SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
🗣¡Queremos que construyas una comunidad con nosotros!🏛 📥El próximo mes lanzaremos nuestro nuevo producto y estamos felices de invitarte a hacer parte esta nueva experiencia.📰 🚥Lo mejor de todo es que es completamente gratis, 🎖sólo tienes que dar click a la imagen y llenar una breve encuesta

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Disfruta de Mini Tejo, Billar y juegos de mesa, además de comidas y diversas bebidas.

Concejo aprobó el proyecto de Acuerdo pero disminuyó recursos para el Teatro Municipal

Luego de comunicar la aprobación del proyecto de Acuerdo por medio de un video, en la tarde noche de este miércoles el alcalde Guillermo Aldana Dimas lideró una reunión con sus asesores de despacho a fin de evaluar la modificación hecha en el Concejo.

Después de doce horas de debate que incluyó varios recesos, el Concejo de Facatativá aprobó con 10 votos a favor el proyecto de Acuerdo 004, mediante el cual se crean unos códigos y se incorporan los superávits existentes a diciembre 31de 2021, al presupuesto anual de rentas e ingresos y de gastos e inversiones del municipio para la actual vigencia fiscal, luego de hacerle una enmienda.

LA GRAN INQUIETUD

Sin contratiempos avanzaba la sesión ordinaria 035 de ayer, martes mayo 31, y en menos de dos horas ya había sido evacuada la exposición del Instituto de Deportes y las Secretarías de Desarrollo Económico, Desarrollo Social, Gobierno, Educación y Planeación, pero cuando llegó el turno para Obras Públicas el debate se tornó tenso por el tema del Teatro Municipal.

En su exposición, el arquitecto Óscar Casilimas, jefe de la cartera, recordó que la Administración hizo los planos pero no contempló la parte en donde se encontraba la Registraduría y que luego de adjudicar la obra y la interventoría, ésta última hizo la observación y recomendó incluir lo faltante, por lo que se requieren $554 millones para esas obras y $500 correspondiente al contrato de Interventoría, que es diferente al de las obras que se encuentran en ejecución y estaba proyectado fueran entregadas hace un mes.

Casilimas fue claro en decir que la adición a los dos contratos no supera el tope de 50 por ciento contemplado por la Ley y que los recursos son para dotar el teatro, pues el contrato se firmó para la adecuación y remodelación, lo cual permitiera posteriormente la puesta en marcha y funcionamiento.

La arremetida de la Coalición

Por su parte, el concejal Pedro Villamil recordó en su intervención que él ha sido defensor de este escenario por más de 11 años y fue ponente del proyecto de Acuerdo de hace un año, en el que se incorporaban otros superávits dentro de los que se contemplaban los recursos del Teatro, y cuestionó el revés expuesto por el secretario de Obras Públicas resumiendo las actas de suspensión del contrato, lo cual calificó de falta de planeación y economía,  expresando además que hizo fala una Consultoría y que a falta de ella la Administración es juez y parte.

En tal sentido, recordó además el concejal del Polo Democrático Alternativo que como ponente hace un año solicitó que se le adicionaran más recursos, aunque dijo que a hoy consideraba que no era necesaria la adición, por lo que aprobar el proyecto de Acuerdo incluyendo esto que ha denominado como “mico” sería apoyar un detrimento patrimonial, que sería una situación resultante de un hallazgo posterior al que ya hizo la Contraloría Departamental, la cual vigila un plan de mejoramiento.

Así las cosas, el concejal propuso redestinar esos recursos para la ejecución de otros proyectos o para reforzar edificios de la Alcaldía, o para la malla vial, aunque en últimas recomendó discriminar mejor los precios de lo que se iba a comprar, y posteriormente elevó una proposición de enmienda al proyecto consistente en eliminar ese código presupuestal para la remodelación del Teatro.

La defensa de la Administración

Frente a estas situaciones consideradas por Villamil, se refirió la secretaria jurídica Paula Cubillos, quien argumentó constitucional y legalmente la viabilidad del proyecto dejando clara su responsabilidad de ejecutar los recursos y llevar a cabo los procesos en debida forma.

Cubillos resaltó que el beneficio con la aprobación del proyecto de Acuerdo era para la comunidad y que iban a ser los cultores los principales beneficiarios por lo que invitó a respaldar la iniciativa.

Sin embargo, frente al Teatro Municipal la secretaria confirmó que los ojos de los entes de control están puestos sobre este proyecto y que al respecto la Contraloría determinó un hallazgo de tipo administrativo y que la idea era sacar adelante el proyecto, ante lo que no hubo cuestionamiento de ningún cabildante.

Lo que no explicó la Administración, es que según los lineamientos de la Contraloría, los hallazgos de tipo Administrativo indican fallas en la planeación, pero no por ello hay detrimento patrimonial, lo cual se configura cuando el plan de mejoramiento para subsanar los hallazgos administrativos no se ejecuta y en ese caso se determina el hallazgo de tipo fiscal, el cual se hubiera generado con la exclusión de los códigos presupuestales para la terminación del Teatro contemplados en el proyecto de Acuerdo.

LA MODIFICACIÓN

Sobre el medio día, cuatro horas y media de transcurrida la sesión, se inició la lectura del proyecto para su discusión y leído los considerandos, se decretó un receso por hora y media para que los asistentes almorzaran y se reinició con el estudio de artículo por artículo, sometiendo la proposicón de Villamil a consideración en medio de la lectura.

Pero finalmente, aunque ocho votos en contra de Johan Ávila, Felipe Barbosa, Camilo Guevara, Andrés Izquierdo, Diana Morales, Raimundo Quiroga y Ómar Sulvará, más los concejales Diego Cabrera, Edgar Castro, Arley Martínez, David Perdigón, Andrés Ubaque y Óscar Villalba que no votaron, no se aprobó la solicitud de enmienda hecha por el concejal Villamil pero luego se recortaron los recursos de la interventoría.

Lo anterior surgió de una idea presentada por el concejal Quiroga, ponente de la iniciativa, quien recomendó a la Administración reunirse para decidir que se mantuviera solamente el capital necesario para terminar la obra del Teatro y que el resto de los recursos, es decir lo de la interventoría, se distribuyera entre otras metas del plan de desarrollo previstas en el proyecto de Acuerdo, ante lo cual se decreto un receso y al retomar el concejal Quiroga presentó la proposición en la que los recursos de la interventoría se recortaron a 47 millones y la reasignación de los recursos a otras metas quedó a merced de la Administración.

Con la ajustada aprobación de nueve votos, el negativo de Barbosa, Cabrera y Villamil, y los concejales Castro, Martínez, Perdigón, Ubaque y Villalba que no votaron, se decretó un nuevo receso sobre las 3:40 de la tarde para que la Administración se reuniera. La decisión fue destinar esos recursos a Cultura y de ahí en adelante fue esperar a que llegara el acta de la reunión firmada por el alcalde, lo cual ocurrió sobre las 6:30 de la tarde.

En la última hora de la sesión, se leyó el articulado de la iniciativa y se votó el proyecto, dejando como resultado que los concejales Perdigón, Castro, Villalba, Villamil y Cabrera votaron negativo y el concejal Barrera no votó, por lo cual se impuso una ajustada mayoría.

Sin embargo, la Administración no quedó muy contenta con lo sucedido en la sesión, a pesar de que el alcalde Aldana Dimas informó en un video sobre las obras a ejecutar con la aprobación en la plenaria, pero en la tarde de ayer se reunión con sus secretarios para evaluar lo sucedido en la sesión en cuanto a la modificación.

Publicar un comentario

0 Comentarios

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES

GRAN ALIANZA DE CHEQUEADORES
Somos parte de la Gran Alianza de Verificadores (Redcheq) y contribuimos en la lucha contra la desinformación electoral

DONA AHORA

DONA AHORA
Apoya el periodismo de El Observador Siglo XXI