DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismos de El Observador Siglo XXI

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Computecnology

Con bajos resultados, comandante de Policía es relevado de su cargo

A pesar de que el llamado de la comunidad facatativeña de tener un comandante de Estación que no estuviera por algunos meses fue escuchado, la larga permanencia del Mayor Óscar Hernández se termina por los mismos resultados de sus antecesores.


Y es que a eso le apostaban muchos líderes facatativeños, incluyendo el ex alcalde Pablo Malo García, quien fue el que logró que en el cercado fuerte al final de la llenura se tuviera un comandante de Estación de mayor duración y fue quien en noviembre de 2019 recibió al entonces Capitán Óscar Hernández.

Fue el 21 de noviembre de ese año cuando presentó la primera prueba de fuego con la difícil ciudadanía facatativeña: tuvo que afrontar la jornada nacional de protesta en la que los resultados fueron la desprotección de la Alcaldía, que permitió a la postre que se perpetraran los actos vandálicos que mostraron por televisión nacional un Palacio en llamas.

EL 2020

El año pasado lo sorprendió, como a todos los ciudadanos del mundo, con la llegada del coronavirus, ante lo cual se decretaron medidas estrictas de aislamiento y cierre de locales comerciales que poco le interesó hacer cumplir. A la fecha, no se ha informado oficialmente cuántos comparendos por incumplir medidas de bioseguridad fueron impuestos durante el asilamiento, y sólo se sabe de dos o tres lugares en donde sorprendió a la ciudadanía violando el distanciamiento, sin tapabocas y de fiesta.

El 28 de agosto de 2020, el Mayor Óscar Hernández salió en una noticia de El Observador Siglo XXI (EOSXXI). Se trataba del cierre temporal y comparendo hecho a la Cancha de Tejo “El Ejecutivo” -cuyo dueño afirmó darle dinero a la Policía y ésta en el operativo no dejó que fuera evidenciado el procedimiento-, y el Mayor informaba los pormenores del suceso. Lo que no quiso decir ni reconocer el oficial en cámara, fue que ese cierre se hizo gracias a la alerta que desde este medio de comunicación se hizo y para lo cual se tuvo que ir hasta la Estación porque no hubo respuesta desde el lugar, ni acudieron otros dos uniformados en moto que fueron informados del desacato a las órdenes.

Desde entonces, no volvió a contestar ni mensajes ni llamadas de este medio periodístico, y el comportamiento de los uniformados hacia el director de este sitio web ha sido displicente. El 7 de diciembre denunció el robo de una cámara en el CAI Santa Rita a media noche, pero el uniformado se aprovechó del estado de indefensión del periodista y lo agredió físicamente en una de sus costillas. Meses después el periodista, en un cruce del Barrio Santa Rita, casi es embestido por un vehículo a lo cual le reclamó al conductor quien fue más agresivo y lo obligó a correr hasta el CAI; el uniformado de ese día sólo tuvo palabras soeces para el comunicador.

También en medio de la pandemia, se presentó una protesta de vendedores informales que reprendió con dureza y que causó polémica en redes, pero una vez iniciada reactivación económica, que había tenido ordenados de cierta forma a todos los municipios del país, volvió el caos. Vendedores informales sin carné, invasión del espacio público de ornamentadores y mecánicos, trabajadoras sexuales, consumo de alucinógenos en los alrededores de la plaza de mercado y otras situaciones, se han agudizado, tanto que impiden la capacidad de respuesta de la Policía, que cada vez refleja menor capacidad para atender casos.

El 2021

Para este año, Otro de los recordados escándalos del saliente comandante, se presentó durante el primer semestre de este año, cuando se conocieron videos de reclusos de los calabozos de la Estación en medio de una escena de pelea con uniformados bachilleres, a lo que el Mayor Hernández sostuvo que se trataba de entrenamientos, pero no fundamento legalmente la connivencia con esos actos.

Este año una de las infracciones más reiterativas de la ciudadanía ha sido montar negocios sin el lleno de requisitos legales, concretamente el uso de suelos, lo cual poco combatió cuando tuvo la competencia de verificar ese requisito, que ahora es de los inspectores, y mucho menos ha combatido el tema de horarios. Tanto así que, alguna vez lo dijo el ex alcalde Malo y su secretario de Gobierno Diego Zuleta, los horarios se establecen teniendo en cuenta la capacidad que la Policía tenga para responder, más allá del comportamiento de la gente. Sin embargo, EOSXXI evidenció que la Policía no estuvo en la Zona T al momento del cierre, el primer finde semana siguiente de la firma del más reciente decreto que les permite a algunos comerciantes trabajar hasta las dos de la mañana.

Y precisamente por “hacer cumplir eso”, es que quizá lo relevan. Hace una semana Noticias Uno registro la noticia de que el Mayor Hernández expresó su tirria frente a la comunidad LQTBIQ+ de manera violenta, llegando incuso a generarle lesiones al comerciante afectado, quien infringía el horario muy cerca de los “cafés con piernas” que funcionan cerca del bar gay todas las noches hasta la madrugada, ni a varias bolirranas que se le han indicado por parte de este medio de comunicación.

En la carrera primera, a varios comerciantes se les hace raro que los uniformados de la Policía entran con total confianza, consumen productos y se la pasan en tres locales comerciales en donde funcionan agencias de empresas de transporte, las cuales fueron favorecidas para trabajar 24 horas en el reciente decreto de horarios. Sólo entran a esos tres locales, y son esos tres locales los únicos que trabajan las 24 horas, vendiendo pasajes y los productos que ofrecen, hasta pollo a la broaster del que hace la mamá del director de este medio y lo que le mencionan para intentar callarlo.

Queda también en la retina el comportamiento del ESMAD en Cartagenita y Villa Alba, que fue dirigido por el saliente comandante -dado que era el que pedía los refuerzos- y dentro de lo que está la decisión de haber dejado desprotegido el Palacio de Justicia, tal como sucedió con el Palacio de Gobierno en 2019. Además, están por conocerse los hechos ocurridos con las personas retenidas, a las cuales les han obligado a callar.

Para los facatativeños la seguridad no es buena. En grupos de WhatsApp, tan sólo durante la semana pasada, se reportó el hurto de por lo menos 4 motocicletas, pero también se han visto videos de cómo ladrones entran a una residencia trepando a la ventana, actuando de manera organizada. También está la muerte de Karen Adriana Rodríguez, que fue asesinada en la madrugada, cuando hay nula presencia de uniformados haciendo vigilancia en la Periferia Urbana -Chicó, Manablanca, Cartagenita-, que tiene una Sub Estación de Policía destruida por cuenta de ciudadanos indignados.

En contraste, las capturas han sido de individuos. Por porte de armas, por orden judicial, por violencia intrafamiliar, por microtráfico, pero poco mejora la percepción de seguridad. Los “grandes golpes” que se le propinaron a la delincuencia durante la comandancia de Hernández, fueron a lo último, en medio del escándalo por la ola de inseguridad, pero nada parecido a las redadas de sus antecesores.

En una medida, para algunos desesperada, decidió “unir fuerzas” con los taxistas, para “tener más ojos” en el municipio, pero hace pocas horas se conoció que los conductores que cogieron a un ladrón y lo entregaron magullado a la Policía, ahora son víctimas de amenazas.

Con los medios de comunicación poco contó, a excepción de Rodrigo Ávila -a quien la comunidad poco le cuenta ahora las cosas- y, mediante emisarios, enviaba informes a otros medios, entre ellos EOSXXI y sobre todo ahora último, para cuando pretendía evitar su inevitable final en Facatativá.

Para algunos la oscuridad ya pasó, pero sólo será en seis meses, por lo menos, cuando se vea si el cambio en la comandancia de Policía del Mayor Óscar Hernández por el Mayor Manuel Andrés Gutiérrez, nuevo oficial al frente de la Estación, le dará al cercado fuerte al final de la llanura un panorama distinto frente a los seguros y tranquilos que se sientan los ciudadanos. 

Publicar un comentario

0 Comentarios