En Facatativá se lanzó el libro "Los Grillo, mártires de la Independencia en 1816"


Hombres y mujeres de todas las edades asistieron a lanzamiento del libro "Los Grillo, mártires de la Independencia en 1816", que se realizó en la Casa de la Cultura "Abelardo Forero Benavides" la noche del viernes 30 de septiembre.


Un trabajo investigativo del historiador bogotano Luís Guillermo Valencia de cerca de un año terminó, por pedido de uno de los descendientes de los mártires, condensado en un libro de 105 páginas que relata los sucesos históricos precedentes y posteriores a la ejecución de Mariano y su hijo Joaquín Grillo, un 31 de agosto hace 200 años.

En el evento el autor del libro relató algunas de sus vivencias en la experiencia de lograr esta obra, que contó con el apoyo de uno de los descendientes directos de los mártires. Además el autor recordó que un descendiente de los Grillo, fue alcalde de Facatativá y que los Grillo son meramente mártires, mas no héroes ni próceres, dado que fueron "testigos" -en el contexto bíblico de la palabra- de la causa siendo asesinados.

El libro inicialmente cuenta la genealogía ascendente de Mariano Grillo, buscando la llegada de su primer pariente ascendente al continente americano; dos posibles parientes fueron encontrados. Además de contar con el patrimonio con el que contaba Mariano, que tuvo dos esposas pero solo tuvo hijos con la segunda, la cual le dio 11 descendientes. 

Luego el libro relata sucesos en el contexto del proceso independentista en el que estuvieron ligados los Grillo, tal como el grito de independencia de Julio 20 de 1810 -en cuya acta de independencia o revolución del día siguiente figuran sus firmas junto a 175 más-, con el que contribuyeron económica y militarmente, por lo que fueron tenidos en cuenta en el Martirologio del Pacificador Morillo que llegó con cerca de 15 000 hombres a América y contempló un Consejo de Guerra, uno de Purificación y otro de Secuestro.

Frente a lo anterior el historiador cuenta que Mariano y Joaquín fueron capturados en Facatativá, lugar en el que residían, llevados al Colegio del Rosario en Santafe -que funcionó como cárcel entre 1816 y 1817-, y luego traídos nuevamente a la localidad con el fin de darles muerte frente a los pobladores para que escarmentaran y olvidaran las ideas patriotas en albores de la República.

Según una de las fuentes del autor relata que cuando iban a sentarse en el banquillo, Mariano limpió con su pañuelo el taburete para que su hijo se sentara, ya que sería el primero en ser asesinado y que no murió con los disparos, por lo que fue últimado a machete sin oírsele un solo quejido. Posteriormente le llagó el turno al padre, quien también fue dado muerto por las armas, luego de haber sobrevivido en años anteriores a un accidente que casi le quita la vida. 

La gran verdad que saca a la luz este libro es que los mártires no fueron sepultados en una fosa común como se afirmó en una crónica, sino que se encontró en la diócesis de Facatativá un documento de defunción en el que un cura evidencia la cristiana sepultura de estos, luego de su ejecución.

Ya por último el libro relata los homenajes que se han hecho, comenzando con el de 1850 que se levantó como obelisco en la Plaza de Los Mártires en Bogotá y donde se inscriben los nombres con su fecha de ejecución en una de las placas. Luego se replicó en Facatativá.

A este evento, en el que fue anfitriona Sandra Milena Correales Ortiz, secretaria de Cultura y Juventud, asistieron integrantes del centro de historia de, Patricia Triviño, directora del Instituto Departamental de Cultura y Turismo -IDECUT-, algunos concejales, amantes de las letras y la historia, estudiantes de las diferentes escuelas de formación entre ellas la de Cuerdas Frotadas que deleitó al público con dos piezas musicales.

FOTOS: ALCALDÍA DE FACATATIVÁ

Publicar un comentario

0 Comentarios