DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismos de El Observador Siglo XXI

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Computecnology

Comunidad evidencia fallas en servicio al cliente de Enel

Casi dos días duraron sin el servicio de energía eléctrica más de 200 familias que residen en el barrio San Antonio Alto, ubicado en el Área Funcional Periferia Urbana del Municipio de Facatativá.

Sobre las 9 de la mañana de este viernes, mayo 21, fue restablecido el servicio en este sector de la ciudad luego de que el pasado martes en la noche, un evento desconocido dejara a oscuras el barrio fundado hace aproximadamente 30 años, y el cual fue reportado al día siguiente, pero tuvo una solución que es considerada tardía por parte de la Junta de Acción Comunal (JAC).

LA HISTORIA

Residentes del barrio contaron a este medio de comunicación en el día de ayer que ya cumplían más de treinta horas sin el fluido eléctrico causando inconvenientes en diversos aspectos.

Hacia las 8 de la noche del martes pasado, el barrio quedó sin servicio, situación que reportaron a la mañana siguiente a la línea 5115115 a lo cual respondieron que en el transcurso del día arreglarían el inconveniente y generaron un número de reporte. Sin embargo, en horas de la tarde al ver que no llegaba ningún funcionario de la empresa decidieron hacer un nuevo reporte, frente al cual les dieron otro consecutivo.

En la tarde de ese mismo miércoles, funcionarios de Enel realizaron una primera visita al sector e identificaron que el daño se debía a una cuerda que se encontraba en el piso, por lo que procedieron a acordonar el área con cinta amarilla por prevención y expresaron que necesitaban un material con el que no contaban en el momento, partiendo por esa razón del lugar.

Más tarde, sobre las 10 de la noche un operario se comunicó con el presidente de la JAC para pedirle que le enviara la ubicación en tiempo real por medio de la Aplicación WhatsApp, pero a los diez minutos informó que no podía pasar debido a los cierres ocasionados por los bloqueos en medio del Paro Nacional, a lo que se le respondió que se le esperaba al otro día temprano.

Pero la visita no se efectuó sino hasta pasadas las 2:30 de la tarde de ayer, jueves 20, luego de dos reportes más a la línea 5115115 y gracias a que, en medio de la gestión por solucionar la problemática, dieron con Paola Pedraza, una funcionaria de Enel que agilizó la atención y posterior solución, mientras que por la línea telefónica cada vez que llamaron les indicaron que no había reporte al respecto.

“El corte duró más de 40 horas sin importarles lo necesario que es este servicio, exponiendo la salud de las personas que usan oxígeno, el estudio de nuestros niños y jóvenes, y perder las comidas que necesitan refrigeración”, expresó mediante una misiva allegada a este medio periodístico y escrita de puño y letra por Israel Moya, presidente del barrio.

UN SILENCIO ACOSTUMBRADO

Para hablar de la efectividad, eficiencia y eficacia en el servicio de atención al cliente de Enel, y la situación sucedida en este sector de Facatativá, considerado vulnerable, El Observador Siglo XXI contactó a Paola Pedraza, cuyo cargo en Enel se desconoce, para saber si era posible que respondiera algunas preguntas debido a que gracias al contacto con ella se logró agilizar la solución –cosa que no se logró a través de la línea fija de servicio al cliente–, pero sólo se obtuvo un “Buenas tardes” como respuesta.

Publicar un comentario

0 Comentarios