Comunicado a la Opinión Pública sobre la Secretaría de Cultura y Juventud de Facatativá

En la tarde de hoy, poco antes de finalizar la jornada laboral de los funcionarios de la Alcaldía, el director de EL OBSERVADOR SIGLO XXI (EOSXXI) se acercó al despacho de la jefe de la cartera de Cultura y Juventud, Sandra Milena Correales Ortíz, para tratar dos temas en específico: la invitación allegada para el coctel de inauguración de la Semana Cultural Internacional y Festival del Tunjo -que esta Administración denomina “TunjoFest”- y una comunicación por conducto de la Oficina de Prensa de la Alcaldía en donde hacían saber a los medios que a pesar de darles escarapela para cubrir el festival de rock, no podían ingresar a tarima.

Al ser recibido por la secretaria de Cultura, el equipo que la acompaña en su despacho se alertó, pues semanas anteriores escucharon una conversación entre la jefe de la cartera y el director de este medio de comunicación, en donde se trataron dos temas: un contrato del arreglo de unos instrumentos -donde la secretaria identificó al periodista preocupado y con toda la razón pues se trataba del cumplimiento de un contrato que involucra recursos públicos e incluso el director de EOSXXI informó que previamente había charlado con el contratista- y la presentación de un joven cantautor facatativeño en el marco del denominado “TunjoFest”, pues una de las actividades alternas del director de EOSXXI, es la gestión y el apoyo cultural en sus diferentes manifestaciones, por lo mismo fue uno de los electores del sector de Medios de Comunicación del Consejo Municipal de Cultura.

Con toda la tranquilidad del caso el representante de este medio de comunicación se sentó hoy frente a secretaria Correales, quien de entrada, y notablemente con actitud defensiva, le dijo que no fuera a ponerle problemas, porque ya tenía muchos, a lo que se le respondió que el problema ya lo había puesto ella, al hacerle conocer a los medios el impedimento de subir a la tarima, razón por la que en la Administración anterior liderada por Orlando Buitrago ya se habían presentado este tipo de diferencias, tanto así que esto fue recordado previamente por uno de los integrantes de la Oficina de Prensa, lugar en donde estuvo el director de EOSXXI antes de llegar al despacho de Correales Ortíz.

La secretaria de Cultura y Juventud interrumpió al periodista cuando iba a recordarle los antecedentes de este tipo de decisiones y le dijo que no se adelantara cuando no había llegado al evento el día de mañana, a lo que le respondió el director que la información que le habían dado es que a pesar de tener escarapela no podía filmar o tomar fotos desde tarima sin agregar, por ejemplo, que se destinaría un espacio exclusivo para los medios, o en su defecto un andamio frente a tarima -como en los grandes eventos- para que pudieran registrar de manera fidedigna el momento. Pero cuando iba a proponer soluciones como las descritas en el anterior ejemplo, el periodista nuevamente fue interrumpido.

Y fue ahí donde salió el segundo tema, pues la secretaria ya visiblemente exaltada -algo que para muchos líderes de Facatativá, incluyendo artistas, es normal en ella-, le dijo al periodista que siempre andaba molesto, a lo que éste le respondió que desde el mismo día de la invitación al coctel, pues no es la primera vez que se le recuerda a la Administración Municipal de Facatativá que el nombre de este medio de comunicación de manera formal es EL OBSERVADOR SIGLO XXI, pues no es el primer medio de comunicación que lleva el nombre “El Observador” en el mundo; éste nombre lo lleva uno de los principales diarios uruguayos y al revisar la historia de Facatativá, el director del medio encontró que había existido un medio de comunicación homónimo a finales del siglo pasado en el municipio; así mismo y al ser registrado en la base de datos de la Gobernación de Cundinamarca, se encontró un homónimo en la provincia Sabana Centro del cual no se tiene certeza de su presencia en la web y en la Secretaría de Prensa de la Gobernación se registra como un impreso. Es menester aceptar que se debió estudiar el tema de los homónimos “antes de”, pero no se hizo porque este medio de comunicación ha venido creciendo como desde un vientre, fue un proyecto piloto que se consolidó bajo una marca inicial, por eso se han visto cambios y no su desaparición.

En un proyecto de T.V online anteriormente emprendido por el hoy director de este medio de comunicación, una persona reclamó los derechos del nombre usado para el proyecto audiovisual, porque lo usaba en un producto editorial, el cual era desconocido para el director de EOSXXI y lo cual es la razón para solicitar hoy el uso del nombre completo de este medio de comunicación digital, pues puede prestarse para malas interpretaciones que lleguen a derivar en asuntos de carácter legal -los cuales la Alcaldía no va a costear el abogado -, situaciones que busca impedir Alejandro León Rodríguez, director de ésta iniciativa comunicativa.

¿Pero por qué no cambiarle el nombre? Por varios motivos:1. Ya está posicionada la marca. 2. El nombre refleja un sentido profundo. La observación es un ejercicio filosófico y en el contexto en el que se hace es digital, correspondiente al siglo actual, donde hay interacción por parte de sus usuarios. 3. Como lo han demostrado instituciones -y para no ir tan lejos- como la Alcaldía, es mejor evolucionar una marca que cambiarla.

Ya en este punto la secretaria de Cultura y Juventud culpó a la Oficina de Prensa, pues según afirmó fue el jefe de dicha oficina quien le allegó el directorio de los medios radicados en el municipio y en dicho listado este medio aparece como “El Observador”. Extraño cuando la observación ya se le ha hecho a la Oficina de Prensa en varias ocasiones, la más reciente, con la devolución para corrección de una placa de agradecimiento otorgada a este medio de comunicación en la entrega del premio Tunjo de Oro del Deporte realizado por el Instituto de Deportes y Recreación de Facatativá y el cual luego de varios meses no ha sido entregado con la corrección.

De todas maneras, se le fue a agradecer por la invitación y al mismo tiempo a notificar la ausencia en el día de mañana como medio de comunicación -para hacer un ejercicio parecido y más amplio del que se hizo con Facatatijjaz-, debido a la falta de respeto que ha sentido este medio de comunicación desde el año pasado desde la Secretaría de Cultura y Juventud con esos y otros detalles. Pero nuevamente cuando se le iba a notificar la ausencia, volvió a interrumpir, esta vez con la voz quebrada y los ojos aguados, lo que hizo que todo equipo de trabajo -cerca de 8 personas- rodeara al periodista y cuando ella expresó su descontento por críticas que han surgido por la organización del festival, estalló en llanto desahogándose con el joven director de EOSXXI y escuchando de éste último la frase “como sacan pecho y dicen que todo es perfecto”, acción por la cual todos se le abalanzaron y a empujones lo sacaron de la oficina, recriminándolo y acusándolo de faltarle el respeto a la doctora.

Naturalmente sorprendido por el bochornoso incidente que estaban protagonizando los funcionarios públicos, el periodista dio la cara al grupo en pleno y se sostuvo en sus afirmaciones, sus quejas y sus propuestas y negó la acusación del tono alto -supuestamente altanero- del que acusaron al periodista de usar y al cual el señor Gregorio Beltrán -quien siendo integrante de la Secretaria de Cultura y Juventud, ejecutó parte de un contrato para desarrollar una capacitación sobre los Acuerdos de la Habana que suscribió el Concejo Municipal con la Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y contra la Guerra (Redepaz) y de la cual ha dicho ser miembro- grabó con su teléfono celular, mientras era recriminado.

Dice un conocido refrán que “el que nada debe nada teme” por eso el director de EOSXXI, no huyó y, por el contrario, llegó un guarda de seguridad para solicitarle que se retirara hacia la salida, pues a pesar de la cuestionable actitud de los funcionarios públicos -aunque comprensible, dado que este medio no acostumbra a “echar cepillo” y ha sido abierto al decir que el Estado siempre será ineficaz, independientemente de quién lo administre- EOSXXI guardó la calma.

Es importante anotar que la Trabajadora Social Sandra Milena Correales Ortiz, quien pasa por su primera experiencia en el ámbito público en temas de cultura -pues antes trabajó en las Secretarías de Desarrollo Social del municipio y el departamento y en el Hospital San Rafael de Facatativá-, se encuentra actualmente en un estado avanzado de embarazo, condición que no es recomendable para estar al frente de una Semana Cultura Internacional, ni siquiera de unas ferias y fiestas, si de pensar en la salud del bebé se trata, pues este tipo de eventos generan demasiada presión sobre el trabajador de cualquier nivel, y más en lo público, cuando el estrés y la presión son el pan de cada día. La secretaria de Cultura y Juventud no es cualquier persona, a la luz de la Ley 1622 de 2013 no es una persona joven, es profesional con grandes aptitudes cognitivas, por lo que es increíble pensar que el fruto que se aloja en su vientre se ha presentado allí por falta de planeación.

Por lo anteriormente expuesto y en virtud del bochornoso espectáculo, el suscrito director del medio de comunicación digital EL OBSERVADOR SIGLO XXI (EOSXXI abreviado) se permite comunicar a la opinión pública local que:

1. En ningún momento se le faltó el respeto a la señora secretaria de Cultura y Juventud, Sandra Milena Correales Ortíz. No obstante, no se niega el trato seco y escéptico que se mantiene hacia ella y todos los secretarios de la Administración de parte del medio de comunicación.

2. Es difícil que los administrativos de la Secretaría de Cultura y Juventud sepan el significado de la palabra respeto, cuando a pesar de “los irrespetos” contestan con toneladas de lo mismo y en peor medida, sin mostrar con el ejemplo y en la práctica el significado de la palabra “Respeto” cuando todos han promovido supuestamente la Paz, la cual necesita de dicho valor.

3. Mucho más difícil es creer que sepan sobre respeto cuando no se toman la delicadeza de corroborar la información que, en esta ocasión según dice la secretaria Correales, envió la oficina de prensa para no llegar a causar malos entendidos ni molestias, mostrando deferencia al invitado.

4. Para la reflexión queda qué tanto respeto brindan a un medio de comunicación al que se invita porque está en una lista y no porque se consulta, pues si se consultara ya la secretaria ha habría rectificado el repetitivo error.

5. Los funcionarios que se instituyan como testigos no tienen la objetividad para referirse al asunto, por cuanto para unos la secretaria de Cultura y Juventud es su jefe inmediato y para otros la supervisora de sus contratos.

6. EOSXXI, en concordancia con los principios constitucionales de la República de Colombia, es democrático, participativo y pluralista, por lo que no ha tenido ningún problema en brindar un espacio en arriendo a la Administración Municipal actual para que informe desde su perspectiva a la ciudadanía los resultados de su gestión, como estrategia de rendición permanente de cuentas a los habitantes del municipio, lo que es viable legalmente y sucede. A pesar de esto hasta el contrato por el cual un tercero administra los recursos del plan de medios de la Alcaldía de Facatativá, ha sido visto con desconfianza por parte EOSXXI que, como dirían popularmente, “come de ahí”. Así mismo busca respuestas a los interrogantes que surgen de manera propia y por sobre todo y más importante por cuenta de la comunidad.

7. Que el director de EOSXXI considera que puede hacer críticas -por lo general positivas y acompañadas de aportes- frente a la gestión cultural del municipio por cuanto hace parte del Consejo Municipal de Cultura a través de un gremio, ha incursionado en el arte durante su vida y apoya iniciativas culturales independientes en el municipio -proponiendo dentro de ellas- y que se desarrollan sin la mirada ni el apoyo de la representación del Estado a nivel Facatativá, en donde hay talento oculto, que no ha sido descubierto por quienes estuvieron en campaña con el actual alcalde porque quizá ese talento “oculto” estaba en otras toldas partidístico-electorales.

8. Si EOSXXI llega a ser vetado de la Casa de la Cultura Abelardo Forero Benavides, no será la primera vez, pues hace 6 años por filmar a funcionarios de la entonces Administración del ex alcalde y hoy representante a la Cámara Óscar Sánchez León haciéndole campaña a Yesid Orlando Díaz, el día de la mujer -tres meses antes de iniciar oficialmente la campaña-, el hoy director de este medio de comunicación fue vetado por la entonces secretaria de Cultura y Juventud, Luisa Fernanda Aguirre, quien era compañera de la hoy titular de ésta cartera, Sandra Correales Ortíz, quien a su vez y en esa época era la secretaria de Desarrollo Social.

9. En tiempo de posconflicto el tiempo debe utilizarse en unir y no en dividir. A pesar de nuestras reservas frente a la gestión pública, hemos venido acompañando el denominado "TunjoFest" porque resaltamos el valor de unión familiar que estos espacios artísticos y culturales representan para el desarrollo humano. Así no se tejen redes culturales, no se recupera una ciudad.

Con profundo sentimiento de pesar porque estos hechos sucedieron, empañan la celebración cultural, restan protagonismo a los artistas y amplían distancias de las relaciones que es la razón por la que se presenta la actual realidad de malestar Facatativá, me suscribo.

De la manera más atenta:

Alejandro León Rodriguez
Director
El Observador Siglo XXI

Publicar un comentario

0 Comentarios