Publicidad

Publicidad
Tamales de la abuela

PUBLICIDAD

Luego de la elección de Mesa Directiva, los nuevos concejales elegirán personero

Con 15 votos a favor, el nuevo concejal Pedro Nel Villamil Rivera del Polo Democrático Alternativo fue elegido presidente de la Corporación para 2020. En la Primera Vicepresidencia fue elegido con 14 votos el liberal Camilo Guevara mientras que en la Segunda Vicepresidencia estará Johan Ávila, de Cambio Radical.


A pesar de que la Corporación renovó el 77% de sus miembros, lo que no cambió además de los 4 concejales que renovaron su credencial, fue la falta de unanimidad dado que la mesa directiva se eligió por mayoría.


Desde mediados de diciembre, tres nombres empezaron a sonar para llevar las riendas del Concejo durante este 2020 los cuales eran Pedro Villamil al cual apoyaban de manera firme 5 de los nuevos concejales, José Vicente Barrera que contaba con 5 votos fijos y David Perdigón que contaba con uno, lo que lo llevó a desistir de esa posibilidad, pues lo votos restantes se balanceaban entre Barrera y Villamil.

EQUILIBRIO DE PESOS Y CONTRAPESOS

Y finalmente estos fueron los concejales que terminaron siendo postulados para la presidencia, a pesar de que Arley Martínez, de la ASI, sonó finalizando 2019. Óscar Villalba del Partido de la U postuló a Villamil, mientras que Jhon Rojas del Partido Liberal postuló a su copartidario Barrera, quien no aceptó la postulación y con ello envió a los concejales que hubieran votado por él, el mensaje de apoyar al hoy presidente, el cual fue entendido.

Barrera Montenegro, quien fuera presidente del cabildo en el segundo semestre de 2016, comentó a El Observador Siglo XXI (EOSXXI) que aunque sí tenía el deseo de ejercer la presidencia este año, por un lado no quería estar en medio de una disputa porque prefería una decisión consensuada y por otro lado, a pesar de que consideraba tener los votos para ganar, ya le había dado su palabra de honor a Villamil y le pareció más sano para la Corporación apuntar a la unión y no dar sorpresas, pues Villamil fue el virtual presidente siempre.

En consecuencia de lo anterior, para la primera vicepresidencia Rojas volvió a postular, pero en esta ocasión a Camilo Guevara, mientras que el concejal del uribismo Andrés Izquierdo postuló a Arley Martínez, pero este no aceptó la postulación, teniendo en cuenta de que con Guevara hacen equipo, por lo que este último ganó con 14 votos, uno menos que Villamil, la primera muestra de frágil unión, que se confirmó en la elección de segundo vicepresidente.

¿REFLEJO DE POSIBLES DIVISIONES?

Esta última ronda de sufragio dejó en el ambiente que la unión de la Corporación, que la unanimidad, puede ser frágil. Johan Ávila fue elegido de forma apretada y se posesionó medio de una polémica.

Fue en esta votación que se dividieron los votos, lo que mostró la conformación de dos posibles frentes, además del de la dupla Cabrera-Perdigón. El concejal Omar Sulvará del ADA postuló a Andrés Ubaque del MAIS, mientras que “Pacho” Torres de la ASI hizo lo propio con Johan Ávila.

Del total de los votos que se contabilizaron y que fueron 16 puesto que el concejal Tuko se ausentó por motivos que señaló por redes sociales “eran de vital urgencia”, dos fueron en blanco, 6 fueron para Ubaque y 8 para el ganador.

Y frente a estos resultados, el concejal del Partido Verde Diego Cabrera hizo uso de la palabra para advertir que con esos 8 votos no era legítima la elección de Ávila como segundo vicepresidente y agregó que si así se realizaba elección de un dignatario no se imaginaba con los proyectos de Acuerdo.

No obstante la polémica paró al no tener Cabrera respaldo en otro concejal y con la respuesta de más de uno en la que se señaló que la mayoría para la elección de dignatarios es simple, a diferencia de la mayoría en la votación de proyectos de Acuerdo, los cuales necesitan por lo menos 9 votos para ser aprobados.

¿SINTONÍA EN ELECCIÓN DE PERSONERO?

A pesar de que la modalidad es un concurso de méritos, esta elección se ha convertido en una “papa caliente” no solo en Facatativá sino en distintos municipios del departamento y del país.

Hace cuatro años, en la primera ocasión que bajo el nuevo método es elegido el representante del ministerio público local, también se presentó polémica, todos los pronósticos apuntaban a que el ganador sería Alirio Bautista y así fue. Sin embargo su nombre no causó el descontento que en el cercado fuerte a final de la llanura hay por el nombre de Policarpo Salazar Gordillo.

Este personaje es funcionario de carrera de la Procuraduría, en la actualidad el cargo que ocupa es casi tan importante como el de un procurador delegado, pero ninguno de los casos que ha conocido ha dejado de terminar archivado. Es el apadrinado de Nerio Camacho, a quien al parecer le debe el favor de no haberle abierto investigación por usar el recinto del Concejo para anunciar la candidatura de su esposa a la Alcaldía, entre otros. A EOSXXI, Nerio le afirmó confiado que ya se habían tomado decisiones en la Procuraduría y él no estaba en problemas.

Los principales opositores del posible triunfo de “Polo”, como es llamado cariñosamente, son los mismos ciudadanos y líderes de opinión, pero además se suman varios concejales que lo ven como el candidato del representante Óscar Sánchez León y estudian la manera ya sea de que salga derrotado o de suspender el proceso dado que al parecer el actual jefe de control interno de la Alcaldía, Néstor Iván Cifuentes, hace parte del Consejo Superior de IDEAS, por lo que se sospecha de un posible favorecimiento a Salazar, quien a propósito presentó una reclamación y le subieron un punto por fuera del tiempo que tenía para hacerlo.

Mañana martes a las 10 A.M. se presentarían para la entrevista, además de “Polo”, Miller Castro quien posiblemente no sea elegido porque es el virtual ganador del concurso en Zipaquirá y por tanto se quedaría un periodo más allá, Pedro Abril quien es actual defensor público del circuito Facatativá de la Defensoría del Pueblo y asesor en la Personería de Madrid, Yesid Riaño quien fue personero de San Francisco de Sales de 2012 a 2016 y asesor de la Administración de Pablo Malo, y John Jairo Monroy, el único facatativeño que desde hace dos años se desempeñó como asesor jurídico en la Administración del profe Eleazar en Soacha que terminó el pasado diciembre 31 y asesor del área de contratación en la Policía Nacional, además es primo del concejal Diego Cabrera aunque no son cercanos y esa relación no lo inhabilita por estar en 4 grado de consanguinidad. 

Estos cinco ciudadanos presentaron su hoja de vida y por lo tanto, gracias a sus puntajes en las pruebas de conocimiento y competencias laborales, pueden seguir en el proceso en el que los concejales con la calificación que le den a cada uno de los aspirantes el día de mañana, expresarán si lo de la elección de la segunda vicepresidencia no es un motivo suficiente para que la ciudadanía piense en una división al interior de la Corporación y con ese voto que es más reservado que el de dignatarios, reflejan que están en sintonía.

Publicar un comentario

0 Comentarios