Auditoría al Banco Agrario determinará presuntos daños fiscales por préstamo a Odebrecht


Contraloría analiza si hay posibilidad de recuperar dineros embolatados con una auditoría que se centra en determinar el daño fiscal que se pudo derivar del estudio del riesgo en el otorgamiento del crédito, en el proceso de aprobación del mismo, en los desembolsos y en la constitución y efectividad de las garantías.

La Contraloría General de la República avanza desde enero en una auditoría al Banco Agrario, sobre la vigencia 2016, donde determinará el daño fiscal que se puede derivar de las condiciones en que se otorgó un crédito por $120 mil millones a la empresa Navelena, de propiedad mayoritaria de la empresa brasileña Odebrecht.

Esta auditoría regular es adelantada por un equipo auditor de la Contraloría Delegada para la Gestión Pública e Instituciones Financieras.

El Banco Agrario de Colombia otorgó un crédito por $120 mil millones a Navelena S.A.S, en la cual, la empresa brasileña Odebrecht cuenta con una participación accionaria mayoritaria.

El crédito, que se otorgó en el año 2015 con plazo de un año, tuvo dos desembolsos; uno por $70 mil millones, el 12 de diciembre de 2015, y otro por $50 mil millones, el 22 de diciembre siguiente.

A la fecha no ha sido pagado el capital ni los intereses, que ascienden a la suma $133.974 millones. El Banco ha realizado requerimientos al deudor sin que a la fecha se encuentre recuperación efectiva de estas sumas.

El ejercicio auditor se encamina a determinar las opciones reales de recuperación de los dineros públicos comprometidos en la operación, y los funcionarios y particulares llamados a responder por los hechos que hubieran podido generar algún daño al patrimonio del Estado.

Publicar un comentario

0 Comentarios