SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
🗣¡Queremos que construyas una comunidad con nosotros!🏛 📥El próximo mes lanzaremos nuestro nuevo producto y estamos felices de invitarte a hacer parte esta nueva experiencia.📰 🚥Lo mejor de todo es que es completamente gratis, 🎖sólo tienes que dar click a la imagen y llenar una breve encuesta

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Disfruta de Mini Tejo, Billar y juegos de mesa, además de comidas y diversas bebidas.

Historia clínica contradice cámaras de seguridad del Hospital frente al egreso de don Efrén

El Hospital San Rafael de Facatativá emitió un comunicado en relación a la atención prestada al hoy desaparecido, pero la historia clínica desmiente lo que dice el centro médico frente a la salida del paciente.

La Empresa Social del Estado (ESE) explicó el paso a paso del proceso de atención al señor Efrén Martínez, detallando aspectos de la historia clínica y refiriendo evidencias que no compartió, mientras que los familiares continúan en la búsqueda de su ser querido y consideran que no fueron respondidas sus inquietudes.

LA VERSIÓN DEL HOSPITAL

El Hospital entregó las explicaciones del caso desde su perspectiva mediante el siguiente comunicado:

LA DUDA PERSISTE EN LA FAMILIA

Pero de lo comentado por la familia tanto en redes sociales como en los medios de comunicación que han registrado la noticia de la desaparición de Efrén Martínez, poco se refirió el comunicado.

El aspecto más importante que no se aclaró fue referente a que el paciente a pesar de que llegó en un estado que requirió de reanimación no se le permitió tener acompañante, según ha señalado la familia. Y en el comunicado se refiere que el paciente salió sólo, pero en la historia clínica dice que se le entregaron recomendaciones a un familiar.

El comunicado indica que el paciente no tenía red de apoyo, motivo por el cual se le remitió a consulta por trabajo social y psicología, pero han sido al menos tres personas que han brindado información acerca del señor Martínez a El Observador Siglo XXI e incluso han comentado de que a pesar de sus bajos recursos estarían dispuestos a dar una pequeña recompensa por información que les permita dar con el paradero de su ser querido.

Para la familia del señor Efrén también resultó extraño de que a pesar de que en el comunicado se denotó su frecuente asistencia al Hospital, sólo en ese momento se registró la falta de red de apoyo, cuando siempre hay alguien que lo lleva al servicio, y a pesar de que ingresó con “malas condiciones generales”, según indica la Historia Clínica, el hermano que lo llevó en esta ocasión refirió “disposición de firmar desistimiento de maniobras invasivas por su estado de salud y su mal pronóstico a corto plazo”.

El viernes, marzo 18, a las 5:43 de la mañana, indica la Historia Clínica que el paciente se encontraba sin acompañante, sin nuevos episodios convulsivos pero que durante la estancia hospitalaria se descanalizó, dañó el equipo de hidratación parenteral y deambuló por corredores al presentar un episodio de agitación psicomotriz, lo cual es la forma extrema de hiperactividad caracterizada por el aumento de los movimientos no dirigidos a la consecución de un fin determinado y cuyas causas pueden ser múltiples.

En ese mismo informe, se indica que del número que dejaron anotados los familiares no se obtiene respuesta y que al momento de hacer el registro el paciente no se encuentra agitado.

Ese mismo día, a las 9:09 de la mañana en un documento de respuesta a interconsulta, la psicóloga refiere notables alteraciones en la producción del lenguaje y que no fue posible establecer una comunicación clara con el paciente.

En esa valoración, don Efrén estuvo alerta, consciente, orientado en persona, espacio, pero levemente en tiempo, con una lentitud anormal en la articulación de las palabras debido a una lesión cerebral, la cual impide que llegue suficiente oxigeno al cerebro y por tanto denotara alteraciones marcadas en el lenguaje, a lo cual se sumó actitud ansiosa. El pensamiento se infirió en coherencia, sin juicio de realidad explorable    e inteligencia inferida inferior al promedio. En dicha consulta, señaló la profesional, fue poco colaborador y mantuvo inquietud motora leve.

Sin embargo, en la consulta con la trabajadora social registrada minutos después, se observó red de apoyo familiar y se llamó a la jefe Viviana en Quipile para que estableciera comunicación con el familiar del paciente para el egreso. En esta consulta se analizó que don Efrén presentó una actitud propositiva y asertiva, y se identificó que presenta factores de riesgo a nivel familiar que garanticen un adecuado manejo durante su estancia hospitalaria, caso que es conocido en la Comisaría de Familia de Quipile.

A las 11:52 minutos, se registró evolución en el estado de salud de don Efrén. “En el momento clínicamente estable, signos vitales en rangos de normalidad, al examen físico orientado en espacio y persona, levemente en tiempo, con pobre respuesta verbal”, indica el análisis, el cual agrega que según psicología y trabajo social ya no requiere manejo intrahospitalario.

Sin embargo, y a pesar de que según dicen los familiares no les dejaron ingresar y la historia clínica indica que horas antes no se logró contacto con la red de apoyo familiar, la página denominada “Evolución de urgencias” dice que a esa hora ya estaba acompañado y ese acompañante “refiere entender y aceptar” lo que se le explicó acerca del estrado de salud del paciente.

En ese orden de ideas, a pesar de que el señor Efrén Martínez se pueda ver en las cámaras de seguridad saliendo sólo, alguien estuvo con él al momento de ser dado de alta según la historia clínica y el comprobante de recibo de usuario firmado por la señora Isabel Gutiérrez, pero de eso no se refirió el Hospital en su comunicado. 

Publicar un comentario

0 Comentarios

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES
Somos parte de la Gran Alianza de Verificadores (Redcheq) y contribuimos en la lucha contra la desinformación electoral

DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismo de El Observador Siglo XXI