PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Tamales de la abuela

PUBLICIDAD

Dos grupos de concejales de Facatativá, en la puja por la presidencia


En el día de ayer se dieron a conocer los nombres de cuatro concejales que en el día de mañana podrían ser postulados como candidatos a la presidencia, la dignidad más preciada en la Corporación Concejo Municipal de Facatativá.

Esto, aunque no representa un ingreso económico adicional, permite liderar políticamente al cabildo, lo que en una carrera política es muy importante, entre otras cosas porque mide el nivel de influencia.

Pero esos cuatro nombres representan la actual dinámica del Concejo, lo que está en juego para el próximo año, la lealtad política entre los concejales y el mensaje que como Corporación se le da a la ciudadanía.

LA DIVISIÓN EN EL CONCEJO

Con el primer año de de los cuatro para los cuales fueron elegidos los actuales cabildantes, la luna de miel –que permitió elegir con una mayoría aplastante a Pedro Villamil sin contrincante– se acaba y con ello se empiezan a configurar alianzas y tres al interior de la Corporación.

Para este caso, inicialmente David “Tuko” Perdigón y Diego Cabrera se mostraron al margen del gobierno, conservando la distancia establecida desde las elecciones. Pero mientras Tuko continua siendo un “llanero solitario” y no es fácil calcular las posibilidades de su voto, Diego ha acogido a un grupo de concejales que han venido marcando distancia del gobierno, siendo Andrés Ubaque el más representativo, debido a que cambio su declaración política de independiente a oposición, lo que da para tener un asiento en una de las dos vicepresidencias de la Corporación. Y junto a Ubaque, Édgar Castro, Óscar Villalba y Arley Martínez serían los concejales que apostarían inicialmente por la candidatura de Cabrera, en caso de aceptar una posible postulación.

El verde -quien votó positivo el Impuesto Alumbrado Público y la Concesión- ya fue presidente, y a pesar de conocer bastante sobre lo público, con sus compañeros de entonces impuso un sello más autoritario que de autoridad, hizo algunas “jugaditas” a favor del gobierno, de la coalición y en contra de los concejales independientes, y aunque no fue a Puerto López, sí firmó un contrato para ejecutar una salida casi idéntica a la que adelantó el concejal Villamil este año.

Mientras tanto, el otro “equipo” lo conforman los concejales restantes, del cual Barrera –a quién se le presentó la posibilidad de ser presidente pero la descartó– es quien tiene mejor relación con todos menos con “Tuko” y es casi que su némesis, pues encaja en los dos equipos y eso se pudo ver con que ha estado más cerca del grupo de la presidencia, pero actualmente ha engranado con Castro al apoyar un proyecto de Acuerdo de autoría de Óscar Villalba.

Cuento aparte es el Centro Democrático con sus dos concejales, por lo que la candidatura de Juan Felipe Barbosa aunque nación en una charla entre concejales, diferentes “desaciertos” que ha tenido el joven concejal a juicio de sus compañeros, no le permiten llenar los requisitos que ellos tienen en su expectativa.

Y dentro de ese grupo de ocho, –más cercano al gobierno porque además de haber independientes hay concejales del gobierno– que entonces está conformado por Diana Morales, Johan Ávila, Ómar Sulvará, Camilo Guevara, John Rojas, Pedro Villamil, Raimundo Quiroga y Frank “Pacho” Torres.

¿DIVISIÓN EN EL EQUIPO CERCANO AL GOBIERNO?

Dentro de este grupo se han mencionado tanto a Torres como a Quiroga para la presidencia, mientras que Barbosa quiso pescar algunos votos de este grupo, pues en el otro al parecer existe consenso absoluto sobre la presumible candidatura de Cabrera.

Pero en el “equipo” cercano del gobierno, “Pacho” podría conquistar más fácilmente el voto tanto de “Tuko” como de Barrera por haber sido compañeros en el Concejo anterior, logrando así una mayoría al menos de diez, que podría ser de once, pues El Observador Siglo XXI logró establecer que Barbosa ha visto siempre con buenos ojos la candidatura de “Pacho”, mientras que Barrera guarda buenas relaciones con Izquierdo y si hace el lobby, podrían ser doce los votos.

CUENTAS Y ESCENARIOS

De todas formas mañana se sabrá si la división se materializa con dos candidaturas del equipo cercano al gobierno local, lo cual podría favorecer una victoria del otro equipo.

Si llega a ser postulado y acepta esa postulación, en principio Cabrera contaría con 5 votos y podría ganar el de “Tuko” de quien es probable que vote por Pacho si se lanza o que vote nuevamente en blanco. Y de presentarse el caso de que acepten postulaciones dos más concejales, el panorama para Diego podría ser favorable a la victoria.

Pero en el caso de que haya una sola postulación diferente a la de Cabrera, lo más probable será su derrota y así las cosas pueden existir dos posibilidades. La primera que Cabrera pierda en franca lid aceptando la postulación que posiblemente haga alguno de sus compañeros de equipo, y la segunda no aceptar o de hecho ni siquiera ser postulado si se presenta primero un solo candidato del equipo cercano al gobierno. 

Publicar un comentario

0 Comentarios