DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismos de El Observador Siglo XXI

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Computecnology

PUBLICIDAD

Operativos contra delitos de impacto ambiental y alimentario

En las últimas horas las autoridades dieron captura a presuntos matarifes ilegales y realizaron operativos a curtiembres cuyos desechos estaban llegando a cuerpos de agua.

La organización delictiva Los Pelones que al parecer se dedicaba al hurto, sacrificio y comercialización de ganado en los municipios de Une, Cáqueza y Chipaque al oriente del departamento, fue desarticulada por la Fiscalía, mientras que la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) realizó un operativo para hacer seguimiento y control empresas a curtidoras de Chocontá y Villapinzón que generan vertimientos y descargas directas e indirectas sin tratamiento al río Bogotá.

LOS PELONES

Cinco fueron los presuntos delincuentes capturados por la policía judicial Sijín, por hechos ocurridos en estos municipios desde mediados del 2020 al 27 de octubre de 2021 Estas personas fueron reconocidas por testigos mediante la práctica entrevistas juramentadas y reconocimientos de álbumes fotográficos y fueron identificados como Daniel Felipe Romero alias Piporro, Alejandro Garibello Chaves alias Alejo, Jaime Oswaldo Garibello Chaves alias Oswaldo, Francisco Javier Mendoza Gutiérrez alias Pacho y Edward  Barbosa Barbosa alias Pita.

Durante las diligencias de allanamiento y registro fueron incautados un camión con fines de comiso, 20 reses sacrificadas avaluadas en 30 millones de pesos y maquinaria para el sacrificio de los semovientes por valor superior a los 10 millones de pesos.

A los hoy procesados, se les acusa del hurto de los animales mediante la modalidad de arreo y carneo en horas de la madrugada sin las adecuadas medidas de salubridad, para luego ser comercializado en establecimientos comerciales de Kennedy y Usme en Bogotá y les fueron imputados los delitos de concierto para delinquir y abigeato agravado.

CONTAMINANDO EL RÍO

En el operativo de la CAR la entidad impuso medida preventiva de suspensión de actividades a una empresa que estaba desarrollando acciones de curtido y vertimientos en flagrancia, producto del subproceso de lavado de pieles cuyo propietario, según detalló Clara Álvarez, coordinadora de la Unidad Integrada de Gobernabilidad Ambiental (UIGA) de la CAR, ya tiene un proceso sancionatorio por esta misma actividad y “es reincidente en el incumplimiento de la normativa ambiental y ya ha sido condenado penalmente por delitos contra el medio ambiente desde el año 2018”.

Frente a las demás curtiembres inspeccionadas, Álvarez señaló que se determinará el trámite sancionatorio pertinente, tras el respectivo filtro de las que fueron encontradas inactivas o en proceso de desmonte, por lo que la funcionaria invitó a las empresas curtidoras que operan en estas poblaciones y que aún no cuentan con los respectivos instrumentos ambientales para que se legalicen y trabajen conjuntamente con la CAR en los programas que realiza la entidad para que el desarrollo de esta actividad se efectúe de forma amigable con el ambiente.

El operativo se realizó en cumplimiento de las actividades emanadas en la sentencia proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca para la descontaminación del río Bogotá.

Publicar un comentario

0 Comentarios