3 proyectos de Acuerdo serán tramitados en prórroga del Concejo de Facatativá


Una prórroga de diez días empieza a regir a partir de ayer en el Concejo de Facatativá. Tres proyectos de Acuerdo están a la espera de ser tramitados.

La sesión del viernes pasado cambió el panorama en la Corporación debido a la presión social que terminó haciendo que el presidente Ernesto Sabogal Bello decidiera aplazar el debate a pesar de haberse impuesto el voto negativo al positivo en la proposición de 7 concejales de aplazar el debate lo que, procedimentalmente hablando, puso en espera a los otros dos proyectos de Acuerdo, presentados primero que el de la reforma al estatuto tributario local y que tuvieron trámite luego de que el concejal José Vicente Barrera Montenegro retirara el suyo.

“LA ESTAMPILLA SE TRAMITARÁ EN OCTUBRE”: BARRERA
El proyecto de Acuerdo que presentara este concejal el pasado junio 12, mediante el cual se buscaba adoptar el uso obligatorio de la Estampilla Prodesarrollo de Universidad de Cundinamarca, fue retirado por él mismo a mediados de la semana ante pasada dado que se encontraba estancado.

Al concejal le pasó lo mismo que a la Administración Municipal con el proyecto de Acuerdo que incluye la adición del Impuesto al Alumbrado Público: no lo socializó, en este caso, con el Ejecutivo, antes de presentarlo, por lo que la Secretaría de Hacienda se negó al proyecto y bajo los argumentos de que un proyecto de esta naturaleza sólo puede ser presentado a iniciativa del alcalde y de que se afectarían las finanzas del municipio, 3 de los integrantes de la Comisión no quisieron ser ponentes, mientras que uno se declaró impedido, y sumado a que el concejal Barrera estaba incurso en una incompatibilidad dado que el autor de un proyecto de Acuerdo no puede ser su ponente, la iniciativa quedó prácticamente en el limbo.

El primer concejal en ser designado ponente de este proyecto de Acuerdo fue Mauricio Enciso Barahona del Partido de la U, quien luego de transcurridos los 10 días de plazo para presentar ponencia en Comisión, radicó un oficio pidiendo reasignación de ponente. Dicho oficio lo firmó en compañía de su compañero Jorge Murcia Reyes, a quien no se había designado ponente, con su firma anunció su negativa de llegar a serlo.

De igual manera que con Enciso, pasó con la concejala Herminda Luque, quien también, luego de haber completado los diez días de plazo para presentar ponencia, también solicitó mediante oficio reasignación de ponente. Por su parte el concejal Diego Cabrera se declaró impedido por ser ex alumno de la Universidad.

De tal manera que el concejal decidió retirarlo con el fin de hacerle unos ajustes para lograr darle mayor fuerza legal. “Hemos iniciado una serie de consultas de manera oficiosa para lograr un mayor sustento a la competencia que tengo para presentarlo, para demostrar que la Estampilla le ayudará al municipio a aumentar el recaudo que le permita conservar la categoría y le fortalecerá el Fondo de Pensiones”, esto último, agregó Barrera en charla con El Observador Siglo XXI –EOSXXI–, son “beneficios adicionales, pues el propósito inicial es fortalecer la Universidad Pública de los cundinamarqueses que tan buenos servicios le ha prestado a los habitantes de Facatativá y la Región”.

El cabildante agregó que iba a radicarlo nuevamente en este segundo periodo de sesiones ordinarias, pero se encontró con la presentación de tres proyectos de Acuerdo más, por lo que, por recomendación de la Secretaría General, lo presentará en las sesiones ordinarias que inician en octubre con el fin de que tenga el tiempo suficiente para su trámite.

LA VENTA DEL LOTE DE LA CALLE 15 CON 2
Así las cosas, inició el trámite del proyecto de Acuerdo 008 con el que la actual Administración busca vender este inmueble ubicado en el barrio Los Molinos, luego de que mediante el Acuerdo 010 de 2012 el Concejo autorizara al entonces alcalde Orlando Buitrago para comprarlo y luego de que mediante Acuerdo 012 de ese mismo año, la Corporación autorizara al mismo para celebrar un contrato de empréstito con el que se pagaría el lote.

En este lote, Buitrago pensaba construir la nueva Estación de Policía, pero al parecer visionó este proyecto sin ninguna base de tipo técnico, debido a que en los estudios que realizó la Policía a inicios de este cuatrienio, se determinó que no había necesidad de comprar un terreno, sino que en el que actualmente se ubica la actual Estación se podían realizar la obras para este fin.

En consecuencia, cuenta la exposición de motivos del proyecto de Acuerdo 008, la Administración local decidió darle otra utilidad al inmueble y solicitó al Concejo autorización para destinar allí una nueva Central Única de Despachos –CUD– de vehículos de Transporte Público, la cual sería la de la calle 13, la cual le fue otorgada mediante Acuerdo 004 de 2017.

Sin embargo, semanas después de que el Cabildo lo autorizara a destinar este inmueble para la CUD, el Ejecutivo fue notificado por parte del Juzgado Primero del Circuito de Facatativá de una providencia dentro de una acción popular instaurada por la señora Julieth Mayerli Abril Hernández a la cual se le conceden medidas cautelares en contra del Municipio, suspendiendo los efectos del Acuerdo 004 de 2017.

Así mismo, el Juzgado le advirtió al Municipio que “debe desarrollar es una terminal de transporte y no buscar otras alternativas de solución como sería una central única de despacho”.

Así las cosas, hasta el momento para lo único que ha podido usarse este lote es para albergar habitantes de calle y un circo, que recientemente se despidió de Facatativá. En 2016 el alcalde había anunciado el cerramiento a este terreno, pero no lo ha realizado.

El Acuerdo 012 de 2012 autorizó al entonces alcalde Orlando Buitrago para endeudar al municipio por $11 500 millones para financiar la inversión de varios proyectos, pero aquí no se encontraba proyectada la nueva estación de Policía, la cual sustituyó en el Acuerdo 009 de 2013 a la construcción de 35 aulas de clase.

De esa deuda adquirida por Buitrago, queda un saldo de 1 298 millones de pesos y con la venta del lote la Alcaldía busca terminar de subsanar la deuda y el remanente será “objeto de análisis para el financiamiento de proyectos de interés del Municipio”, informa el alcalde a los concejales.

EL PROYECTO DE “TUKO” PARA LOS ANIMALES
El concejal más votado en la historia de Facatativá, David Perdigón, radico ante la Secretaría General del Concejo un proyecto de Acuerdo que busca regular el manejo y tenencia de mascotas en el Municipio de Facatativá, el cual tiene asignado el consecutivo 009.

El proyecto de Acuerdo define los trazados municipales que se adoptarían para el cumplimiento de la normativa vigente en temas de convivencia y protección animal, que contemplan reglas para la tenencia de mascotas y para su cuidado tanto en el ámbito público como en el privado, visionando incluso un Centro de Tenencia Temporal.

EOSXXI intentó comunicarse con el concejal animalista para ahondar sobre otros aspectos de este proyecto de Acuerdo, pero no fue posible entablar comunicación con él.

EL ESPINOSO PROYECTO DE LA ADOPCIÓN DEL IMPUESTO AL ALUMBRADO PÚBLICO
Finalmente, el proyecto de Acuerdo 010 tiene en espera a los demás proyectos. A pesar de que es el último en ser presentado, es el primero al que se le debe dar aprobación, lo que da fundamento a la crítica de la ciudadanía de que los concejales querían aprobar esta iniciativa a “pupitrazo”.

En respuesta escrita a EOSXXI, el presidente de la Corporación, Ernesto Sabogal Bello, informó el pasado julio 26 que el proyecto de Acuerdo 008 y el 010 ya estaban aprobados en primer debate, mientras que el 009 estaba próximo a estudio en primer debate.

El segundo debate del proyecto de Acuerdo 010 se dio el viernes pasado desde las 7 de la mañana y tuvo la compañía de al menos 100 personas entre las que se encontraban líderes comunales y sociales, representantes de organizaciones sociales y políticas, comerciantes, personas del común y contratistas de la Alcaldía. Estos últimos fueron evacuando las gradas poco a poco debido a la molestia de quienes estaban en contra del proyecto de Acuerdo y señalaron su presencia de ser una estrategia de la Administración para sabotear la expresión de desacuerdo de los ciudadanos.

Según puso conocer este medio de comunicación ese día, la concejala Vanessa Vidal Torres y el Concejal Barrera, por aparte y sin saberlo, habían encontrado otra disposición en el proyecto de Acuerdo que afectaba a los comerciantes y que se disponían a denunciar y eliminar.

Se trata de la de Avisos y Tableros, cuya tarifa hasta el momento es de 3.5 Unidad de Valor Tributario (UVT) por metro cuadrado, y que con esta reforma sería de un salario mínimo para Avisos de menos de 8 metros cuadrados, mientras que sería de 4 salarios mínimos para Vallas de entre 8 y 23 metros cuadrados, causando incremento desfavorable en su concepto para los pequeños tenderos. No pudieron hacerlo porque la discusión o alcanzó a llegar hasta ese punto.

Lo demás sucedido en esa sesión ya ha sido ampliamente dado a conocer por parte de otros medios locales de comunicación, quienes al igual que la ciudadanía quedaron a la expectativa de transmitir de primera mano lo que sucediera, teniendo en cuenta que se aplazó el segundo debate, el cual hizo aplazar los demás debates en plenaria.

Lo anterior en referencia al parágrafo del artículo 115 del Acuerdo 020 de 2009 “por medio del cual se adopta el nuevo reglamento interno de la Corporación Concejo Municipal de Facatativá, Cundinamarca y se dictan otras disposiciones”, el cual reza que “los proyectos de Acuerdo que no alcanzaren a ser debatidos se incluirán de primeros en el Orden del Día siguiente” y aunque esto se establece en el primer debate, el de Comisión, aplicaría también para el segundo debate, dado que la diferencia es el número de integrantes de la Corporación que debaten.

En ese orden de ideas el domingo anterior, día en el que se llevaría a cabo el segundo debate y votación definitiva del proyecto de Acuerdo 008, que pretende vender el lote, no se llevó a cabo, a raíz de la interpretación que pueda tener el mencionado parágrafo, de tal manera que se llegó a discutir entre los concejales la realización de la sesión para finalizar el debate y votar el proyecto de Acuerdo 010 y luego proceder a adelantar el objeto de citación de la sesión.

El resultado fue que la del pasado viernes julio 27, fue la última del segundo periodo de sesiones ordinarias, con lo que pierden cerca de 4 sesiones para el pago de este periodo. Los concejales actuaron con prudencia y según lo informado por el periodista Carlos Arturo Moreno, ese domingo en la noche sostuvieron una reunión con el alcalde en su despacho 9 de los concejales.

Aun así, el concejal Anderson Franco informó por medio de redes sociales que desde la presidencia de la Corporación se declaró una prórroga de diez días, durante los cuales las sesiones que se realicen no generarán honorarios a favor de los concejales y en las que se daría trámite a las 3 iniciativas.

El fin de semana, el representante Óscar Sánchez León que tiene una gran participación en la Alcaldía y sus entidades descentralizadas, se opuso mediante un comunicado, en el que evocaba a la historia, y específicamente el año 2008 en le que Facatativá vivió un paro y él iniciaba su cuatrienio. Lo que no dijo es que ese bloque de la Ley 1819 de 2016 en el que está contemplado el Alumbrado Público, sí lo votó positivo, mientras que sólo votó negativo el incremento del 16% al 19% el IVA. De todas formas nunca informó que ese impuesto estaba en el entonces proyecto de Ley.

Hasta el lunes pasado al medio día, se especulaba que 7 concejales no apoyaban el proyecto de Acuerdo 010, pero con un sentido comunicado de 9 minutos de video publicado en su Fanpage, el concejal y ex presidente de la Corporación, José Vicente Barrera Montenegro, explicó las razones de su neutralidad hasta el momento y anunció de manera anticipada que votará negativo al proyecto de Acuerdo, yendo incluso más allá que cualquiera de otro de sus compañeros que no están de acuerdo con la iniciativa, al decir que “el tema del alumbrado público en Facatativá debe quedar vetado”.


Este comunicado personal al parecer logró compactar a los 8 concejales que al día siguiente iniciaron la campaña con el hashtag #SíAlProgresoNoMásImpuestos y en el día de ayer publicaron el comunicado conjunto siguiente:

La imagen puede contener: texto
Así las cosas, los 8 concejales firmantes se manifiestan públicamente en desacuerdo con el proyecto de Acuerdo, mientras que de los otros 9 tan sólo el presidente Ernesto Sabogal Bello, el ex secretario general y hoy suplencia de la vacante del ex concejal liberal Guillermo Aldana Dimas, Iván Olaya, el concejal rural Arturo Niño y el concejal Elmer Peña “Shelo” han salido a defender públicamente en los medios de comunicación y frente a la gente el proyecto de Acuerdo, mientras que los concejales Diego Cabrera, Mauricio Enciso y Jorge Murcia, ponentes del proyecto de Acuerdo, le dieron ponencia positiva y así se sumarían seis los que están firmes y en consecuencia son promotores de la campaña que ha lanzado la Administración y que ha denominado “Facatativá Brilla Hacia el Futuro”.

Mientras tanto el concejal Nerio Camacho y el concejal Fernando Nieto han guardado silencio y mientras que el primero no fue concejal en 2008, el segundo sí y votó negativo el proyecto de Acuerdo para adoptar el impuesto de Alumbrado Público entonces.

¿Y AHORA?
En comunicación telefónica con EOSXXI la secretaria general del Concejo, Vilma Adela Cruz, informó que aún no se han programado sesiones en este tiempo de prórroga que se ha declarado y que se está a la espera de la decisión que tome el presidente Sabogal Bello.

Por su parte el proyecto de Acuerdo animalista es posible sea el último en darle trámite, luego de que sean debatidos los proyectos de Acuerdo presentados por el alcalde, los cuales ya pasaron su primer debate, y mientras que el de la venta del lote espera al inicio de su trámite en plenaria, el de la modificación al estatuto tributario municipal espera a reanudar su segundo debate y realizar su votación y cuya sesión será la primera que deberá programarse.

Entre tanto por medio de las redes sociales, a pesar de la fuerte estrategia comunicativa de la Alcaldía con su campaña “Facatativá Brilla Hacia el Futuro”, han sido más las voces a favor que en contra de la medida de adoptar el Impuesto al Alumbrado Público y desde las organizaciones políticas y sociales de tendencias alternativas se viene gestando una gran movilización para impedir nuevamente que se adopte este nuevo cobro a los facatativeños.

Publicar un comentario

0 Comentarios