en Facatativá, pues también se denunció que el ente ha sido permisivo.

La red actual de alcantarillado no ha sido modernizada, las PTAR no están en óptimo funcionamiento, la situación del agua es delicada, la cultura sobre el cuidado del medio ambiente no se promueve, y la situación denunciada por la comunidad demuestra bajos resultados del trabajo. ¿Se está en mora de declarar una emergencia ambiental?

Publicar un comentario

0 Comentarios