En tres años, el Hospital de Facatativá vuelve a tener futuro


Cerca de 800 mil habitantes de 32 municipios del noroccidente de Cundinamarca se ven beneficiados con “Mision Salud”, emprendida desde el inicio del gobierno departamental que hoy finaliza y la cual ejecuta el gerente Luis Alberto García Chaves. en el Hospital de Facatativá.


Tres grandes obras de infraestructura, tres intervenciones estratégicas a la planta física, más de seis acciones de soluciones tecnológicas, una gestión financiera y de cartera que ha aumentado el recaudo, la reapertura de servicios y la proyección de aumentar la oferta, la premisa de la humanización en el servicio apoyada con alianzas interinstitucionales, han sido los factores gracias a los cuales más usuarios acuden a los servicios que presta esta Empresa Social del Estado (E.S.E) fundada en la segunda década del siglo pasado.

INFRAESTRUCTURA

En 38 meses, la finalización del Nuevo Centro de Salud de Manablanca, la reestructuración de los planos de la Nueva Central de Urgencias junto a la ejecución total de la obra y su puesta en funcionamiento bajo un nuevo modelo pionero en el departamento, y la construcción de la Nueva Central de Consulta Externa lograron ser realidad después de retrasos en los trabajos constructivos y estancamiento en el trámite de proyectos ante entidades nacionales y departamentales.

No obstante, desde hace algunos meses se rehabilitó el segundo piso del edificio nuevo en el que se instalaron 20 nuevas camas, se modernizó la Unidad de Alta Dependencia Obstétrica (UADO) y la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) Neonatal ajustando los espacios a las normas de calidad y dotándolas tecnológicamente tal como a las obras de Urgencias y Manablanca luego de su finalización.

TECNOLOGÍA

La dotación tecnológica por un valor cercano a los 5 mil millones de pesos para facilitar el trabajo de los especialistas ha sido destinada por una parte a equipos biomédicos nuevos que junto a los ya adquiridos son objeto de calibración permanente para evitar diagnósticos erróneos.

Por otra parte se ha hecho inversión en el mantenimiento y adquisición tanto de los sistemas de información como licencias para programas, servidores de internet y otros, así como en equipos de cómputo y oficina como impresoras y scanner de tecnología moderna.

Finalmente en este frente el Hospital se ha atrevido a ir a la vanguardia invirtiendo en telemedicina -la cual se presta en el servicio de Radiología- y en el desarrollo, junto a la Secretaría de Salud del Departamento, de una aplicación para teléfonos inteligentes denominada “Gestamos”, la cual les permitirá a los profesionales de la I.P.S. hacer seguimiento y control de los embarazos y garantizar el buen estado de salud de madre e hijo.

REVOLUCIÓN FINANCIERA

El Hospital de Facatativá finaliza el 2019 con un saldo de cerca de $11 mil millones en la banca, un registro casi inédito. De hecho,  hace tres años el sistema de salud pasaba por una situación crítica que venía creciendo durante años y en la que las más golpeadas resultaban siendo las I.P.S.s públicas y por ende los usuarios de menores ingresos.

Lo anterior desencadenaba el cierre de servicios y recorte de personal en el último trimestre de cada vigencia fiscal, situación de la que a hoy el San Rafael se encuentra excluido, pues logró mantener el personal hasta el día de hoy, se encuentra al día en sus obligaciones y con presupuesto suficiente para iniciar 2020.

Según fuentes del área administrativa de la E.S.E, bajo la actual Gerencia se logró aumentar la tasa de rendimientos financieros gracias a la interlocución con los bancos, teniendo como resultado que luego de recibir aproximadamente 10 millones al año, en 2019 se hayan recibido más de $700 millones por este concepto.

Sumado a lo anterior, la recuperación de los dineros que le adeudan varias E.P.S. al Hospital ha sido posible a razón de la intervención franca y transparente, señalada por los funcionarios, del gerente García Chaves que ha logrado generar compromisos que se han venido cumpliendo en un alto porcentaje.

Para llegar al norte de ser la I.P.S líder en la prestación de servicios de la salud en el departamento nos hemos comprometido a actuar con eficacia y eficiencia administrativa, a ser estrictos al aplicar la austeridad en el gasto y disciplinados en el ejercicio financiero, con lo que queremos lograr no solo los recursos para mantener al día nuestra institución, sino para proyectarla al futuro”, manifestó García Cháves a este medio periodístico, y aprovechó para recordar y agradecer la gestión del representante a la Cámara Óscar Sánchez León ante la Nación y ante el saliente mandatario saliente del departamento, Jorge Emilio Rey Ángel, el cual procuró los esfuerzos requeridos por García Chaves.

SERVICIO HUMANIZADO

Mejores espacios, equipos y herramientas son los factores que han permitido la evolución positiva del clima organizacional entre los empleados que, sumado al trato cálido y estimulante de la Gerencia, facilita la implementación de la estrategia de humanizar el servicio, para lograr la meta de satisfacer a más usuarios. Este ha sido uno de los puntos clave de “Misión Salud”, frente a lo cual la Gerencia ha hecho inversión en capacitación y sensibilización de los empleados, además de tener en cuenta a personas en situación de discapacidad dentro del personal.

Esta nueva etapa de “vacas gordas” que está experimentando el Hospital San Rafael de Facatativá ha suscitado en el talento humano la entrega de lo mejor de sí a usuarios y pacientes sin descuidar la salvaguarda de los protocolos de calidad, según pudo conocer El Observador Siglo XXI en una visita espontánea hecha recientemente a esta institución que iniciará 2020 siendo una de las I.P.S.s del departamento con menor riesgo de desaparecer.


Publicar un comentario

0 Comentarios