DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismos de El Observador Siglo XXI

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Computecnology

Continúan las acciones de Paro Nacional Indefinido en la tierra del Cóndor

Este es el reporte que se conoce de las primeras horas de la noche de este lunes, mayo 3, en diferentes puntos del departamento, en los que cerca de 14 municipios continúan presentándose afectaciones a la movilidad.


A pesar del llamado del gobernador de Cundinamarca, Nicolás García Bustos, realizada cerca de las 4 de esta tarde a los manifestantes para que no bloqueen las vías del departamento, menos de una hora después el secretario de Transporte y Movilidad, Jorge Godoy, entregó un balance de último momento en el que informó el estado de la movilidad.

El funcionario indicó que cesaron los bloqueos en los municipios de Viotá, Sesquilé, Simijaca, Tena, Quipile, La Calera, Gachancipá Tocancipá y Chía, mientras que se mantienen en la vía Zipaquirá – Ubaté por la parte de Tocancipá, la vía Choachí – Fómeque – Ubaque en los tres municipios, la vía Bogotá Villavicencio a la altura de Cáqueza, la vía Soacha – Sibaté, la vía Bogotá – Medellín a la altura de El Rosal y Funza, y la vía Bogotá – Facatativá en Mosquera, Madrid y Facatativá, municipio en el que se presentó un nuevo bloqueo en el barrio Las Quintas y otro que se mantiene en el Conjunto Villa Alba, Cartagenita está despejado, y continua el que se ha mantenido todo el día sobre la vía hacia El Rosal, pasando la entrada del barrio Portal de María.

Consecuencia de lo anterior, según el balance de esta jornada de Paro Nacional entregado por el primer mandatario cundinamarqués es que se ha impedido la movilidad de los vehículos que transportan alimentos como 450 mil litros de leche –que se van a perder junto con la inversión– e insumos médicos, especialmente las vacunas contra el Covid 19 para seguir adelantando el Plan Nacional de Vacunación en el departamento.

García Bustos señaló que los bloqueos no sólo representan una pérdida para pequeños y medianos productores, principalmente agricultores del departamento, sino que ante su continuidad se espera un desabastecimiento para Bogotá y la región, frente a lo que declaró que la necesidad de “que dentro de las mesas de diálogo y de concertación quede claro que se debe garantizar el derecho a la vida de quienes esperan una vacuna, de quienes esperan el oxígeno en los hospitales y, especialmente, de esos pequeños productores, de los campesinos de Cundinamarca que no han podido sacar lo que cosechan, lo que producen y que están en este momento atravesando una difícil situación”.

De los resultados o avances parciales, así como de los detalles de las conversaciones de las mesas de diálogo y de concertación que se adelantan con los Comités Municipales y el Departamental de Paro, en los que quizá existan peticiones en estos niveles territoriales, el primer mandatario de los cundinamarqueses no dio ninguna información, lo que no despeja el panorama de los bloqueos.

Publicar un comentario

0 Comentarios