SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
🗣¡Queremos que construyas una comunidad con nosotros!🏛 📥El próximo mes lanzaremos nuestro nuevo producto y estamos felices de invitarte a hacer parte esta nueva experiencia.📰 🚥Lo mejor de todo es que es completamente gratis, 🎖sólo tienes que dar click a la imagen y llenar una breve encuesta

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Disfruta de Mini Tejo, Billar y juegos de mesa, además de comidas y diversas bebidas.

Los departamentos que encabezan listado de obras inconclusas según la Contraloría

La Guajira, Meta, Cundinamarca Valle del Cauca y Caldas son las cinco entidades territoriales del orden departamental en donde se han identificado la no ejecución total de obras proyectadas.

En cinco departamentos del país hay obras inconclusas que ascienden a cerca de 1918 millones de pesos, a las cuales el ente de control se encuentra haciendo seguimiento y ha logrado la reactivación de los trabajos.

LOS MONTOS DE LOS ELEFANTES BLANCOS

La Guajira es el departamento del país con mayor volumen de recursos comprometidos en obras inconclusas. Según la Contraloría General de la República (CGR), tiene 64 por más de 800 mil millones de pesos.

Le siguen Meta con 72 obras por más de 353.000 millones, Cundinamarca con 109 por cerca de 280.000 millones, Valle del Cauca con 104 por cerca de 180.000 millones y Caldas con 19 por más de 305.000 millones.

SECTORES AFECTADOS

Los sectores más afectados de acuerdo con los reportes del Registro Nacional de Obras Inconclusas, son 132 acueductos por 343 mil millones de pesos 82 alcantarillados por $727.000 millones, 105 proyectos de vivienda por $457 mil millones, 96 de infraestructura vial por $1,2 billones y 85 sedes de entidades por 307 mil millones de pesos.

Son en total 1093 proyectos los que figuran en el Registro mencionado, por valor superior a los $6,5 billones y son obras que corresponden a obligaciones tanto de los departamentos, como entidades territoriales, como de sus municipios.

BENEFICIOS FISCALES POR $23 BILLONES

Con el apoyo de las administraciones territoriales, la CGR construyó el Diagnóstico Nacional de Proyectos Críticos, Obras Inconclusas y Elefantes Blancos, que presentaba una radiografía en el país de infraestructura fallida por 24,5 billones de pesos.

Con la adopción de estrategias como Compromiso Colombia, la CGR ha logrado obtener beneficios fiscales por $23 billones, gracias a la reactivación y conclusión de obras de vital importancia para la comunidad que alguna vez estuvieron a punto de convertirse en elefantes blancos.

800 PROYECTOS RECUPERADOS

La aplicación del enfoque preventivo, el uso de la tecnología y el Control Fiscal Participativo han permitido la reactivación y entrega de más de 800 proyectos, dentro de los que se destaca la entrega del Aeropuerto Vásquez Cobo, en Leticia, y los aeropuertos de Armenia y Pasto.

Además, para la entidad resulta emblemática la entrega del Túnel de la Línea, en los departamentos de Tolima y Quindío. En La Guajira, se logró que las comunidades indígenas se beneficiaran de 40 pozos de agua profunda.

Igualmente, la CGR ha impulsado la reactivación de 251 instituciones educativas y de concesiones viales como Ruta del Sol 3 en el Cesar, Magdalena y Bolívar, a lo cual se suma el esfuerzo realizando buscando la terminación de la Malla vial del Meta y la vía Neiva -Santana – Mocoa.

En el área de la salud, una de las principales prioridades de la Contraloría, se ha conseguido la recuperación de hospitales en los Departamentos de Nariño y Chocó y de escenarios deportivos en el Valle y Meta.

Se calcula que la recuperación de proyectos de obras públicas que parecían perdidos, ha permitido ayudar a mejorar las condiciones de vida a más de 13 millones de habitantes del país, como fruto del control preventivo y concomitante.

Publicar un comentario

0 Comentarios

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES
Somos parte de la Gran Alianza de Verificadores (Redcheq) y contribuimos en la lucha contra la desinformación electoral

DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismo de El Observador Siglo XXI