SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
🗣¡Queremos que construyas una comunidad con nosotros!🏛 📥El próximo mes lanzaremos nuestro nuevo producto y estamos felices de invitarte a hacer parte esta nueva experiencia.📰 🚥Lo mejor de todo es que es completamente gratis, 🎖sólo tienes que dar click a la imagen y llenar una breve encuesta

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Disfruta de Mini Tejo, Billar y juegos de mesa, además de comidas y diversas bebidas.

Experta de la ONU afirma que los asesinatos de los defensores indígenas Nasa deben investigarse

La especialista denuncia que los asaltos están provocando “un efecto amedrentador” en la sociedad civil y en las tareas que realizan los defensores de los derechos humanos.

De los tres recientes asesinatos en la comunidad indígena del departamento del Cauca, uno de ellos fue el de un niño de 14 años, por lo que la relatora especial de los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, Mary Lawlor, emplazó este jueves a las autoridades colombianas a prevenir e investigar los asesinatos, ataques y amenazas en contra de los indígenas nasa, quienes desempeñan una labor de defensa de su territorio ubicado al suroeste del país.

ALERTA POR LOS NIÑOS

La relatora añadió que es “sumamente preocupante” que los niños activistas se conviertan en “víctimas directas de los ataques”, referencia a los menores que se produce tras el asesinato de un niño de 14 años y del secuestro de otro.

Además, señaló haber recibido información “sobre un número creciente de niños, niñas y adolescentes reclutados por grupos armados no estatales y de los cuales en un porcentaje muy importante se trataría de niñas”.

Lawlor advirtió que las amenazas y ataques en contra del Pueblo Indígena Nasa, sus líderes, autoridades e integrantes de la guardia indígena se han incrementado durante los últimos meses y explicó tres casos recientes.

El último asalto se produjo el 24 de enero cuando José Albeiro Camayo Güetio fue asesinado en presencia de su hijo de 13 años, supuestamente por integrantes de un grupo armado no estatal que pretende ejercer el control en el resguardo indígena Las Delicias, dentro del municipio de Buenos Aires, en el departamento del Cauca.

Diez días antes, un niño de 14 años, Breiner David Cucuñame López, y Guillermo Chicame Ipia, fueron asesinados, presuntamente por integrantes del mismo grupo, cuando hacían labores de protección y defensa del territorio junto a la guardia indígena del Resguardo las Delicias. Uno de los ex miembros de la patrulla, Marcos Fidel Camayo Güetio, también habría sufrido un homicidio el pasado 21 de noviembre.

CASOS QUE PREOCUPAN DEBEN INVESTIGARSE

“El aumento de las amenazas contra los defensores y las defensoras de los derechos humanos en Colombia, incluidos los que protegen los derechos de los pueblos indígenas, el medioambiente, y la implementación del acuerdo de paz, está generando un efecto amedrentador en la sociedad civil y en la legítima labor que realizan las personas defensoras de los derechos humanos”, dijo la experta.

La relatora emplazó a las autoridades colombianas “a investigar de manera efectiva” todos estos casos, conceder reparaciones a las víctimas y desarticular a los grupos que pretenden tomar el control del territorio del Pueblo Nasa a través de la violencia.

“También deben adoptar medidas de prevención y protección de las comunidades, así como fortalecer las propias estrategias de autoprotección y formas organizativas del Pueblo Nasa”, agregó Lawlor.

El llamado de la experta fue respaldado por el relator especial sobre los derechos de los pueblos indígenas, José Francisco Calí Tzay, el relator especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Morris Tidball-Binz, y el Comité de los Derechos del Niño.

Publicar un comentario

0 Comentarios

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES
Somos parte de la Gran Alianza de Verificadores (Redcheq) y contribuimos en la lucha contra la desinformación electoral

DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismo de El Observador Siglo XXI