PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Tamales de la abuela

PUBLICIDAD

CAR hace llamado a proteger babillas que han sido vistas en el casco Urbano de Girardot



CAR atiende llamado ante aparición de babillas en zona urbana de Girardot e invita a la población a construir barreras ya sea con mallas o cercas vivas y no suministrar algún tipo de alimento. Además, la Corporación recuerda la importancia de su protección ya que las babillas ayudan a mantener el equilibrio en los cuerpos de agua.

Ante las constantes denuncias sobre la aparición de babillas en zonas residenciales del municipio de Girardot, la CAR a través de la Regional del Alto Magdalena, emprendió acciones inmediatas y dio algunas recomendaciones para el manejo de estos eventos.

De acuerdo con Juan Carlos Escobar, director de la Regional Alto Magdalena de la CAR, ya se trabaja de manera coordinada con otras entidades del orden regional para atender y dar un manejo adecuado a esta especie de reptiles que sin duda desarrollan una función importante dentro del ecosistema.

Así mismo, hizo un llamado a la comunidad de las zonas aledañas al río Magdalena y a los residentes de conjuntos y fincas de la región a dar aviso a las autoridades ambientales a través de la línea de atención 3209000 y   a través de las PQR de nuestra página web, www.car.gov.co, ante el avistamiento de reptiles que puedan generar algún tipo de riesgo.

Se recomienda igualmente construir barreras ya sea con mallas o cercas vivas, que impidan el pasó de estas especies a las zonas habitación, no suministrar algún tipo de alimento y por ninguna razón tratar de cazarlos o atacarlos

Es de recordar que la Babilla (Caiman crocodilus fuscus), se distribuye en Colombia en las cuencas de los ríos Magdalena, Sinú, Ranchería y en la planicie de la región Caribe. Se halla confinada a los ríos, lagunas y ciénagas de piso térmico cálido y prefiere ambientes de aguas tranquilas o corrientes lentas. Su importancia ecológica radica en que estas especies, ayudan a mantener el equilibrio en los cuerpos de agua que habita, mediante el control de la sobrepoblación de peces, anfibios y en general de los animales que les sirven de alimento.

“La CAR reitera su compromiso en continuar desarrollando actividades de sensibilización ambiental, señalización, prevención, control, vigilancia y monitoreo que garanticen la protección y conservación de la especie, al tiempo que se procure la seguridad de la comunidad local y visitantes de la región” Puntualizó Néstor Guillermo Franco González, director General de la Corporación Autónoma de Cundinamarca, CAR.

Publicar un comentario

0 Comentarios