SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
🗣¡Queremos que construyas una comunidad con nosotros!🏛 📥El próximo mes lanzaremos nuestro nuevo producto y estamos felices de invitarte a hacer parte esta nueva experiencia.📰 🚥Lo mejor de todo es que es completamente gratis, 🎖sólo tienes que dar click a la imagen y llenar una breve encuesta

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Disfruta de Mini Tejo, Billar y juegos de mesa, además de comidas y diversas bebidas.

La vigilancia especial a proyecto de comercio popular que debería estar operando hace 18 años

El ente de control capitalino realiza vigilancia especial a un proyecto de comercio popular que debería estar operando desde hace 18 años en el centro histórico y comercial de la ciudad.


Desde hace casi dos décadas se proyecta la construcción de un Centro Internacional de Comercio Mayorista, en el sector de San Victorino, con el propósito de renovar urbanísticamente el área, bajo el precepto de crear un centro comercial popular a escala metropolitana.

LOS RETRASOS DEL PROYECTO

Tras una serie de fallidos procesos de licitación pública, en busca de un inversionista constructor, y dificultades para alcanzar el punto de equilibrio económico del negocio, el centro mayorista, ubicado en el barrio Santa Inés, centro histórico de la ciudad, no ha logrado salir a flote y materializarse.

Con este proyecto se otorgaría un espacio de trabajo formal a los comerciantes que hoy laboran en locales temporales asentados en las manzanas 10 y 22 que se encuentran entre la Carrera 11 y la Carrera 13 y la calle 9 y calle 10 y quienes pasarían a ser titulares del predio en el cual administren su negocio. Actualmente, un operador privado tiene en arriendo el espacio comercial donde trabajan los vendedores.

La Contraloría de Bogotá tiene la lupa puesta en esta iniciativa, dado que, durante casi dos décadas, el Distrito, a través de la Empresa de Renovación Urbana – ERU, ha trasladado al ‘Patrimonio Autónomo San Victorino Centro Internacional de Comercio Mayorista’ cerca 30.000 millones de pesos.

RESULTADOS DETALLADOS DEL INFORME DE AUDITORÍA

Particularmente en 2020, la entidad luego de realizar una auditoría determinó un hallazgo administrativo, con presunta incidencia fiscal y disciplinaria, por los recursos invertidos en la manzana 22 para la instalación de un mobiliario urbano temporal tipo contenedores.

Con este se llegó a la provisión de 500 locales, 16 restaurantes, 4 cafés y 5 baterías de baños, en 194 contenedores los cuales no se pudieron arrendar en su totalidad. El aprovechamiento económico de este espacio no ha logrado compensar  los recursos invertidos en este proyecto temporal, que en 2015 se contrató por un valor de $6.312.641.143.

“Al comparar lo invertido en el proyecto temporal y lo proyectado en el estudio de factibilidad, se concluye que el fin no se cumplió y, por el contrario, generó pérdidas para el Distrito, teniendo en cuenta que, según las actas de liquidación de los contratos de obra e interventoría, el valor definitivo invertido fue de $6.762.204.207 y lo recaudado fue de $4.182.768.503 (por concepto de arriendos en los años 2017, 2018 y 2019), lo que representa, así, un probable daño al patrimonio público por valor de $2.579.435.704”, concluye el informe de auditoría.

El proyecto de construcción del denominado ‘Centro internacional de comercio popular de Bogotá - San Victorino’ ha tenido más de 27 modificaciones, prórrogas y ajustes económicos. Desde el año 2012 se han proyectado 7 convocatorias públicas con el fin de conseguir inversionistas y promotores constructores, las cuales han fracasado y no se han concretado.

Publicar un comentario

0 Comentarios

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES
Somos parte de la Gran Alianza de Verificadores (Redcheq) y contribuimos en la lucha contra la desinformación electoral

DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismo de El Observador Siglo XXI