PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Tamales de la abuela

PUBLICIDAD

Noroccidente de Cundinamarca no tendrá servicio de energía el día de mañana



Con una inversión de $120 millones y la participación de 100 personas Codensa realizará la intervención de mantenimiento más grandes de los últimos 10 años en la línea Balsillas-Facatativá-Villeta y en las subestaciones asociadas, con lo que se busca darle mayor estabilidad y confiabilidad al sistema de energía de todo el noroccidente del departamento, beneficiando a cerca de 85 mil clientes. El corte durará cerca de 13 horas.


Los trabajos incluyen el mantenimiento  tanto preventivo como correctivo, de la subestación Balsillas en Mosquera, Terrazas en Villeta y Facatativá. Dentro de las actividades que se adelantarán figura el mantenimiento general de la infraestructura, el cambio de transformadores, cuchillas y pararayos, entre otros. Además se realizarán pruebas técnicas a los equipos, para verificar su óptimo funcionamiento.

De forma simultánea, se realizará el mantenimiento de 29 km de líneas de alta tensión y en 8 puntos de redes de media tensión, que consiste en la limpieza y sustitución de infraestructura, corrección de puntos donde se han detectado fallas  y poda de árboles. Además se instalaran protectores en algunos tramos para permitir el paso de la futura línea Bacatá-Nueva Esperanza,de 500 kw, que viene de Medellín.

Por lo anterior se llevará a cabo la suspensión del servicio a cerca de  60 mil clientes el día de mañana viernes, octubre 21 de 2016, en los municipios de Zipacón, Anolaima, Albán, Guayabal de síquima, Facatativá, Villeta, Sasaima, Guaduas, Chaguaní (rural). Útica, en un horario de 6 de la mañana a 7 de la noche. Así mismo, en las no habrá servicio de acueducto por el mantenimiento de estas redes eléctricas.

Con estos trabajos se esperan mejoras en el servicio que se presta a la región, manifestó Codensa, quien junto a la Empresa de Energía de Bogotá, mediante escritura pública firmada el pasado 30 de septiembre en la Cámara de Comercio de Bogotá, se convirtieron en los nuevos dueños de la Empresa de Energía de Cundinamarca.

Según informó portafolio.co, la unión corresponde a una operación por medio de la cual CODENSA absorbió a DECSA y a la EEC, uniendo sus activos y patrimonios en una única compañía: CODENSA, que atenderá el mercado completo de Bogotá y Cundinamarca, al igual que a trece municipios de Meta, Tolima y Boyacá

770 mil clientes se verán beneficiados con esta operación, que busca consolidar una estructura más eficiente y competitiva, con lo que se espera que se pueda contar con una mayor capacidad para atender las necesidades de inversión en la distribución de energía en Cundinamarca y realizar un plan de expansión más coordinado y organizado en la región.


Lucio Rubio, director general de Enel Colombia manifestó que "con esta fusión podremos integrar lo mejor de cada empresa en una sola operación, se fortalecerá la capacidad competitiva y la eficiencia de la operación técnica y comercial". Por su parte, la presidenta del Grupo Energía de Bogotá, Astrid Álvarez, comentó: “la fusión se concreta después de un intenso proceso de análisis de las fortalezas y beneficios que la operación unificada tendrá para los clientes, para el equipo humano de la nueva organización y para los accionistas".

Publicar un comentario

0 Comentarios