DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismos de El Observador Siglo XXI

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Computecnology

Nuevo llamado internacional al gobierno colombiano a “cesar la represión”

Mediante un comunicado la Federación Internacional por los Derechos Humanos (FIDH) condenó “enérgicamente” lo que ha denominado como “represión estatal a través del uso arbitrario y excesivo de la fuerza pública y el abuso de autoridad”

Estos actos han sucedido en el marco de las protestas iniciadas el 28 de abril en Colombia y según las cifras que posee la organización internacional, 49 personas habrían resultado asesinadas según organizaciones de derechos humanos, y 27 según el gobierno colombiano.

Igualmente, en el marco de las protestas se habrían cometido por lo menos 87 hechos de violencia basadas en género, según la Defensoría del Pueblo, que incluyen actos de violencia física, violencia verbal y uso desproporcionado de la fuerza contra mujeres y personas con orientación sexual e identidades de género no normativas.

VIOLENCIA SEXUAL COMO ACTO REPRESIVO

Por otra parte, la FIDH indicó que las mismas fuentes reportan 16 víctimas de violencia sexual, entre ellas dos casos de agresiones sexuales a mujeres jóvenes en hechos atribuidos a agentes policiales. “Estos hechos inaceptables podrían ser la causa del suicidio de una joven menor de edad que había denunciado en redes sociales ser víctima de tocamientos de carácter sexual no consentidos el día 13 de mayo en la ciudad de Popayán, tras ser capturada por la policía, aparentemente por grabar las manifestaciones”, expresó en el comunicado.

“Rechazamos que la violencia basada en género y sexuales, sea utilizada como táctica de control social para contrarrestar la protesta social y condenamos que los cuerpos de las mujeres sean objeto de crímenes sexuales, lo que evidencia una visión patriarcal y sexista al interior de las fuerzas del orden”, declaró la FIDH, quien a su vez llama a realizar una investigación judicial efectiva y genuina sobre los hechos de asesinatos, tortura, violencias sexuales y de género, que garantice los derechos de las víctimas a la verdad, justicia, reparación y no repetición y que permita sancionar a todos los perpetradores incluyendo los máximos responsables de estos hechos. Igualmente insta al Estado colombiano a brindar acompañamiento psicosocial, jurídico y de salud a las víctimas.

GARANTÍA A LA PROTESTA PACÍFICA

La ONG solicitó al Estado colombiano “cesar inmediatamente la militarización y la violencia de la fuerza pública contra manifestantes y garantizar el ejercicio de los derechos a la protesta, libertad de expresión, participación y asociación teniendo en cuenta los estándares internacionales de derechos humanos”, así como permitir la visita de trabajo anunciada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el ingreso de una misión internacional “que verifique las denuncias sobre graves violaciones a los derechos humanos y el estado de las investigaciones por hechos similares ocurridos en años anteriores”.

La FIDH recordó la importancia de respetar el derecho a la protesta y resaltó que “en la mayoría de los casos estas manifestaciones han sido pacíficas, lo que evidencia el anhelo por parte de la juventud de construir un país equitativo y con justicia social que permita el derecho a una vida digna en Colombia”, puntualizando en que “la violencia y la represión no pueden ser la respuesta frente a las demandas sociales de varios sectores del país”.

Para la organización el actuar de la fuerza pública durante estas protestas “demuestra la necesidad de depuración en los más altos niveles militares y reformas estructurales de la Policía Nacional para que dicha institución sea de carácter civil, sujeta a protocolos de formación y actuación con un enfoque integral de derechos humanos, incluyendo el desmonte del ESMAD”.

LA FEDERACIÓN INTERNACIONAL POR LOS DERECHOS HUMANOS

Esta organización supranacional cuya sede principal de ubica en París, Francia, agrupa a 178 organizaciones alrededor del mundo y mediante una Asamblea que se reúne cada tres años, se debate sobre las prioridades temáticas y geográficas de la organización y decide sus grandes líneas de orientación política.

En su 40° Congreso en Taiwán, las organizaciones miembros de la FIDH eligieron como su nueva presidente a la activista de Botswana, Alice Mogwe, “incondicional promotora de los derechos humanos y líder reconocida de la sociedad civil” quien dirige la Federación después de tres años en el puesto de secretaria general de la misma y en el período hacia el centenario de la FIDH, que se celebrará en el 2022, sucediendo al académico y activista griego Dimitris Christopoulos, el cual estuvo a la cabeza de la organización internacional de derechos humanos desde 2016.

Publicar un comentario

0 Comentarios