PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Tamales de la abuela

PUBLICIDAD

A pesar del cambio de titular, Concejo continúa descontento con los resultados en seguridad

Sin buenos ánimos salió del Concejo el entrante secretario de Gobierno y Convivencia Ciudadana de Facatativá, Francisco Javier Beltrán Bustos, dada la baja opinión favorable que se continúa presentando sobre los temas de la Secretaría, de cual que es titular desde hace poco más de dos meses y desde la cual mostró, entre sorprendido y orgulloso, hace ocho días algunos resultados.

En la mañana de ayer en el Concejo de Facatativá, el jefe de la cartera encargada de temas de seguridad, espacio público y convivencia presentó ante la plenaria los resultados de la gestión adelantada desde el 1 de enero de 2016 al 31 de agosto del año en curso, es decir, lo alcanzado por el saliente secretario, Diego Alberto Zuleta García.

Lo anterior porque ese fue el tema que, desde la Mesa Directiva de la Corporación, se estableció con el fin de determinar un punto de partida para evaluar más adelante las tareas de Beltrán Bustos, lo que a este último no le pareció gustar de a mucho, al no poder presentar las cifras de los resultados de su trabajo adelantado desde el pasado septiembre 1, para él contundentes y valiosos para mostrar. De ahí que su primera intervención no tuviera mucha fluidez y los errores de lectura fueran frecuentes en la presentación del informe que le dejó Zuleta García, por lo que no hubo ni Policía ni Ejército a la sesión.

Sin embargo, la intervención de los concejales le dio un vuelco total a la sesión que se proyectaba de trámite. Sin importar que el tema fuera el empalme y no los temas de la secretaría como tal ni el trabajo de Beltrán Bustos, los cabildantes cuestionaron la eficacia de las acciones de en rpo0 de la seguridad, nada nuevo y tema por el que, en la pasada sesión sobre seguridad de mayo 15, la Corporación se mostró descontenta con lo presentado por el entonces secretario.

Pero en esta ocasión, además de los temas del hurto a vehículos y residencias, atracos callejeros, inseguridad en las veredas, microtráfico e invasión del espacio público -que tomó un nuevo tinte con los vendedores informales-, se tocaron temas como el cierre a establecimientos de comercio por los usos del suelo hasta en las veredas -donde no hay fichas urbanísticas- de manera, al parecer, selectiva, y la tardía respuesta de la Policía cuando se le han brindado condiciones para aumentar pie de fuerza.

Aunque no todos intervinieron, las palabras de los concejales variaron de tono. Del lado de los concejales de la coalición se escucharon voces esperanzadoras pero críticas y preocupadas, mientras que de la disidencia como es natural se escucharon las voces más pesimistas y hasta fuertes.

Frente a los temas de hurtos a viviendas y vehículos, sostuvo que es necesaria la prevención y conocer al vecino y comentó que incluso hace pocos días intentaron robar la casa de sus padres. En cuanto a los atracos callejeros, en esta ocasión no sostuvo que “son nuestros hijos los que están en la delincuencia y algunas personas que vienen engañadas a trabajar en cultivos de flores”, sino que se limitó a decir lo mismo que en días anteriores el secretario de Desarrollo Social, Luis Carlos Casas: “que al parecer venían encima de los camiones para delinquir por un rato y ya se iban”.

Por lo anterior la inseguridad en el municipio no ha disminuido a opinión del cabildo y hasta se llegó a preguntar que “qué había que hacer para sacar a Facatativá de esta situación tan difícil”, pues hasta en las veredas no son testigos de las rondas preventivas y de protección por parte de la Policía.
De otro lado, reconoció que el microtráfico sigue siendo una gran problemática en el municipio. A raíz del nuevo Código de Policía, está prohibido tanto consumir licor, como ingerir sustancias psicoactivas en el espacio público por lo que Beltrán Bustos dijo que se a la fecha se ha impuesto récord en personas conducidas al Centro Transitorio de Protección, desde su apertura.

Frente al espacio público, dijo que se venía adelantado el trabajo y sostuvo que en ningún momento ha tratado mal a algún integrante de los vendedores informales -que han denunciado una actitud arrogante de Beltrán Bustos- y que al contrario ha sido él quien ha tenido que lidiar con ellos. Para él la Ley y el respeto no son negociables e instó de manera firme a que sean usadas las instituciones que lo vigilan para que allí se adelanten las respectivas denuncias.

Finalmente, respecto al tema de moda por estos días en el municipio, que es el cierre de establecimientos de comercio entre los que se encuentran bares, billares, tiendas de barrio, minimercados y parecidos que han sido cerrados temporalmente por diversos motivos que se relacionan entre otros con el uso de suelos, el secretario de Gobierno y Convivencia Ciudadana dijo que se estaba cumpliendo la Ley y el Plan de Ordenamiento Territorial.

No obstante, y sin determinar la validez de las razones, en el cabildo se expuso que se estaba dando un trato desigual a las veredas -en donde no hay fichas de usos de suelo- y se estaban sellando tiendas que abastecen a hogares en hectáreas a la redonda allí, que en la zona urbana se estaban cerrando tabernas cercanas a los colegios, pero no a todos, mientras que otros establecimientos que no tienen uso de suelos continúan funcionando aunque, sin embargo se estaban cerrando establecimientos, sin tener en cuenta que éstos son una de las fuentes tributarias del municipio.

El secretario reconoció el deber que tienen los concejales del control político, pues “yo también fui concejal” sostuvo -y a propósito uno de los más críticos del entonces alcalde Henry Pérez-, sin embargo no salió con la cara que salió el jueves pasado de la rueda de prensa cuando mostró la sorprendente cantidad de armas blancas que se encuentran en poder de algunos ciudadanos y lo orgulloso de haber prevenido el delito por el decomiso de elementos como las mismas armas blancas, pipas de todo tipo, “trilladoras” -usadas, según explicó, para “rascar” la marihuana-, y paquetes con menos de la dosis mínima que se venden a la vuelta de muchas esquinas de la municipalidad.


Aunque varios concejales solicitaron a la Mesa Directiva citar una nueva sesión con el secretario para tratar estos temas con detalle, esto podría no ser posible, dado que las sesiones ordinarias para este periodo son 17, algunas de ellas estarán ocupadas con el trámite de proyectos de Acuerdo y otros debates de control político que ya están programados, por lo que el debate sería en febrero próximo, en donde estaría la Fuerza Pública y donde se evaluaría la gestión del entrante secretario.

Publicar un comentario

0 Comentarios