DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismos de El Observador Siglo XXI

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Computecnology

PUBLICIDAD

Multa a Claro por usar indebidamente base de datos de portabilidad numérica

A la empresa Claro a través de su operador Comunicación Celular (Comcel) S.A. le fue impuesta una multa de novecientos cincuenta millones de pesos por extralimitarse en el uso de los datos personales de los usuarios.

La Superintendencia de Industria y Comercio, en su rol de autoridad nacional de protección de datos personales, sancionó a la empresa porque utilizó la base de datos de portabilidad numérica -donde se encuentran registrados la totalidad de los números de telefonía celular en el país- para realizar campañas masivas de marketing para la captación de nuevos clientes.

EL CASO

En Colombia existe una base de datos de portabilidad numérica creada por la Ley 1245 de 2008 y reglamentada por la resolución 5050 de 2016 de la Comisión de Regulación de Comunicaciones cuya finalidad específica es la de facilitar, gracias a la interacción de la totalidad de los operadores de telefonía celular, el proceso de portabilidad numérica de acuerdo con el plan nacional de portabilidad bajo criterios técnicos estandarizados.

Y Claro aprovechó el acceso a dicha base de datos para obtener la información de millones de personas para realizar una captación masiva de clientes de otros operadores sin contar con la debida autorización previa, expresa e informada de los titulares y con una finalidad absolutamente distinta la establecida en la norma.

La autoridad encontró que, entre enero de 2020 y abril de 2021, Claro efectuó alrededor 7.425.820 llamadas -no autorizadas- a usuarios de otros operadores, con lo que incurrió en el tratamiento indebido a la información contenida en la base de datos de portabilidad numérica, gracias a lo cual generó un total presuntivo de ganancias que ascienden aproximadamente a $13.416 millones.

A partir de la fecha, Claro debe abstenerse de continuar realizando esta práctica y eliminar de sus bases de datos la información, para lo cual cuenta con un plazo noventa días siguientes a la ejecutoria de la Resolución 67646 de octubre de 2021.

De la actuación administrativa, en contra de la que proceden los recursos de reposición y apelación, se ordenó remitir copia para lo de su competencia al Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, a la Dirección de Investigaciones de Protección de Usuarios de Servicios de Comunicaciones -adscrita la Delegatura de Protección al Consumidor de la Superintendencia de Industria y Comercio-, y a la Comisión de Regulación de Comunicaciones.

EL “MARTIRIO” DE CLARO

A pesar de la decisión tomada por la Superintendencia de Industria y Comercio, las prácticas de Claro continúan, y no solo se basan en la captación de nuevos clientes, a quienes llaman insistentemente a ofrecerle “la mejor red 4G del país”.

Pero no solamente es esta práctica la que viene adelantando la empresa de manera presuntamente arbitraria, pues además tiene a su disposición miles de líneas telefónicas desde las que contacta, incluso días festivos, a quienes tienen cuentas pendientes por pagar, pero no para cobrar sino solo para colgar cuando los usuarios contestan, o en algunas veces con mensajes grabados.

Este medio periodístico consultó a varios usuarios de la empresa de telefonía celular, quienes indicaron que cada vez que pasan por lo menos tres días de la fecha límite del pago de su factura, reciben las llamadas de parte que al ser contestadas se cuelgan de inmediato y cesan al efectuarse el pago.

Pero además de lo anterior, se reportó que por medio de Agencias de Cobro, Claro realiza recuperación de cartera, coordinando y acordando fechas para respectivos pagos con los clientes, pero al parecer el reporte de cada llamada no se actualiza y en consecuencia, por el mismo motivo, son contactados de nuevo por otro agente externo.

Así mismo, agregaron finalmente los usuarios, no sólo reciben llamadas sino también mensajes de texto, mensajes que aparecen de manera sorpresiva ocupando toda la pantalla del celular, correos electrónicos y notificaciones de ofertas, tanto de Claro como de terceros aliados, además de cobros.

Frente a esto último, la Superintendencia no ha informado si se adelantan investigaciones, pero podrían ser estrategias de Claro que se han logrado adelantar gracias al uso indebido de la base de datos.

Publicar un comentario

0 Comentarios