Publicidad

Publicidad
Tamales de la abuela

PUBLICIDAD

EDITORIAL: En 2017 ¿Una negra navidad para Facatativá?

Contra todo pronóstico de la Administración, la de 2017 es quizá la navidad más negra que ha vivido el municipio en los últimos años. Inseguridad, caos con la invasión del espacio público y presuntos atropellos por parte de la fuerza pública, falta de inversión en alumbrados navideños, falta de estrategias en movilidad, entre otros, empañan los tradicionales festejos decembrinos.

Transcurrida la primera quincena del mes de diciembre y a tan solo 12 días para que se cumplan los primeros dos años desde el inicio del actual mandato constitucional, la ciudadanía facatativeña se viene manifestando a través de las redes sociales y en las calles, siendo los afectados artistas, jóvenes, mujeres, comerciantes y hasta integrantes de medios de comunicación por parte de la delincuencia y al parecer las autoridades de Policía.

INSEGURIDAD E INTOLERANCIA
El mes de diciembre ha sido la continuidad y quizá la profundización del malestar ciudadano frente a la acción en seguridad de las Autoridades locales, pues incidentes de hurto a mano armada a jóvenes, a residencias y establecimientos de comercio, han sido el común denominador este año y por si fuera poco, fueron amenazados líderes sociales que aunque incipientes, son muy importantes para el futuro de la defensa de los derechos humanos.

Casos específicos, y quizá los más relevantes en lo corrido del mes de diciembre, ha sido seleccionados para visibilizar que en menos de 15 días la situación Facatativá está alcanzando niveles altos en la percepción de inseguridad y en el sentimiento de pesimismo en la población.

El siete de diciembre, día de las velitas, cerca de 8 patrullas motorizadas de Policía llegaron al segundo sector del barrio San Rafael, en donde se encontraban ubicados varios jóvenes residentes del sector y que al parecer se encontraban consumiendo sustancias alucinógenas. Mediando un mínimo de palabras, las unidades de Policía casi se tranzan en una batalla campal de las madres, novias y esposas de los jóvenes -algunos menores de edad- y fueron conducidos a la fuerza a la Estación de Policía -en una patrulla de platón que llegó poco después-, incluida una de las mujeres que no querían dejar llevar a estar personas y que se encuentra en estado de embarazo.

Mientras tanto se bebía licor en la calle y se escuchaba música a todo volumen por parte de los vecinos en varias cuadras del sector, hasta casi llegado el amanecer.

El mismo día de velitas, pero algunas cerca de la media noche, un joven integrante de la comunidad LGBTI fue golpeado en el rostro con un puño propinado por el señor Óscar Peña, dueño de Santo Remedio, uno de los bares de la Zona T. Según dijo el afectado, ya se instauró la denuncia por lesiones personales y en próximos días este medio de comunicación ampliará los detalles de este suceso que trasciende a la violencia de género y frente al cual la Policía no hizo nada a pesar de la queja del ciudadano.

Días después, unos jóvenes que se encontraban demostrando sus aptitudes artísticas con pinturas en spray y acompañando el show con música en la Plaza Principal, fueron desalojados de un momento a otro por parte de varias unidades policiales en frente de casi una veintena de personas que presenciaban el show.

Esa misma semana, a través de redes sociales una ciudadana denunció un hurto en su vivienda ubicada en la zona rural del municipio y la de una vecina, contando que eran escasos los patrullajes de las unidades policiales por la vereda Pueblo Viejo, la más cercana al casco urbano.

Los rockeros de Facatativá hace poco crearon la mesa municipal de este género en el recinto del Concejo de Facatativá, pero los limitados espacios para su diversión y esparcimiento, dentro de sus gustos musicales, son limitados aún más con el impedimento de trabajar hasta la 1 de la mañana. Lo mismo sucede con otros establecimientos de la Zona de Rumba, que se sienten en desigualdad de condiciones frente a la Zona T y Plan B, para trabajar.

También sorprendió la noticia difundida por Noticias Caracol, en la que se alertó la preocupante situación de intolerancia e inseguridad al registrar el hurto por parte de dos presuntos habitantes de calle y el posterior asesinato de estos a manos de la víctima del hurto, que los mató de un solo tiro, según la versión del homicida.

El pasado domingo en la madrugada, frente a los colegas de Cablemás, el Mayor Quijano sostuvo que se había decretado la Ley Seca en el municipio con ocasión de la final de la Liga de Fútbol colombiana entre los dos principales equipos de la Capital. No obstante, los hinchas de los cardenales y albiazules violaron flagrantemente la medida y en contraste la Policía controló que no pasara a mayores la celebración.

Ese mismo días horas más tarde, el reconocido artista circense facatativeño Carlos “El Cuate” Ríos Mendoza, fue protagonista de la interrupción de su show por parte de la Policía, lo que quedó registrado en video por un ciudadano y fue publicado por redes sociales.

Es de aclarar que la actuación de los integrantes de la fuerza policial en este último caso fue contraria a la usada en el caso de los jóvenes del barrio San Rafael, sin embargo “el “Cuate” fue conducido a la Estación de Policía en medio del desacuerdo de la gente, con la promesa de ser llevado a su casa y de sostener una reunión en la Secretaría de Cultura y Juventud al día siguiente, la cual no se realizó pues el uniformado de la policía dijo ya luego de la grabación de los presentes que no tendría tiempo.

El artista no estaba haciendo cosa muy diferente a lo que hacen los vendedores informales en la calle en varios lugares del municipio -que debido a la época incrementan-, pues sostuvo que estaba trabajando y aún así, el suboficial que estuvo al frente del operativo dejó de atender un caso quizá más grave por llevarse al joven artista, quien finalmente tampoco fue trasladado a la Estación porque no hubo vehículo para llevarlo y el Cuate no estuvo dispuesto a ir caminando hasta la estación con los elementos que usa en sus show y que no son pocos y alcanzan cerca de 5 kilos de peso.

La Policía, al parecer, actuó ignorando que la Corte Constitucional en sesión del abril 20 de 2017 declaró inexequible todo el articulado del Capítulo VI del Libro Segundo de la Ley 1801 de 2016, en donde se trazaron lineamientos para las aglomeraciones de público.

Hace un par de días, el Gerente de Cablemás Facatativá mostró su rabia porque le fue robado el celular a su hija, lo que llega a ser inaudito si se tiene en cuenta que unidades de la Policía y del Ejército mantienen rondando a pie, buena parte de la zona urbana del municipio.

Lo anterior desdibuja los objetivos del Nuevo Código de Policía, pues transcurridos 11 meses de la entrada en vigencia de esta norma, no se ven avances en el cumplimiento de los objetivos y se sigue viendo intolerancia entre los ciudadanos y entre éstos y la Policía; ésta última situación se viene acentuando últimamente.

Para charlar de todo esto se buscó al Mayor José Miguel Quijano en el transcurso de esta semana y se le hizo saber a través de un audio enviado a través de la aplicación WhatsApp, el cual seguramente fue escuchado por el oficial, pues quedó con los dos “chulitos” en azul el archivo enviado.

Por su parte, es difícil entablar comunicación con la Secretaría de Gobierno luego del reciente informe sobre el tema seguridad que fue abordado en el Concejo Municipal con ocasión del informe de empalme del actual secretario Javier Beltrán Bustos, y más cuando se ha sabido de la no existencia de un discurso unificado en la Secretaría de Gobierno, la falta de convocatoria del jefe de la cartera y comentarios poco alentadores de quienes han llegado allí, reflejarían la falta de liderazgo que atraviesa la cartera y que puede ser una de las razones de la actual situación en el municipio.

UNA NAVIDAD POCO ILUMINADA
A pesar de que la Gobernación del Departamento lanzó un concurso de 10 millones de pesos para el mejor alumbrado navideño en Cundinamarca, Facatativá seguramente no participará en esta convocatoria, pues la misma opinión de los ciudadanos ya le da el último lugar por lo menos frente a sus municipios pares en la Sabana Occidente.

En redes sociales se han visto fotografías de los alumbrados en Madrid, Mosquera y Funza, en donde los alumbrados se han convertido en una estrategia turística muy importante, tomando ejemplo de ciudades como Medellín.

El alcalde Malo García sostuvo ante las cámaras de Mutantes.tv el día de las velitas que los alumbrados se estaban demorando por causa de los términos del proceso contractual, reflejando que al parecer no se inició el proceso con la debida antelación. El portal de contratos reporta la fecha de apertura del proceso contractual el 6 de diciembre.

No obstante, prometió que habría una gran sorpresa para el lunes siguiente en la Plaza Principal. Dicho lunes aún se estaban terminando de instalar los adornos, dentro de los cuales hizo falta el más importante y significativo de la navidad, además del pesebre -que tampoco hubo allí-: el árbol. En su lugar fueron instalados unas cajas de regalo y unos renos, que no gustaron a la ciudadanía. El contrato para sólo la iluminación de la Plaza Principal -único lugar que contempla el objeto del contrato- es de 33 millones 100 mil pesos.

La propia Sede Administrativa de la Gobernación, cuya cabeza considera estas festividades como estrategia de la felicidad, fue decorada de manera inédita en esta ocasión, recibiendo críticas positivas de varios sectores de la política en el departamento.

Mientras que en otros municipios del departamento como Girardot, Fusagasugá, Mosquera, Funza, Chía, Zipaquirá, entre otros, se vienen adelantando las novenas y franjas navideñas, en Facatativá no se ha adelantado nada en materia de entretenimiento para las familias, más allá de las vacaciones recreativas para los niños y un par de eventos de cultura y deporte, insuficientes frente a las actividades en otros municipios.

CAOS EN LA MOVILIDAD
A pesar de que se anunciaron cambios en este aspecto, no se ha visto la efectiva implementación de estrategias que garanticen desplazamientos rápidos a los vehículos particulares y al servicio público, gremio dentro del cual los taxistas no pasan por la carrera quinta y si se les pide esta ruta llegan a cobrar hasta doble carrera.

Allí mismo, en tan importante vía arteria en el sector de la plaza de mercado, hace mucho tiempo que no se ubica un Policía de Tránsito que garantice una óptima movilidad, pero sí se ven junto a las grúas recogiendo vehículos mal parqueados

Aunque se dijo por parte de la Administración que en la calle cuarta con carrera cuarta no se había puesto en funcionamiento el sistema semafórico debido a que generaba traumatismos por la obra de la vía a El Rosal, estos trabajos ya casi finalizan -falta la instalación de berma cunetas en algunos tramos de la vía y el los andenes del barrio Los Llanitos-  y no se han vuelto a deshabilitar ninguno de los carriles de la vía, pero no se han puesto en funcionamiento los semáforos, mientras que el de la carrera 5 con calle 5 sigue presentando fallas, por no nombrar otros.

Así mismo la ciudadanía se encuentra con la incertidumbre de poder recibir buenas noticias en movilidad con información por parte de la Administración sobre el estado de empréstito, que hasta donde se ha podido conocer fue Bancolombia quien prestará el dinero -luego de un competido proceso de selección- que permitirá pavimentar algunas vías.

MENSAJE ABIERTO, SEÑOR ALCALDE MALO GARCÍA
Este contexto impide pensar que por lo menos en Facatativá se pueda superar la crisis que se viene comentando tanto en las calles como en la web. Esta situación está demostrando la falta de compromiso que se tiene con el ente territorial, que necesita acciones concretas, coordinadas, respetuosas, serias y comprensivas para poder avanzar. Es necesario más liderazgo por parte de la cabeza administrativa que al decir que su interés es recuperar, lo que debería hacer es emprender y mostrar un liderazgo real y efectivo.

Publicar un comentario

0 Comentarios