DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismos de El Observador Siglo XXI

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Computecnology

OMS a favor de la acción climática para garantizar una recuperación sostenida del Covid-19

La Organización Mundial de la Salud exhortó a los países para establecer compromisos climáticos nacionales ambiciosos si quieren mantener una recuperación saludable y ecológica tras la pandemia de COVID-19.


La OMS presentó el “Informe especial sobre cambio climático y salud” elaborado para la 26.ª Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que se celebrará en Glasgow (Escocia).

UN INFORME PARA TOMAR CONCIENCIA

En el documento que fue publicado ayer en el marco de los preparativos de la COP26 se expone el llamado de la comunidad mundial de la salud en favor de la acción climática, sobre la base de un conjunto creciente de investigaciones que establecen los numerosos e inseparables vínculos entre el clima y la salud. “La pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto los íntimos y delicados vínculos entre los seres humanos, los animales y nuestro medio ambiente,” dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

El informe de la OMS se presenta al mismo tiempo una carta abierta, firmada por más de dos tercios del personal de la salud mundial —300 organizaciones que representan al menos a 45 millones de médicos y profesionales de la salud de todo el mundo—, en la que se pide a los líderes nacionales y a las delegaciones de los países en la COP26 que intensifiquen la acción climática.

El informe y la carta abierta llegan en un momento en que los fenómenos meteorológicos extremos sin precedentes y otros impactos climáticos se están cobrando un precio cada vez mayor en la vida y la salud de las personas. Los fenómenos meteorológicos extremos cada vez más frecuentes, como las olas de calor, las tormentas y las inundaciones, matan a miles de personas y perturban millones de vidas, al tiempo que amenazan los sistemas y establecimientos de salud cuando más se necesitan.

FACTORES DE RIESGO

Los cambios meteorológicos y climáticos amenazan la seguridad alimentaria y aumentan las enfermedades transmitidas por los alimentos, el agua y los vectores, como el paludismo, mientras que los impactos climáticos también afectan negativamente a la salud mental.

Mientras tanto, la contaminación del aire, resultado principalmente de la quema de combustibles fósiles, que también impulsa el cambio climático, causa 13 muertes por minuto en todo el mundo, por lo que en el informe se concluye que la protección de la salud de las personas requiere una acción transformadora en todos los sectores, incluidos el de la energía, el transporte, la naturaleza, los sistemas alimentarios y las finanzas, y se afirma claramente que los beneficios para la salud pública de la aplicación de medidas climáticas ambiciosas superan con creces los costos.

María Neira, Directora de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS dijo que “nunca ha estado más claro que la crisis climática es una de las emergencias de salud más urgentes a las que nos enfrentamos,».

ACCIONES FAVORABLES

Disminuir la contaminación del aire a los niveles recomendados por la OMS, por ejemplo, reduciría en un 80% el número total de muertes por contaminación del aire en el mundo y, al mismo tiempo, reduciría drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero que impulsan el cambio climático.

Asimismo, un cambio hacia dietas más nutritivas y basadas en el consumo de hortalizas, en línea con las recomendaciones de la OMS, podría reducir las emisiones mundiales de manera significativa, garantizar sistemas alimentarios más resilientes y evitar hasta 5,1 millones de muertes relacionadas con la dieta al año para 2050, según cálculos de la Organización.

Alcanzar los objetivos del Acuerdo de París salvaría millones de vidas cada año debido a las mejoras en la calidad del aire, la dieta y la actividad física, entre otros beneficios. Sin embargo, la mayoría de los procesos de toma de decisiones sobre el clima no tienen en cuenta actualmente estos cobeneficios para la salud ni su valoración económica.  

RECOMENDACIONES SOBRE CLIMA Y SALUD

El informe especial de la OMS sobre cambio climático y salud para la COP26, titulado «The Health Argument for Climate Action» (Las razones de salud para la acción climática), proporciona 10 recomendaciones a los gobiernos sobre cómo maximizar los beneficios para la salud de la lucha contra el cambio climático en diversos sectores y evitar los peores impactos de la crisis climática en la salud.

Las recomendaciones son el resultado de amplias consultas con profesionales de la salud, organizaciones y partes interesadas de todo el mundo, y representan una declaración de amplio consenso de la comunidad de la salud mundial sobre las medidas prioritarias que deben adoptar los gobiernos para hacer frente a la crisis climática, restaurar la biodiversidad y proteger la salud.

  1. Comprometerse con una recuperación saludable. Comprometerse con una recuperación saludable, ecológica y justa de la COVID-19.
  2. Nuestra salud no es negociable. Situar la salud y la justicia social en el centro de las conversaciones de las Naciones Unidas sobre el clima.
  3. Aprovechar los beneficios de la acción climática para la salud. Dar prioridad a las intervenciones climáticas con mayores beneficios sanitarios, sociales y económicos.
  4. Construir sistemas y establecimientos de salud resilientes al clima y ambientalmente sostenibles, y apoyar la adaptación y resiliencia de la salud en todos los sectores.
  5. Crear sistemas energéticos que protejan y mejoren el clima y la salud. Guiar una transición justa e inclusiva hacia la energía renovable para salvar vidas de la contaminación del aire, especialmente de la combustión del carbón. Acabar con la pobreza energética en los hogares y en los establecimientos de atención de la salud.
  6. Reimaginar los entornos urbanos, el transporte y la movilidad. Promover un diseño urbano y unos sistemas de transporte sostenibles y saludables garantizando un mejor uso del suelo, el acceso a espacios públicos verdes y azules y la priorización de los desplazamientos a pie, en bicicleta y en transporte público.
  7. Proteger y restaurar la naturaleza como base de nuestra salud. Proteger y restaurar los sistemas naturales, que son la base de una vida sana, de los sistemas alimentarios sostenibles y de los medios de vida.
  8. Promover sistemas alimentarios saludables, sostenibles y resilientes. Promover la producción de alimentos sostenibles y resilientes y dietas más asequibles y nutritivas que contribuyan a los resultados climáticos y de salud.
  9. Financiar un futuro más sano, justo y ecológico para salvar vidas. Transición hacia una economía del bienestar.
  10. Escuchar a la comunidad de la salud y hacer un llamado a favor de una acción climática urgente. Movilizar a la comunidad de la salud y apoyarla en la acción climática.

CARTA ABIERTA - LLAMADO A FAVOR DE UN CLIMA SALUDABLE

La comunidad de la salud de todo el mundo (300 organizaciones que representan al menos a 45 millones de médicos y profesionales de la salud) ha firmado una carta abierta dirigida a los líderes nacionales y a las delegaciones de los países en la COP26, en la que se pide una acción real para hacer frente a la crisis climática.

La carta plantea las siguientes demandas:

  • Pedimos a todas las naciones que actualicen sus compromisos climáticos nacionales bajo el Acuerdo de París para que cumplan su parte acordada en la limitación del calentamiento a 1.5 °C; y les pedimos que incorporen la salud en esos planes;
  • Instamos a todas las naciones a abandonar de forma rápida y justa el uso de combustibles fósiles, comenzando con la reducción inmediata de todos los permisos, subsidios y financiaciones relacionados con ellos, y a abandonar completamente el actual modelo de financiación para pasar a uno basado en inversiones en energía limpia;
  • Pedimos a los países de ingresos altos que recorten aún más las emisiones de gases de efecto invernadero, en consonancia con el objetivo de temperatura de 1,5 °C;
  • Instamos a los países de ingresos altos a que también cumplan la transferencia prometida de fondos a los países de bajos ingresos para ayudarles a aplicar las medidas de mitigación y adaptación necesarias;
  • Pedimos a los gobiernos que construyan sistemas de salud resilientes al clima, con bajas emisiones de carbono y sostenibles, y
  • Pedimos también a los gobiernos que garanticen que las inversiones para la recuperación de la pandemia sirvan para apoyar la lucha contra el cambio climático y reducir las desigualdades sociales y sanitarias.

Publicar un comentario

0 Comentarios