SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
🗣¡Queremos que construyas una comunidad con nosotros!🏛 📥El próximo mes lanzaremos nuestro nuevo producto y estamos felices de invitarte a hacer parte esta nueva experiencia.📰 🚥Lo mejor de todo es que es completamente gratis, 🎖sólo tienes que dar click a la imagen y llenar una breve encuesta

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Disfruta de Mini Tejo, Billar y juegos de mesa, además de comidas y diversas bebidas.

Organizaciones sociales piden a la JEP extender el plazo de entrega de informes de víctimas

A pocos días de que la JEP cierre el plazo para la entrega de informes que den cuenta de los daños sufridos por las víctimas del conflicto armado, organizaciones de víctimas y de defensa de derechos humanos piden que se extienda el período de entrega.

El próximo 21 de marzo la Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas (SRVR) de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) dejará de recibir los informes de las víctimas del conflicto armado que dan cuenta de las violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario.

LOS ARGUMENTOS

Varias organizaciones de la sociedad civil le presentaron una petición al tribunal para que extienda, por mínimo seis meses, el término para que las organizaciones de víctimas de mujeres y de violencia basada en género, indígenas, negra, afrocolombianas, raizales, palenqueras, Rrom y de derechos humanos, tengan la oportunidad de presentar nuevos informes.

La petición se sustenta en seis razones que argumentan que la situación vivida por las víctimas en Colombia es extraordinaria, y que la participación en la presentación de informes se ha visto afectada negativamente por factores de fuerza mayor y, por lo tanto, la extensión del plazo es necesaria y urgente, pues su objetivo es garantizar la centralidad de las víctimas dentro de los procedimientos de acceso a la justicia en la JEP.

La reconfiguración del conflicto y la violencia en los territorios

Como ya lo ha constatado la SRVR y es de conocimiento público, la reconfiguración del conflicto y el aumento de la violencia han impedido a varias organizaciones el ejercicio libre de su labor y, de ese modo, presentar sus informes o participar en condiciones óptimas en los mecanismos para la reivindicación de sus derechos.

La presencia y el fortalecimiento de los grupos armados en los territorios, así como el inicio de la temporada electoral, han significado el recrudecimiento de la violencia en algunas regiones del país y en casi todos los municipios incluidos en las Circunscripciones Especiales Transitorias para la Paz, lo cual ha sido puesto en alerta además por la Defensoría del Pueblo.

La pandemia aún obstaculiza la construcción de los informes

Después de dos años de haberse declarado la pandemia ocasionada por el covid-19, las medidas para mitigar su propagación aún tienen efectos, y restringen la movilidad de las comunidades y las organizaciones que les acompañan.

Concretamente, hay tres factores que dificultan la participación efectiva de las víctimas y la presentación de informes, siendo el primero la presencia de actores armados en los territorios se combina con las medidas para contener la propagación del virus, factores que en algunos casos han acentuado el aislamiento al que estaban sometidas muchas comunidades desde antes de la pandemia.

Aunque parece que Colombia ha superado la etapa más grave de la emergencia sanitaria, las organizaciones consideran que esto solo es una conjetura y todavía cabe la posibilidad de que el país enfrente una nueva ola de contagios y ello genera falta de continuidad en los procesos de construcción de los informes debilita los lazos entre las comunidades y quienes los realizan, los cuales requieren tiempo para ser fortalecidos de nuevo.

Asimismo, las organizaciones resaltaron que la situación económica de las personas que hacen parte de los informes, especialmente las mujeres, se ha agravado, lo cual hace que centren sus esfuerzos en conseguir el sustento para ellas y sus familias y no puedan continuar con su participación efectiva en los procesos de construcción de los informes.

Los desafíos asociados a la construcción y presentación de informes ante la SRVR

Las organizaciones expresaron que durante su trabajo han identificado algunas barreras para la recolección y sistematización de la información, vitales en la construcción de los informes y que además han sido varias las organizaciones que solicitan apoyo para realizarlos, pues requieren procesos de fortalecimiento y capacitación para presentarlos ante la SRVR.

“Por lo demás, el hecho de que esas organizaciones no hayan podido presentar sus informes afecta el trabajo de la SRVR, pues implica que esta no ha recibido toda la información relevante para adelantar el proceso de priorización, ni para llevar a cabo sus investigaciones” sostienen las organizaciones en un comunicado.

Los avances del Sistema Integral para la Paz deben ser aprovechados

En pocos meses será publicado el informe final que la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición (CEV) prepara para dar fin a su mandato, documento que traerá a las víctimas un nuevo panorama y muchas de ellas querrán contribuir desde una perspectiva judicial al Sistema Integral para la Paz y las organizaciones consideran que la JEP debe estar preparada para atender esos casos.

La importancia de que la participación de las víctimas sea amplia, real y efectiva

Para las organizaciones los avances de la SRVR en los primeros casos han permitido visibilizar el trabajo de la JEP, lo cual ha generado una incipiente confianza de las comunidades con ciertas entidades públicas. Gracias a eso, durante el último año nuevas organizaciones han solicitado acompañamiento y asesoría para documentar y presentar sus casos ante la JEP.

En el mismo sentido, la SRVR ha dado a conocer la apertura de nuevos casos que incluyen crímenes cometidos por las FARC-EP, crímenes cometidos por la Fuerza Pública, agentes estatales no integrantes de la fuerza pública y terceros civiles, así como crímenes cometidos contra los pueblos étnicos. Por ello, la SRVR convocó a las organizaciones de víctimas a participar en audiencias para recoger sus opiniones sobre esta segunda ronda de priorización de casos entre el 21 de febrero y el 10 de marzo de 2022.

Los peticionarios consideran que cerrar el término para la presentación de informes en el mismo momento en que se abren nuevos macrocasos implicaría, por un lado, que la JEP pierda la oportunidad de recibir información nueva y relevante y, por el otro, que las organizaciones y las víctimas vean afectado su derecho a participar en la implementación efectiva de esta segunda priorización.

Habilitación de nuevos escenarios para la presentación y/o ampliación de informes a la SRVR de forma oral

“Con miras a que el proceso de acceso a la justicia que se adelanta con las víctimas sea fiel a los relatos que ellas mismas presentan —incluyendo los impactos de las violaciones a sus derechos humanos, sus procesos de resistencia y sus reivindicaciones—, es importante y necesario que la JEP habilite nuevos espacios de escucha activa para que las víctimas manifiesten sus vivencias y experiencias en el conflicto armado” puntualizaron las organizaciones.

Así mismo expresaron que un proceso transicional con enfoque restaurador solo tiene sentido si las víctimas son los actores fundamentales dentro del este y se les reconoce como sujetos políticos que exigen sus derechos, Por eso consideran necesario que la SRVR amplíe el plazo para presentar informes.

La solicitud fue presentada en conjunto por 41 organizaciones que tienen reconocimiento dentro del desarrollo de la implementación de este punto de los Acuerdos de Paz y representan a los actores del conflicto armado en condición de víctimas.

Publicar un comentario

0 Comentarios

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES
Somos parte de la Gran Alianza de Verificadores (Redcheq) y contribuimos en la lucha contra la desinformación electoral

DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismo de El Observador Siglo XXI