¿Premio y castigo en trámite de proyectos de Acuerdo en Facatativá?


Ayer en el Concejo de Facatativá se hundió el proyecto de Acuerdo para adoptar el uso obligatorio de la Estampilla Pro Universidad de Cundinamarca y pasó a sanción el de la reglamentación del tránsito de Vehículos de Tracción Animal y su sustitución. Este último definiría la presidencia para 2019.

En la misma sesión quedó confirmada la alianza de dos grupos de concejales que se empezó a cocinar desde la presentación del entonces proyecto de Acuerdo 010 de 2018 mediante el cual se adoptó el impuesto al Alumbrado Público, teniendo un cambio sustancial y al mismo tiempo extraño que sólo se entendió en el transcurso de la plenaria de ayer, en la que los que votaron sí al Alumbrado respaldaron al concejal animalista que se ha caracterizado por no tener posturas firmes, a excepción de la lucha por los animales.

EL ACUERDO DE LOS VEHÍCULOS DE TRACCIÓN ANIMAL.
A las 6:45 de la tarde inició la sesión plenaria en donde se le dio segundo debate a la iniciativa del concejal animalista de Facatativá, David “Tuko” Perdigón Rocha.

Los ponentes de esta iniciativa, los concejales José Vicente Barrera y Vanessa Vidal Torres, sorprendentemente después de haber presentado ponencia positiva para primer y segundo debate, decidieron no apoyar finalmente la iniciativa teniendo en cuenta la consulta que sostuvieron haber hecho en la Procuraduría provincial en la que les indicaron que aprobar el proyecto de Acuerdo era extralimitarse en sus funciones y en consecuencia el autor del proyecto tuvo que defenderlo y encontró en la coalición del sí al Alumbrado a sus defensores.

Fue un debate álgido, pues durante casi tres horas se escucharon las posiciones de prácticamente todos los concejales y se lanzaron pullas entre ellos. Los únicos que no intervinieron fueron Nerio Camacho, Elmer “Shelo” Peña, Anderson Franco y el presidente Ernesto Sabogal que naturalmente fue el moderador. Los concejales Diego Cabrera, Mauricio Enciso, Arturo Niño, Jorge Murcia e Iván Olaya defendieron el proyecto de manera férrea persuadiendo a los cerca de 30 carreteros que se hicieron presentes y que al inicio de la sesión tenían cara de pocos amigos, lo que causó que se hicieran presentes unidades de la Policía Nacional en el Concejo. El concejal Fernando Nieto en su intervención se mostró imparcial pero terminó votando positivo con los defensores del proyecto.

En lo que va corrido del periodo constitucional no se habían presentado iniciativas por parte de los concejales sino hasta el pasado mes de junio cuando el concejal Barrera Montenegro presentó la iniciativa de adoptar la Estampilla Prodesarrollo de la Universidad de Cundinamarca (UDEC). De ahí en adelante, el concejal César Yáñez presentó un proyecto de Acuerdo para depurar la normatividad en el municipio -que no fue aprobado- y  el concejal Tuko presentó dos iniciativas: la que regula la tenencia de mascotas y fue aprobada sin tanto debate y el de los Vehículos de Tracción Animal que encontró defensores a falta de ponentes que defendieran el proyecto hasta el final, incluyendo los asesores del Despacho del Alcalde que se hicieron presentes en la sesión de ayer.

Dentro de los funcionarios de la alcaldía se encontraban el secretario de Desarrollo Económico, el de Desarrollo Social, el de Medio Ambiente, el Jurídico, el de Tránsito y la de Hacienda quien a pesar de haber dicho que no había recursos para esto en sesión de comisión, terminó informando que la Alcaldía cofinanciaría el programa con el 10% de los recursos que se gestionaran vía proyectos de inversión ante entidades del orden departamental, nacional y ONG’s. Los demás secretarios se mostraron dispuesto a colaborar con la iniciativa del concejal Perdigón.

Por su parte, el proyecto no gozó de confianza por parte de los concejales ponentes más César Yáñez, Herminda Luque, Frank “Pacho” Torres y Gonzalo Bernal, quien afirmó que el proyecto había encontrado defensores debido a que estaban en juego “favores políticos”.

De nada sirvió que el concejal Barrera informara del posible hecho de estar prevaricando al aprobar este Acuerdo: los concejales que votaron positivo al Alumbrado Público no dieron su brazo a torcer y terminaron votando positivo la iniciativa de Tuko. 10 votos positivos contra 7 negativos.

MUERTE AL IMPULSO ECONÓMICO A LA UNIVERSIDAD PÚBLICA.
Minutos antes de iniciar la plenaria de ayer, la Comisión Segunda Permanente de Presupuesto, Hacienda Pública y Organización Administrativa, integrada por los concejales Vicente Barrera, Diego Cabrera, Mauricio Enciso, Herminda Luque y Jorge Murcia, se reunió para continuar y lograr una votación definitiva al proyecto de Acuerdo de la Estampilla Prodesarrollo de la UDEC, pues la semana pasada se llevó a cabo la votación de este y el proyecto de Acuerdo del Presupuesto para 2019, en la que el concejal Murcia votó positivo al proyecto y se ausentó de la discusión de la iniciativa de la Estampilla. En dicha sesión la votación se realizó varias veces teniendo como resultado un empate: dos votos negativos de Cabrera y Enciso y dos votos positivos de Barrera, autor del proyecto, y Luque, ponente del mismo.

Los concejales Cabrera y Enciso, ex alumnos de la UDEC, reconocieron como “buena” la iniciativa pero tuvieron varios reparos. El primero de ellos era que, según el concejal Enciso, la iniciativa para presentar este proyecto de Acuerdo es privativa del alcalde, pero no pudo citar exactamente la disposición de la Ley 136 de 1994 que dijo él, afirma esto, muy posiblemente porque no lo dice, tanto así que en consultas que elevó el concejal Barrera al Ministerio de Hacienda y la Secretaría de Hacienda del departamento, estos dos entes sostuvieron que las únicas iniciativas privativas del alcalde son planes de desarrollo, autorizaciones para contratar y ejercer funciones propias del Concejo y determinación de la estructura de la administración, escala salarial y creación de entidades descentralizadas. “Tratándose de proyectos de acuerdo para la adopción o modificación de tributos, las iniciativa debe provenir de los concejales o del alcalde” sostuvo el MinHacienda, mientras que su par en el departamento sostuvo que “sí está permitido adoptar la estampilla prodesarrollo de la Universidad de Cundinamarca en el Municipio de Facatativá”. Lo que quería Enciso era que el proyecto tuviera la bendición del alcalde, olvidando que el Concejo está por encima del ejecutivo y tiene independencia para tomar decisiones. Valga recordar que no es extraño que este concejal no tenga claras las normas, por eso fue sancionado en fallo de primera instancia por la Procuraduría al votar la modificación al POT en 2011, sin tener en cuenta que el Concejo debía realizar Cabildo Abierto.

Otro reparo que hizo Enciso fue que los recursos que se recaudaran los administraría la sede en Fusagasugá, dando a entender que no serían invertidos en Facatativá. Sin embargo, en charla de El Observador Siglo XXI con el director administrativo de la Extensión de la Udec en el cercado fuerte al final de la llanura, este afirmó que la totalidad de los recursos que se recogían en Albán, Bojacá y Bituima se invertían en la Extensión que él administra, dado que los Acuerdos que adoptaron el uso de la estampilla en estos municipios dejaron explicito que el dinero se invertiría en Facatativá y que la Universidad no podía pasar por encima de una norma, así fuese local.

Cabrera por su parte dudó que al dejar claro en el proyecto de Acuerdo que el 20% de lo recaudado iría al fondo de pensiones del Municipio a razón de la Ley 863 de 2002, se perdería la unidad de materia, sin tener en cuenta que lo dispuesto en dicha ley habla de estampillas.

Lo extraño en el trámite de estos dos proyectos, es que mientras que para la iniciativa de la estampilla Cabrera y Enciso pidieron certificación por escrito de la Alcaldía, para la iniciativa de los Vehículos de Tracción Animal no la pidieron y desestimaron la solicitud de la concejala Herminda Luque que les devolvió “el favor” de pedir autorización por escrito de disponibilidad presupuestal.

Frente a esto el concejal Barrera anunció que tomará acciones legales para lograr que la Universidad de Cundinamarca, única institución de educación superior del departamento, tenga un fortalecimiento financiero.

¿FAVORES POLÍTICOS PARA LA MESA DIRECTIVA DEL CABILDO EN 2019?
Así las cosas, quedan conformados dos bloques en el Concejo: el de la Coalición -conformado por los 9 del sí al Alumbrado más Tuko- y el de la Independencia -conformado por los restantes-, los cuales estaban buscando lograr tener presidente en el último año del periodo constitucional.

El Observador Siglo XXI pudo conocer de boca de uno de los concejales de la Coalición que hace dos semanas hubo reunión de alcalde con la Coalición, menos Tuko que fue abordado a solas por el burgomaestre, junto a todos los secretarios del despacho y la orden fue que no había favores para la nueva Independencia en especial para Barrera, quien le tiene pruebas comprometedoras y serían dadas a conocer en próximos días a los entes de control y los medios de comunicación, en especial a la Televisión Nacional que tanto asusta al alcalde. Por lo mismo se le habría hundido el proyecto de Acuerdo de la Estampilla, pues Barrera Montenegro estaría “castigado”.

Es así que la primera autoridad de Facatativá logró alinear 10 concejales para lograr tener presidente del cabildo en 2019.

Aun así, las cosas no están tan claras sobre quién podría ganar la presidencia en el equipo de la Coalición, pues hay tres aspirantes: Fernando Nieto, Nerio Camacho e Iván Olaya, y por el lado de la Independencia no se tiene claro si lancen un candidato, que sería Barrera según un concejal de la Coalición, o definitivamente votarían en blanco como afirmó el concejal Torres Sánchez.

Barrera fue presidente en el segundo semestre de 2016 y le quedó gustando, pero afirmó que será nuevamente candidato al Concejo el próximo año, por lo que lo más prudente para él sería no ser presidente porque tendría que esforzarse el triple, dado que además de ser concejal, lleva como abogado procesos civiles en otros municipios los cuales no puede dejar a la deriva.

En charla de EOSXXI con Camacho, este afirmó que sí quería ser presidente, pero los votos viraban más hacía el lado de Olaya. “Está muy fuerte su aspiración” afirmó el conservador. De igual manera se charló con Nieto, quien dijo que iría hasta el final y ha estado haciendo lobby con sus compañeros para ver si logra obtener los votos. Mientras tanto Olaya no negó querer ser presidente pero dijo que las cosas no estaban tan fáciles y que había división al interior de la Coalición frente a ese tema.

De existir esa división de la que habla el concejal Olaya, saldría ganando la Independencia si llega a poner candidato. De todas maneras con el debate en plenaria de ayer se vio más cohesionada la Coalición y es posible que hayan llegado a algún acuerdo.

Lo cierto es que para este año la elección no está tan anunciada como en 2016 y 2017 donde desde antes de la elección de mesa directiva ya se sabía que los presidentes serian Diego Cabrera y Ernesto Sabogal respectivamente. Lo otro que es cierto que si el nuevo presidente llega a ser elegido con 10 votos, se confirmaría la teoría del concejal Bernal Parra que consiste en que le aprobaron el proyecto de Acuerdo de Vehículos de Tracción Animal a Tuko a cambio de que votara a la presidencia por Iván Olaya, el candidato del alcalde Malo García, que también tiene candidata a la Secretaría General de la Corporación y es Rosa García, quien durante años fue secretaria del despacho del alcalde y trabajó con Óscar Sánchez León, Orlando Buitrago y los dos primeros años de Pablo Malo García.

Mañana miércoles, noviembre 28, a las 6 de la tarde, se llevará a cabo elección de mesa directiva. El jueves, noviembre 29, se llevará a cabo elección de secretario general de la Corporación y las candidatas son la actual secretaria Vilma Cruz Landinez y la oficialista Rosa García, a las 8 de la mañana.

Publicar un comentario

0 Comentarios