Niños vulneraron seguridad del Éxito en Facatativá


Foto: http://www.contein.com.co/sites/default/files/styles/800_500/public/proyectos/galeria/Imagen8.jpg?itok=ADvA2o0l

A la Oficina de  Infancia y Adolescencia de Facatativá llegaron dos hermanos menores de edad, conducidos por una patrulla de policía que fue alertada del repetido hurto de los menores en el establecimiento.

Los niños llegaron ayer cerca del medio día juntos a repetir el acto de llevarse unos carros de juguete con los que posteriormente jugarían. La seguridad del establecimiento ya se había percatado de la situación la noche anterior al revisar las cámaras y, luego de que los vieron ingresar nuevamente en el día de ayer, por las cámaras les hicieron el seguimiento y los descubrieron en flagrancia. Como estos supermercados están directamente conectados a la estación, la llegada de la patrulla con el aviso fue inmediata.

Según narró el representante del Éxito -un empleado con la potestad de denunciar a nombre del establecimiento-, los niños habían ingresado a lo mismo el día anterior. Lo hurtado asciende a cerca de $ 115 000, que corresponde a 21 carros de Marca Hot Wheels, lo cuales hurtaban sacándolos del empaque. El almacén había podido llamar a los padres de los menores para que pagaran el doble del valor de o hurtado sin llevarse los elementos hurtados-los cuales están asegurados y por lo tanto con la denuncia del hurto habrían sido repuestos por la aseguradora-, pero prefirieron que los menores llegaran a la oficina de Infancia.

Los menores de 9 y 12 años son hijos de una mujer trabajadora del agro local. El mayor es hijo de un bazuquero -como lo relató la madre- "de quien me enamoré y como quería dárlemas de mucho porque era caribonito, entonces caí y tan solo me lo aguanté durante los 9 meses del embarazo", relató entre lágrimas, mientras agregaba que éste estaba a cargo de la abuela dado que desde que nació, el ICBF detectó que estaba en riesgo y la única alternativa, además de que lo llevaran, era que se quedara con la abuela que vive en Bogotá y se encontraba en condiciones de mantenerlo.

A pesar de lo anterior, el menor también es hijo del mismo padre del hijo mayor pero sí ha convivido con la madre toda la vida. Los hermanos viven juntos desde hace 6 meses cuando el mayor llegó a Facatativá y este último al parecer ha sido testigo de violencia familiar, la cual la madre alcanzó a enunciar cuando dijo que la ha llegado a agredir y ella no puede si quiera defenderse, dado que la amenaza con llamar al Bienestar Familiar y denunciar que lo agrede. Sin embargo la Policía sostuvo que esto en en casos extremos que dejan grandes secuelas.

El niño mayor fue el autor intelectual y material hecho, y confesó que lo había hecho porque, a diferencia de él, su hermano no tenía juguetes. Los niños pasaron la noche en el hogar de paso -dado que por ser menores de 14 no pueden ser judicializados- y en la mañana de hoy se han adelantado las diligencias correspondientes en el ICBF. Una de las fuentes consultadas por este medio sostuvo que estos casos no son continuos, pero que se presentan en menores al que no se les presta atención y cuidado suficiente.

Publicar un comentario

0 Comentarios