Establecimiento cumplió cierre temporal, pero no podría seguir funcionando


Un cierre temporal por el lapso de diez días le fue impuesto a este establecimiento comercial de la calle 7 entre carreras 1 y 2.

Luego de más de un mes y medio de haber sido informadas las Autoridades por parte de El Observador Siglo XXI del funcionamiento clandestino de este establecimiento, en el cual se ve un aviso de Billares en la puerta de la calle, pero en el que no hay una sola mesa del llamado “juego de reyes”.

Contrario a encontrar mesas, tacos, bolas, tizas y guantes, las Autoridades encontraron tan sólo sillas y mesas de cafetería, una rockola y una nevera que almacenaba licor, no encontraron la documentación de soporte al día.

Según relató el Mayor José Miguel Quijano a este medio periodístico, el sello se colocó en la puerta de ingreso al salón en el que se desarrollaban actividades de alto impacto más no en la puerta que da a la calle, debido a que en el mismo inmueble se desarrollan otras actividades y la sanción no recae sobre éstas que son diferentes al de expendio y consumo de licor.

Además de lo anterior, El Observador Siglo XXI logró una declaración del Sub Intendente Carlos Gordillo, quien fue quien impuso el sello en el lugar y afirmó ya efectivamente las Autoridades ya tenían conocimiento del ejercicio de la actividad en dicho inmueble, pero que a raíz de las cámaras de seguridad que apuntan a la puerta principal fueron detectados por el personal del establecimiento, lo que dificultó en varias ocasiones el ingreso, por lo cual decidieron “esperar el momento oportuno”, según señaló el uniformado.

Este cierre temporal de 10 días que culmina el día de hoy, es el primer llamado de alerta para el dueño del establecimiento, quien debe confirmar que pueda ejercer allí y de poder hacerlo, expender y permitir el consumo de licor hasta la hora fijada en el decreto municipal 095 del 2018 y la cual está fijada hasta las 11.

Aun así y según las fichas de usos normativos del suelo –decreto municipal 090 de 2010- en ese sector del centro no puede ejercerse la actividad de consumo y expendio de bebidas embriagantes y quienes se encuentran en el sector y se dedican a esta actividad han manifestado ser poseedores de derechos adquiridos con la entrada en vigencia de la Ley 1801 de 2016, por una parte. Y por otra, en algún momento la alcaldía les otorgó un certificado de usos permitido y en todo caso, algunos no tienen ese certificado actualizado de la presente administración. En contraste, la actividad de billares sí está permitida.

Este establecimiento cerrado temporalmente inició sus actividades aproximadamente hace 4 meses, aun sabiendo que no existe uso de suelos para esa actividad allí. No obstante, prestaba servicios a puerta cerrada hasta altas horas de la madrugada, era foco de inseguridad y se empezaba a volver molestia entre sus vecinos por su competencia desleal al infringir lo determinado por la norma. De continuar prestando servicios el próximo cierre podría ser hasta por tres meses.

Publicar un comentario

0 Comentarios