DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismos de El Observador Siglo XXI

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Computecnology

Hasta marzo iniciarían clases con alternancia escolar


Este medio de comunicación logró conocer que, en la Administración, para la Secretaría de Educación hay un mejor equipo de trabajo en 2021, lo que permite que la articulación sea fluida para implementar este modelo educativo.

Durante la semana pasada, la Secretaría de Educación del cercado fuerte al final de la llanura realizó socializaciones con las instituciones educativas públicas y privadas del municipio en las que el tema a tratar fue la Alternancia Educativa, y mientras para las instituciones oficiales el lineamiento es definido por la Secretaría, para las instituciones privadas existe mayor autonomía pero, tanto a las unas como a las otras, se les hacen las mismas exigencias para prestar el servicio.

“ALTERNANCIA SÍ, PERO…”

En la socialización con las instituciones privadas, las cuales se sienten más afectadas porque no reciben recursos del Estado y se sostienen con los ingresos propios y con gestión, la cartera educativa les informó, con el apoyo de unas diapositivas, sobre los lineamientos generales de la alternancia educativa dictados por el gobierno nacional y la circular 157 de 2020 de la Secretaría de Educación.

Bajo estos preceptos, las instituciones debían iniciar los planes para la alternancia y sólo hasta diciembre pues lo que antes pasaban los colegios a la Secretaría de Salud eran los protocolos para atención al público así como labores administrativas y grados, mas no educativas ni pedagógicas, a pesar de que el premio a la Alcaldía le fue otorgado por parte del Ministerio de Educación a mediados de octubre.

En los Planes de Alternancia, son tres componentes los que deben tener en cuenta las instituciones al momento de hacer la formulación, los cuales son, en primer lugar, el componente de salud que implica los protocolos al ingreso del colegio incluyendo la permanencia y la salida, en segundo lugar el componente educativo que tiene que ver con las formas en que se van a dictar las clases guardando equilibrio de la atención de los estudiante entre otros aspectos, y en tercer lugar un componente de tránsito que no sólo trata sobre el protocolo que se debe aplicar en las rutas escolares sino en sí sobre los protocolos de bioseguridad y el control de los mismos en el medio de transporte que utilicen los alumnos que lleguen a las aulas, a saber: a pie, en bicicleta, moto, transporte público o particular, patines, tabla de skate, patineta, etc.

Y en atención a esos componentes exigidos para los Planes de Alternancia, fueron por lo menos 17 colegios privados, de los más de 70 que hay en Facatativá entre educación clásica para personas en edad escolar y por ciclos para desescolarizados, los que presentaron Planes de Alternancia pero a menos de una semana de dar inicio al calendario lectivo no tenían respuesta, lo cual fue una de las principales inquietudes de algunos de los rectores de los colegios privados ante la secretaria de Educación, Mary Luz Bermúdez Layton.

La funcionaria indicó en la socialización que los Planes presentados no habían sido aprobados por falta del visto bueno de los respectivos componentes del Plan por parte de las Secretarías de Tránsito y/o Salud, y/o porque los Planes estaban incompletos.

Frente a las visitas de Salud, la secretaria Bermúdez Layton se comprometió a coordinar lo respectivo a la Secretaría de Tránsito para así agilizar el perfeccionamiento para la aprobación de los Planes de Alternancia y sostuvo  que “hubo problemas con las visitas de -la Secretaría de- Salud” según indicaron algunas de las fuentes presentes en la reunión, mientras que otras fueron más específicas, así como lo fue la misma secretaria de Educación al decir que aceptaban que hasta ese día la Administración no había podido funcionar bien para la Alternancia “en específico Salud. Hubo errores pero es mejor mirar al futuro”, indicando que en esa cartera ahora había “una persona idónea”.

Ante esto el ex secretario de Salud, Carlos Casasbuenas, expresó que nadie esperaba la pandemia y ese tema ocupó el 80% de los esfuerzos de la Secretaría, la cual no estaba preparada, los funcionarios no eran suficientes, aumentó la carga laboral que ya era alta, en este momento no tienen contrato y para esta época se encuentran en proceso de vinculación de contratistas. Así mismo confesó que con el alcalde Andana Dimas coincidieron en que enero sería un mes difícil y, en su concepto, no se ha salido del coletazo de diciembre y “pensar en la presencialidad o en la alternancia antes de la vacuna sería una locura”, sobre todo por la población mayor, que representa la mayoría de los maestros oficiales, y su preocupación apunta hacia las muertes, que tuvieron un aumento significativo y es algo que a diferencia de los contagios no se puede controlar. Casasbuenas manifestó que siempre procuró tomar decisiones equilibradas pensando en el alcalde en medio de la contradicción de salud versus normalidad o economía. Finalmente recordó que no se conocen casos de pleno éxito en la alternancia ni en la recuperación de la economía ni la vida normal.

Ante la razón de que algunos Planes se encontraban incompletos, algunos de los rectores manifestaron que no se les había indicado todavía de manera específica en dónde estaban las fallas o la información faltante, ante lo que la secretaria se comprometió a dar respuesta y claridades sin determinar plazo.

De todas maneras, existe desconocimiento para miembros de la comunidad educativa como docentes, alumnos y sus padres, pues alrededor de esto la Administración se ha pronunciado para informar del premio entregado por el Ministerio de Educación, y de algunas reuniones, pero todavía nada concreto por parte de un alcalde que ha sido docente y ha dicho tener como uno de sus pilares la educación.

LA IMPORTANCIA DE LA ALTERNANCIA

Para los expertos consultados, que en este caso son los mismos rectores de las instituciones educativas públicas y privadas, la Alternancia es urgente y necesaria, y para algunos en su concepto es inconcebible que se le haya entregado más confianza a los bares y cantinas que a los claustros educativos.

Los directivos docentes expresaron a este medio periodístico que es menester recordar que la escuela en Colombia está basada en un esquema de control que empieza con los uniformes y su limpieza, y sigue con la asistencia, los indicadores de logros, el comportamiento, lo cual se hace pedagógicamente “con el fin de formar los seres del mañana”, siendo así una autoridad “tal como un hospital” para aplicar planes y protocolos, socializarlos y ejercer su control.

Durante más de 20 años, el licenciado Jaime Arturo Díaz Rozo estuvo dedicado de lleno a la docencia en el Centro de Capacitación de Facatativá (CECAF) y siendo director general Colegio Miguel Ángel Cornejo, institución que fundó y vendió hace un año. Actualmente es el secretario de la Asociación de Instituciones Educativas Privadas de Facatativá (ASINEPRIFA), la cual se refundó en marzo 9 de 2018 y determinó que el secretario representaría a la Asociación ante la Junta Municipal de Educación (JUME) por un periodo de tres años a no ser de que fuera ratificado, pero Díaz Rozo no podrá porque ya no cumple con los requisitos. En otros ámbitos educativos, ha hecho parte de la Junta Directiva del Instituto Técnico Industrial como representante de los ex alumnos y estuvo vinculado a la secretaría de Educación durante el año pasado en temas de primera infancia.

El profesor Díaz Rozo, en entrevista con El Observador Siglo XXI, expresó que por un lado está la necesidad de volver a las aulas para los aprendizajes sociales de los niños, las relaciones entre ellos, con el docente y con la escuela que “son supremamente necesarios”. Sin embargo recordó que “estamos en pleno Siglo XXI, los tiempos han cambiado y tenemos que modernizarnos, actualizarnos en esto, y así los adultos no seamos muy compatibles con ello tenemos que hacerlo y la pandemia nos ha obligado a hacerlo”, indicó el docente, agregando que “tenemos que hacerlo, pues no a marcha forzada pero sí progresivo, gradual y con seguridad como es el lema de las autoridades educativas”.

Para Díaz Rozo la pregunta es por dónde empezar, y en su concepto es indicado mirar hacia donde están los problemas de conectividad y hardware sin importar si la zona es urbana o rural, o un estudiante estudia en colegio de alto, bajo o gratuito costo, y señaló que “el cien por ciento no lo lograremos tan fácilmente, eso tiene que ser progresivo y por eso la necesidad de la Alternancia. Ahí no hay de otra, la Alternancia creo que debe ser vista como una posibilidad para atender las necesidades educativas y es un tema mixto dada la pandemia pero que se convierte en una transición para pasar de esa educación tradicional del siglo XX a la moderna del Siglo XXI con el uso de las TIC’s, aunque para mí la sola virtualidad deshumaniza porque el ser humano por naturaleza es social y la mejor forma de socializar es en persona”.

El profesor enfatizó en que “podemos socializar, y lo hacemos, a través de las plataformas de la virtualidad pero el ser humano, siendo social, es emocional, de relaciones con los otros, de convivir con otros, con grupos, y por eso nos casamos, nos agrupamos, tenemos hijos, vivimos en pequeños grupos y en comunidades, por eso nos reunimos, nos congregamos en una iglesia, asociación, fundación. Que hoy por hoy es necesario un medio como la virtualidad, sí, pero irnos al extremo de la virtualidad deshumaniza al ser humano, entonces habría que tener eso en cuenta, que es el miedo en ese aspecto hacia las TIC’s”.

En el ámbito administrativo, desde todos los niveles y a nivel internacional, según Díaz Rozo existe toda la voluntad de trabajar con la Alternancia pero reconoció que es debido a los recursos que existen fallas en la capacidad instalada y la dotación en las instituciones oficiales. Aun así, para el docente se podría empezar con el 50% de instituciones e ir gradualmente llegando al 100%.

Específicamente hablado por las instituciones privadas, Díaz Rozo aseguró que algunos colegios privados sí están preparados “en la medida que son económicamente fuertes, grandes, que cuentan con buenas áreas, y tienen la disponibilidad de espacios, la disposición y también los recursos para invertir en estos procesos de Alternancia, porque cuestan de alguna u otra manera, entonces como es un imprevisto se solucionaría con la matrícula. Habría que dotar con tecnología las aulas para trabajar sincrónicamente con los estudiantes que van al aula, los que tienen capacidad de respuesta al aula con protocolos de bioseguridad y los que están en casa conectados. También es un esfuerzo de los padres de familia, quienes tienen que estar conectados y pedir la conectividad.

Finalmente, el experto consultado reveló que institucionalmente se tiene pensado que se empiece la Alternancia en marzo, surtiéndose un proceso de un mes “prudencialmente, progresivo y gradual”.

Publicar un comentario

0 Comentarios