Publicidad

Publicidad
Tamales de la abuela

PUBLICIDAD

Cuate: el artista que no pudo terminar de expresarse en la calle

Casi una semana después del incidente que protagonizara con la fuerza pública en la plaza principal de Facatativá, el artista circense Carlos Arturo Ríos Mendoza habló sobre lo sucedido y aprovechó para opinar sobre el tema cultural en el municipio.

“El Cuate”, como es conocido en el mundo artístico, es un facatativeño de 26 años. Hace casi siete años inició en el circo, después de una carrera en el sector gastronómico. Cuenta que empezó a investigar acerca del circo y para luego dejar de trabajar en un empleo formal para dedicarse de lleno a este arte. Después de experimentar con los malabares encontró otras técnicas como el equilibrismo, clown o payaso, magia, Contac, monociclo, “entre otras técnicas que vinculé con el teatro”, relata.

El Observador Siglo XXI: Usted no sólo se ha caracterizado por presentar espectáculos en la calle, es debido iniciar recordando que llevó a cabo un festival con mucho éxito y recordación en los jóvenes…

Cuate: En el municipio hay la necesidad de espacios, o no sé desde que tengo memoria no los hay, para los artistas o gestiones culturales y por eso a mi se me ocurrió realizar un encuentro en noviembre de 2012 -el cual fue planeado con dos meses de tiempo-, y que tuvo como nombre Festival Monocirtunjo ya conociendo la gente del medio artístico. Vinieron 3 grupos de Bogotá y uno de Argentina.

El primer festival se hizo un domingo, recuerdo que fue el 17 de noviembre. Ese día, como que fue una locura porque sin saber mucho de circo las gestiones culturales no se detuvieron. Fue una idea que se me ocurrió y yo soy así: si algo se me ocurre lo hago.

En el 2013 empezamos el segundo, que ya fueron dos días con zona de camping y todo entre el Parque Arqueológico y Zipalandia -ahí se hizo el camping-. Ahí tuvimos gente no solo de Colombia, sino también gente de Italia, España, Alemania, Argentina…

Y empezó a agarrar fuerza ese tema del festival autogestionado con mis ideas y con unas bases intento impulsar lo que es el turismo cultural y que la gente sepa que hay un parque arqueológico donde está el arte rupestre, la ecología, los caminos interactivos, pero también puede ir a pasar un rato en familia, a compartir un parque que es de todos y donde se ampliaba la oferta cultural.

EOSXXI: En la charla previa nos contaba que alternó esta iniciativa con los viajes, desde el sur del continente nos concedió una entrevista en algún momento en la que hablamos del Monocirtunjo. ¿Cómo le fue en esa primera experiencia?

Cuate: Fueron dos años en los que estuve por Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile, en donde estuve la mayor parte del tiempo. A toda parte donde llegaba hacia mi entrenamiento pago en el semáforo, que es la forma más inmediata de conseguir patrocinio -la otra es que una marca me patrocine, lo que no ha pasado-, además de los espectáculos en la calle. Tengo un par de montajes para calle y otro par para sala. En Chile y Argentina ya tenía contratos, festivales, encuentros…

EOSXXI: Y de regreso a Facatativá decide continuar con el Monocirtunjo…
Cuate: Llegué como en diciembre de 2015 y realicé el tercer festival en mayo de 2016 durante dos días. Fue una gestión que, quizá por lo que había llegado del exterior, esa experiencia con más estatus, hubo el chance de hacerlo, pero fue más complicado porque era nueva administración y ahí como que hubo muchos peros pese a que el comportamiento del festival siempre ha sido excelente.

Decido volver a viajar durante un año y regresé preparado para activar todo para el cuarto festival en septiembre pasado y además de que ya tenía algunas obligaciones contractuales, me encontré con la sorpresa de que, un mes y medio antes y ya promocionando por redes sociales el festival, Secretaría de Gobierno nos dice “no oye este permiso no te lo podemos dar porque Zipalandia no es un parque, es una finca privada donde solo es para tener animalitos y ya”, pero si nosotros íbamos a pagar privado realmente… o sea yo entiendo que hay temas del POT, pero el festival ha estado tan bien organizado que no creo que haya inconveniente, pero pues ya es un tema que la administración nos impida realizar y ejecutar el festival que es independiente y autogestionado.

El tema es que no hay entidades privadas ni estatales que digan “no oye el festival yo te lo pago, te lo patrocino…” no, realmente es como muy con las uñas y hay uno que otro microempresario que nos apoya, pero en cosas mínimas; gente joven que se han motivado por el tema de la gestión cultural y del arte.

Sin embargo, me ofrecieron presentarme en el Tunjofest, yo pasé una propuesta y fue aprobada, pero no es lo mismo que poder realizar el festival de manera exclusiva.

EOSXXI: ¿Qué fue lo que pasó con la Policía?

Cuate: Ya estaba terminando el segundo espectáculo del domingo, luego de hacer un par el día anterior -y todo normal-,  cuando cerca de las 5:30 p.m aproximadamente, yo vi que venían muchos policías, más de diez. Oh sorpresa que me llaman y yo les digo que sí tenía que decirme algo que viniera hasta donde yo estaba y lo dijera para todos porque yo no tengo nada que ocultar y estaba con el público; yo no voy a soltar mi público para ir con la Policía y menos cuando no he hecho nada malo.

Y bueno, viene, me pide el documento y sin revisar antecedentes me dice que tengo que acompañarlo, porque le tengo que presentar un permiso y le digo que no tengo uno físico, pero que con toda la gestión cultural que se ha hecho, con todo lo que hago… igual la gente no tiene espacios a donde ir ni nada, yo creo que es más que un permiso.

Habiendo estado vinculado con la Administración en el tema del Tunjofest este año porque yo dirigí la plaza de circo, me encargue de traer a los artistas, de dirigir el grupo de circo del municipio, aparte de presentarme en los Tunjódromos, ¿y que a mi me digan que no puedo hacer cultura en el espacio público, donde ni siquiera a ninguno de los vendedores les pidieron el permiso, solo a mí? La ley debió haber sido para todos ¿no?

Y el señor policía me ha dicho que debía acompañarlo a la Estación y como yo no había hecho nada le pregunté que por qué, el resto está en los videos. Eso se ha prestado para los falsos positivos y yo pregunto ¿quién va a ser el veedor? Y yo pienso que lo que debieron hacer fue decirme “amigo si no tienes un permiso en este momento, por favor retírate” y ya, pero ellos se fueron con otra idea…

EOSXXI: Al final del video se ve que termina accediendo a recoger las cosas para ir a la estación, luego de adquirir unos compromisos…

Cuate: Pasó mucho tiempo porque yo termino de recoger y el policía me llama, me dice que hablemos y yo claro, le recuerdo el compromiso de que al otro día nos íbamos a citar y pues yo igual iba a ir acompañado a la Estación y después hablar un rato me dijo que no, que tenía que ir a la Estación, pero caminando. El acuerdo era que me llevaba a la Estación y luego me dejaba en mi casa.

Me dice que tengo que irme caminando porque no iba a llegar un carro, que no había disponibilidad. Fue muy respetuoso siempre conmigo, pero considero que lo que estaba haciendo estaba mal, desde el lado cultural y social, quizá más allá del legal. Me niego porque tengo mucho equipaje y mi tiempo también vale, él obviamente estaba en su turno, pero yo ya tenía que ir a descansar, a compartir con mi familia, estaba recién llegado.

Finalmente, no hubo carro, me sigo negando, hasta que me dejó ir. Llegué a mi casa sobre las 7 de la noche y de la Plaza Principal a mi casa es super cerca, por mucho cinco minutos caminando.

Yo aún así le dije que quedaba con el compromiso de ir a las 8 de la mañana y me dice que “no, no tengo tiempo” y yo le dije que entonces ya me iba para mi casa -aunque antes de que ellos llegaran había contemplado hacer un tercer espectáculo- y me dice que me retiré, lo más pronto posible. Yo creo que ni me hubiera permitido sentarme a comer un helado, lo hubiera sentido como desacato a la autoridad; son muy sensibles los agentes del Estado.

Al irme me dice que la próxima vez que vaya a actuar necesito un permiso físico y es Secretaría de Gobierno quien da ese permiso, si es que lo da y en estas fechas es más complejo hacerlo con el tiempo debido, o sea que técnicamente no podría trabajar.

EOSXXI: Hay más muchachos para los que usted es un ejemplo, ha sido el pionero de este arte, vienen más jóvenes detrás de sus pasos. Se han visto en Facatativá otras muestras culturales ¿qué decirles a los jóvenes que quieren presentar un arte en la calle después de esta experiencia suya con la Policía?


Cuate: Pues que el cambio verdadero se hace sin permiso y en la calle. Si uno quiere hacer las cosas y las quiere hacer de calidad, es cuestión de esfuerzo, todos los días. Constancia, amor, pasión, mucha pasión, mucho amor, eso es muy importante, así como también el tema de la fraternidad no solo como gremio sino entre todas las personas. Si no hay espacios no es una excusa para no hacer sino al contrario para crear, porque los artistas a la final somos entes creadores a base de la necesidad y creo que brindamos soluciones.

Publicar un comentario

0 Comentarios