¿La "punta del Iceberg" de la crisis en la política de primera infancia en Cundinamarca?



Cerca de 30 agentes educativas de Centros de Desarrollo Integral (CDI) de 2 provincias del departamento de Cundinamarca llegaron al Centro Zonal de Facatativá, para que se les diera solución al pago de su liquidación que luego de 45 días no les ha sido transferida a la cuenta bancaria, además del subsidio de sus hijos.


Visiblemente molestas, mujeres de Albán, Facatativá, La Mesa, Anolaima, Mosquera, Madrid, Funza, Zipacón y Bojacá, salieron de la reunión que sostuvieron en la tarde de ayer con Scarlett Tovar, coordinadora zonal en Facatativá del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar "Cecilia de la Fuente de Lleras" (ICBF) y Jaime Eduardo Rodriguez, enviado de la Asociación Generadora de Bienestar Show Kids, el contratista que tenía a su cargo la operación de varios CDI.


LOS RECLAMOS
La representante de las agentes educativas -en total cerca de 60-, madres comunitarias y profesoras, sostuvo ante los medios de comunicación locales que Show Kids no les ha pagado el subsidio para sus hijos, además de deberles la liquidación que además, estaría siendo mal calculada.

Frente a lo anterior, el portal Gerencie.com, explica que el código sustantivo del trabajo establece en su artículo 65 que debe pagarse indemnización por una suma igual al último salario diario por cada día de retardo, cuando al terminar el contrato el patrono no paga lo que le adeuda al trabajador. Así mismo señala que esta norma es burlada pues "en muchos casos ni siquiera se consigue que la empresa pague el valor adeudado, mucho menos se puede esperar que pague la indemnización por mora en el pago de la liquidación".

Por otra parte, la representante de las agentes, comentó la mala calidad de los productos alimentarios que les llevaban en el mercado de la ración para los menores, que transportaban en moto, se lo dejaban tirado en la puerta y continuaban el camino. "Toda escoba nueva barre bien, y al principio los alimentos eran de buena calidad, abundantes y variados, pero ahora es lo contrario. Ha llegado hasta hígado dañado", afirmó la agente vocera.

Además de esto, éstas mujeres confesaron que fueron obligadas a callar a razón de conservar su empleo, tanto es así, que algunas de éstas no fueron llamadas a continuar al frente de la labor con el nuevo operador, cuestión de la que se enteraron al no recibir al correo, como algunas, un formato de hoja de vida del nuevo operador.

Por si fuera poco, expusieron que las autoridades civiles no les han prestado la atención suficiente, frente a este flagelo que viven las agentes que diariamente cuidan a cientos de niños mientras que los padres de los pequeños trabajan. Caso particular fue el del alcalde de Mosquera, quien frente a padres de familia dijo que no estaba dentro de su competencia, pero reflexionó cuando uno de ellos mencionó medios de comunicación.

Pero la denuncia más grave fue que un CDI, que instalaron en una casa de tres pisos para 39 niños, no era apta para que funcionara allí. Además en el inmueble se presentaba una fuga de gas, que tuvieron que inhalar durante dos meses, sin poder decir nada, dado que "duramos 8 meses trabajando con ellos y todo el tiempo fue en unas condiciones que no son aptas para trabajar con niños del ICBF. El coordinador nos amenzó con quitarnos el empleo o con memorandos si hablábamos con la empresa de gas".

Las mujeres aseguraron que han puesto todo esto en conocimiento del ICBF.



UN OSCURO PASADO
Según pudo establecer El Observador Siglo XXI, la Asociación firmó el contrato 25-18-2016-356 con el Instituto para operar y administrar algunos hogares comunitarios, cantidad que no se pudo establecer dado que este contrato no está en el el portal de los contratos de la Nación.

Sin embargo, este medio conoció algunos detalles sobre esta Asociación "generadora de bienestar", dentro de los cuales se encuentra que está registrada en la Cámara de Comercio de Bogotá con ingresos de $5 millones mensuales, pues es allí su domicilio, en el cual en 2009, suscribieron un contrato con la Secretaria Distrital de Integración Social (SDIS) para operar un jardín y la Contraloría Distrital identificó irregularidades allí. Lo lo evidenció con fotografías.


Por otra parte en 2013, se firmó entre la misma SDIS y la Asociación un acta de liquidación, en la cual una de las cláusulas expresa que "el asociado asume la responsabilidad por reclamos, demandas y aciones legales que se encuentren en trámite o se tramiten contra la Secretaria, por motivos que le sean imputables al asociado". En este contrato se dejaron de ejecutar poco más de $54 millones.

Sin embargo, dentro de lo que encontró El Observador Siglo XXI, figura que a ésta Asociación se le otorgó personería jurídica en agosto de 2015 y recientemente fue demandada en el Juzgado del Circuito Civil de Funza, por lo que se encuentra en un proceso ordinario ante dicho tribunal.

EL COMPROMISO 
Las mujeres afirmaron que escucharon de Rodriguez muchas evasivas, pues al parecer el hombre no tenía claro lo que debía hacer, y le vieron tembloroso. Éste y los demás medios de comunicación presentes, los esperamos durante cerca de una hora a la salida del centro zonal del ICBF en Facatativá, pues a razón de nuestra presencia no quería salir. Finalmente nos dio declaraciones.

El enviado de Show Kids, al igual que la agente vocera, dijo que a más tardar el viernes 23 de diciembre próximo, les será transferida a la cuenta bancaria la suma total de lo que les adeudan, pero efectivamente no pudo responder sin titubeos y muletillas a la pregunta de por qué, si el ICBF le transfería recursos para que cumpliera obligaciones, la asociación es una Entidad Sin Ánimo de Lucro, y por lo tanto lo que tenían que hacer era girar lo que les giraron, persiste la demora en el pago de las obligaciones con las trabajadoras educativas.

"No pues, esto... salimos de un momento a otro de dejar de contratar con el ICBF, entonces pues hay una sola persona manejando la verificación de las 900 personas. Eso no lo esperábamos", respondió Rodriguez. Lo que las mujeres aseveraron es que el dinero que les adeudan fue gastado en otros asuntos, como pago a proveedores y otras deudas por pagar.

Además de darle un ultimatum a Show Kids, Scarlett Tovar anunció que iniciaría un proceso sancionatorio en contra de éstos y frente a ella se hizo el compromiso de hacer la transacción el viernes, de lo contrario, las trabajadoras no tendrán otra opción diferente a llegar a instacias del Mintrabajo para inciar un proceso allí. La coordinadora no entregó declaraciones porque, según dijo, no estaba autorizada.

La depuración de este operador generaría tranquilidad tanto en agentes educativas como en padres usuarios, si no fuera porque el nuevo operador no es mejor que Show Kids, pues ya les adeudan un mes de salario. Lo mismo ha venido sucediendo con otros operadores, pero a pesar de cambiarlos la diferencia no se ve.

El Contralor General de la República resaltaba en su informe de cuentas hecho hace dos días, que precisamente "estructuras mafiosas se han apoderado de la alimentación escolar" y esto ya no solo es a nivel de instituciones de infancia como las escuelas de primaria, sino también al sistema de la primera infancia, donde ni siquiera los niños en situación de discapacidad se salvan.

Asi mismo, en este frente de la primera infancia, el senador Alexander López Maya del Polo Democrático Alternativo ha denunciado en la plenaria en dos ocasiones este año que la administración de estos centros de educación y cuidado de la primera infancia es víctima del incumplimiento nutricional y laboral, que comenzó con las Madres Comunitarias y ya ha se ha empezado a descubrir también en las demás modalidades de hogares y/o jardines que existen para el cuidado de menores de 0 a 5 años. A pesar de esto las acciones que prometió la directora del ICBF, Cristina Plazas, no han sido efectivas.

¿Se une Cundinamarca a la preocupación que corren los niños y que han corrido en departamentos como La Guajira?

Publicar un comentario

0 Comentarios