DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismos de El Observador Siglo XXI

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Computecnology

PUBLICIDAD

Se exige mayor vigilancia a focos que provocan nuevos casos de COVID-19 en las Américas

La observancia de picos en varios países ha hecho que la vigilancia se señale fundamental para identificar los focos a nivel local y prevenir una mayor propagación de la enfermedad.


A pesar de que los países de América Latina y el Caribe han alcanzado el 41% en la cobertura de vacunación contra la COVID-19, la vigilancia seguirá siendo clave para identificar nuevos riesgos y responder a focos locales de la enfermedad, según expresó la Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, quien advirtió sobre el aumento de las tasas de infección en el Caribe, partes de Canadá, México, Bolivia y Venezuela, y subrayó la necesidad de seguir y gestionar estrechamente las infecciones a medida que continúa el despliegue de las vacunas.

“VIGILANCIA A FOCOS LOCALES”

"La vigilancia siempre ha sido los ojos y los oídos que han guiado nuestra respuesta a la COVID-19, mientras navegábamos por los picos de la pandemia y mientras seguimos rastreando las variantes emergentes", resaltó durante una conferencia de prensa la directora Etienne.

Por lo anterior añadió que para que los municipios puedan detectar los riesgos a medida que surgen, también hay que capacitar a instituciones como los laboratorios, las escuelas de salud pública y las universidades para que puedan diagnosticar las nuevas infecciones a nivel local.

Al tenor de lo anterior, resaltó la necesidad de que se mejoren las herramientas y redes de vigilancia para controlar las enfermedades de forma más eficiente y sostenible. Mientras tanto, la OPS está trabajando con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos con el fin de implementar un nuevo protocolo de prueba PCR para detectar simultáneamente la COVID-19 y la gripe a partir de la misma muestra.

En la actualidad hay 45 laboratorios nacionales de salud pública que realizan pruebas de PCR en los países de las Américas, los cuales son apoyados por el organismo multilateral a través de la estandarización de los protocolos de laboratorio y la realización de capacitaciones. La organización también ha donado más de 21 millones de pruebas de PCR para COVID-19 y casi 18 millones de pruebas de diagnóstico rápido.

LA PANDEMIA EN LA REGIÓN

En cuanto a la situación de la COVID-19 en la región, según cifras entregadas por la OPS en la última semana se registraron casi 817.000 nuevas infecciones por COVID-19 y más de 18.000 muertes en las Américas y, aunque los casos están disminuyendo en Norteamérica, las hospitalizaciones aumentan en las provincias orientales de Canadá y también se ha producido un aumento de las muertes en México.

Las infecciones y muertes por COVID-19 han disminuido en la mayoría de los países de Centroamérica y América del Sur, con la excepción de Bolivia y Venezuela, no obstante para la doctora Etienne la situación en el Caribe sigue siendo grave.

República Dominicana y Barbados informaron de un aumento del 40% de nuevos casos durante la semana pasada, mientras Puerto Rico, Trinidad y Tobago, y Martinica también vieron un aumento en las nuevas infecciones. Los casos siguen siendo elevados en San Martín, San Cristóbal y Nieves, Anguila y las Islas Caimán.

El próximo domingo se celebrarán los 30 años de del último caso de poliovirus salvaje en las Américas, experiencia que para la directora de la OPS es una lección sobre la lucha contra la enfermedad mediante una acción sostenida y concertada. "Este extraordinario logro fue posible gracias a los esfuerzos de vacunación masiva y a una sólida vigilancia epidemiológica", señaló.

Publicar un comentario

0 Comentarios