Estado colombiano se compromete a brindar protección especial a líderes sociales y de DDHH

Una circular fue expedida y enviada por el Ministerio del Interior a los gobernadores, alcaldes y comandantes de policía de todo el país pidiendo protección especial, la no estigmatización de líderes y defensores de derechos humanos y la coordinación con las organizaciones en las regiones, especialmente con los líderes del movimiento Marcha Patriótica.



Lo anterior en razón al informe revelado por el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), el cual revela que se presentaron 117 homicidios de líderes sociales y defensores de derechos humanos. 

Así mismo informó que la Cumbre Agraria Campesina, Étnica y Popular registró que hubo más de 350 amenazas individuales o colectivas, 46 atentados cometidos con armas de fuego de largo y corto alcance y/o artefactos explosivos y 5 casos de desaparición forzada en contra de dirigentes locales y regionales.

Contrario a lo anterior, el Ministerio del Interior señaló que según las estadísticas de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidades para los Derechos Humanos, fueron 64 los líderes que fueron asesinados durante el año anterior.

No obstante el Gobierno Nacional reconoció la grave situación, subrayando que "un solo asesinato de líderes sociales amenaza la consolidación de la paz territorial", a lo que el procurador general de la Nación añadió que cualquier acción es modesta frente a lo que deben emprender todas las instituciones del Estado para proteger la vida e integridad de los defensores de DDHH. 

“El objetivo es que no haya ni una muerte más de los líderes sociales, porque esa es la mayor amenaza del proceso de paz”, agregó Carrillo Flórez, quien demandó la devolución de los esquemas de seguridad a quienes no los necesitan con el propósito de “dedicarlos a aquellos líderes cuya vida e integridad está en riesgo”.

El informe de Indepaz refleja que el sur occidente colombiano -Valle, Cauca y Nariño- es el más azotado con este flagelo, pues allí fueron asesinados 57 líderes sociales (66,6% del total); de los cuales 43 fueron en el Cauca, 9 en Nariño y 5 en el Valle. Entre tanto el informe del la Oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los DDHH, reflejó que los departamentos más azotados son
Cauca, Antioquia y Norte de Santander

El Ministro Cristo anunció que el Ejercito Nacional y la Polícía avanzan en un plan para ocupar institucionalmente la zonas que eran del control territorial de las Farc-Ep, dado que la
presencia de grupos paramilitares se ha incrementado, según Indepaz, en especial en zonas que han sido abandonadas por la guerrilla, aunado a que actualmente las amenazas contra miembros de organizaciones sociales es permanente.

Publicar un comentario

0 Comentarios